El poder de la imaginación (Luminous Epinoia)

Cuando era niño tenía una imaginación desbordante, pero todo el mundo decía que estaba mal, que tenía muchos pájaros en la cabeza, que tenía que poner los pies en tierra y hacerme un hombre de provecho. ¡Qué equivocados estaban! Lo correcto es enseñar a controlar y utilizar este don divino tan benéfico y provechoso. Lamentablemente casi todos los sistemas educativos reprimen la imaginación y desarrollan la memoria para convertirnos en robots, porque al poder no le interesa que seamos imaginativos para poder controlarnos mejor, porque la imaginación es muy poderosa.

El valor de una imaginación fértil, es la fuente de todo pensamiento creativo, y mucho más importante que el conocimiento; es una de las principales razones por la que la mayoría de personas no tienen éxito, porque no han aprendido a usar la imaginación. El poder de la imaginación humana es equivalente a una “manguera de fuego” en las manos de un niño de cuatro años. Para manejar esa fuerza, el animal humano necesita el soporte y guiado de los poderes basados en la fuente de esa fuerza, Sophia (la Sabiduría). Todos nacemos con una imaginación muy activa, como sucede con los niños, que viven en un mundo de fantasía durante unos años, la cual se trata de una fase normal del desarrollo de la personalidad, pero cuando los poderes de razonamiento superiores comienzan a madurar rápidamente, el niño progresa a un mundo de realismo.

Muchos jóvenes abandonan casi por completo el uso de su imaginación en esta etapa de sus vidas, y otros hacen uso de su imaginación de una manera constructiva; es aquí donde los padres juegan un papel muy importante, ya que pueden dar a su hijos alguna salida creativa para su imaginación, mientras que otras reprimen o inhiben la imaginación del niño. En realidad, cada ser humano tiene una imaginación, que puede estar reprimida, distorsionada o inactiva, pero existe, y es más potente que la fuerza de voluntad, pero cuando existe un conflicto entre ambas -imaginación y fuerza de voluntad-, siempre gana la imaginación.

PETER O’LEARY

Precisamente “Luminous Epinoia” es el título del libro que publicó el poeta Peter O’Leary profesor en el Art Institute of Chicago, nacido en 1.968 en Detroit, Michigan, y que obtuvo un Doctorado en Teología por la Universidad de Chicago Divinity School. Hace algún tiempo, O’Leary dio un curso que consistía en leer “El paraíso perdido” de John Milton, seguido de “El matrimonio del Cielo y el Infierno”, de William Blake. A su juicio, el poder de la narrativa sagrada es la única fuerza que guía y que puede dirigir la imaginación humana en su alineamiento con la Corrección de Sophia. En su libro, familia, amigos, antepasados literarios, políticos y los demonios toman su lugar en una visión dantesca del orden y la lucha. Walt Whitman, William Blake, Eurípides, William James, Georg Trakl o Emily Dickinson son presencias que sobrevuelan sus libros.

TEILHARD DE CHARDIN

El título de otro de sus libros “La fosforescencia del pensamiento” procede de un texto de Pierre Teilhard de Chardin que dice así: «Para un marciano capaz de analizar las radiaciones siderales de forma tanto psíquica como física, la primera característica de nuestro planeta no sería el azul de los mares o el verde de los bosques, sino la fosforescencia del pensamiento».

Teilhard de Chardin imaginaba «un majestuoso ensamblaje de capas telúricas» en nuestro planeta, la última de las cuales, al contacto con la «chispa de la conciencia», se inflama «hasta que todo el planeta queda cubierto de incandescencia». Hay un intento de mostrar en el poema que la conciencia humana y la naturaleza (las plantas, los animales, la Tierra) tienen destinos indisolublemente unidos. La naturaleza engendra formas según una energía particular, parece decir O’Leary en algunos pasajes, y esa particular energía mediante la cual brotan las formas animales, vegetales o terrestres es idéntica a la imaginación visionaria, que se manifiesta en poemas como este.

TRADICIÓN GNÓSTICA

Una tradición gnóstica establece que toda creación llegó a existir gracias a una imaginación primordial a la que llama “Luminous Epinoia”: Dice el libro Apócrifo de Juan 20.25.- “Y la luminuos epinoia [el poder de la imaginación] fue escondida en Adam [el genoma humano] para que los Arcontes [parásitos mentales] no pudieran alcanzar dicho poder, porque ella, la epinoia puede asistir en la corrección [puede haber una corrección] de la privación [defecto] de Sophia (la sabiduría) [su separación del Pleroma].”

El Aeon Sophia, actuando fuera del Pleroma, modifica la calibración original del Anthropos infundiéndole con la “luminous epinoia”, para el específico propósito de proveerlo con una facultad para ser usada para derrotar a los arcontes: Cuando “Pistis” vio la impiedad del gobernante jefe se llenó de cólera. Ella era invisible. Ella dijo, “tu estás equivocado, Samael”, esto es “dios ciego”. “Hay un hombre de luz inmortal que vino a la existencia antes que tú y que aparecerá entre tus formas modeladas. El te pisoteará con desprecio como se golpea la arcilla del alfarero. Y descenderás hacia tu madre, el abismo, junto con todos aquellos que te pertenecen. Para la consumación de tus obras, todo el defecto que se ha hecho visible, fuera de la verdad será abolido y dejará de ser y será como lo que nunca ha sido. Diciendo esto, Pistis puso de manifiesto la semejanza de su grandeza en las aguas y al hacerlo se retiró hacia su luz.- De esto también se habla en el libro la “Pistis Sofía” (o sabiduría fiel) del maestro Basílides Valentino.

MALDAD PURA

La agenda de los Annunaki se rige bajo el principio del miedo y la esclavitud. Según Carlos Castañeda, los magos gnósticos los denominan “Arcontes Drako”; los magos sumerios los llaman ‘Annunaki’; los brujos nahuales o videntes toltecas los nombran ‘Volador’; los chamanes zulú africanos los llaman ‘Chitauri’; los magos germánicos los nombran ‘Teufel’; los rabínos judíos lo nombran ‘Samael’; y en términos de la teología cristiana son conocidos como: Lucifer, Luzbel, Satanás, Belcebú, Diablo o Demonio ya que forman parte de la demonología y aparecen más de trescientas veces en los textos de la Biblia.

Trabajan a través de la telepatía y la sugestión subliminal, intentan desviarnos de nuestro curso apropiado de la evolución, son fuerzas que actúan a través de sistemas autoritarios, incluyendo sistemas de creencias, de manera que: causan que los seres humanos se vuelvan en contra de su potencial innato y violen la simbiosis de la naturaleza.  No son los responsables directos que nos hacen actuar de manera inhumana, (ya que el ser humano es dueño de su propio albedrío y tiene el potencial de violar la verdad de su corazón, de ir en contra de su propia naturaleza), pero a cambio los arcontes voladores, sí son los responsables indirectos de orquestar las conductas más inhumanas, llevándolas a la: violencia extrema, en típicos y extraños escenarios morbidos, macabros y siniestros, rodeados por finales con episodios caóticos. LOCURA HUMANA Los Arcontes Voladores y sus contrapartes humanas ganan control sobre la humanidad, a través de una particular convulsión que opera en la parte posterior del cerebro humano y en el campo de la visión periférica de forma simultánea.

La “captura o secuestro” de la parte trasera del cerebro humano, otorga una especie de locura, que se refleja mediante un extraño placer y fascinante poder de encanto arcóntico que puede ser detectado en las funciones del complejo R (Cercano a la Glándula Pituitaria): en el Arconte plex o Plexo Arconte. Cuando esta parte del cerebro domina a un ser humano, reemplaza o sobre-escribe los programas y patrones de adaptación del cerebro medio y del cerebro anterior, dando como resultado que…. el comportamiento humano tome una inclinación demente y un rígido doblez repetitivo. Esos textos del Nag Hamadi contienen una advertencia a la humanidad para alertarnos de que esas fuerzas pueden alienarnos o zombificarnos, hacernos traicionar y abandonar nuestra propia humanidad. En toda la “gran extrañeza” de los materiales gnósticos, la cosa más extraña de todas es sin duda la presencia de los Arcontes Voladores, aquí nos enfrentamos a un verdadero enigma.

CONFIRMACIÓN CIENTÍFICA

Pero esto no es sólo un mito gnóstico sino que además lo ha confirmado la ciencia moderna: “Científicos de la Universidad de Washington han constatado empíricamente, por vez primera, el efecto de la imaginación sobre la realidad.

A 16 personas se les pidió que buscaran en la pantalla de un ordenador una letra y que señalaran cuándo la habían encontrado imaginando al mismo tiempo una de estas dos posturas: sus manos cercanas a la pantalla o sus manos situadas a la espalda.

Los resultados del experimento demostraron que la mera visualización de una postura condiciona las respuestas del cuerpo tanto como la postura física realmente adoptada. Los científicos señalan que esto demuestra que la imaginación tiene la extraordinaria capacidad de dar forma a la realidad. Los psicólogos Christopher Davoli y Richard Abrams, de la Universidad de Washington en Saint Louis, Estados Unidos, han demostrado empíricamente, por vez primera, que el poder de la imaginación es un poder real.

Según informa la Association for Psychological Science de EE.UU. en un comunicado, de esta investigación se desprende que la imaginación es más eficiente de lo que creemos a la hora de ayudarnos a alcanzar nuestros objetivos.

En un artículo publicado al respecto en la revista Psychological Science, se explica que en un estudio realizado por el propio Davoli en 2007, se había constatado ya que los objetos situados cerca de las manos los analizamos visualmente con mayor intensidad.

Dejar respuesta