Piedras Redondas acoge la tercera de las asambleas abiertas sobre“el peligro” que corren las pensiones públicas con el PP, que llegarán en marzo a El Zapillo, Regiones y La Cañada

0

El secretario general del PSOE de Almería capital, Fernando Martínez, ha evidenciado, durante una asamblea abierta celebrada en el barrio de Piedras Redondas, “el peligro” que corre el sistema público de pensiones como consecuencia de las decisiones adoptadas por el Gobierno del Partido Popular y ha planteado las soluciones que los socialistas ponen sobre la mesa para garantizar la sostenibilidad del mismo. Estas pasan por la creación de un impuesto a la banca y otro a las transacciones financieras, además de por una mejora de las condiciones laborales de los trabajadores del país para que, de esa manera, puedan aumentar las cotizaciones con las que se alimenta el sistema.

La tercera de las asambleas abiertas organizadas por los socialistas de la capital, a la que seguirán otras en los barrios de El Zapillo (7 de marzo); Regiones (14 de marzo); La Cañada (21 de marzo) y Casco Histórico (4 de abril), fue punto de encuentro para un importante número de vecinos que han conocido de primera mano la defensa del sistema público de pensiones por parte del PSOE ya que, según ha resaltado Martínez, “constituye la política pública con mayor capacidad de redistribución de la riqueza y de reducción de las desigualdades” del país.

Privatización de las pensiones

Acompañado de la vicesecretaria general de Coordinación Territorial del PSOE de la capital, Lidia Compadre, y de la responsable de distrito, Pilar Veguillas, Fernando Martínez ha detallado las políticas adoptadas en materia de empleo por el actual gobierno del Partido Popular que han causado el desequilibrio de las cuentas de la Seguridad Social y el desmantelamiento del Fondo de Reserva con el que contaba, más conocido como la hucha de las pensiones.

Ese mecanismo de ahorro estaba diseñado para poder hacer frente al pago de las pensiones “de miles y miles de pensionistas” que se incorporarán al sistema a partir de 2023, y que forman parte de la generación del baby boom en España.

Ante el riesgo real de pervivencia del sistema de pensiones públicas en España, desde el Partido Popular están apostando por “la privatización del sector”. Se invita a la gente, según ha condenado Fernando Martínez, “a abrir planes de pensiones privados, que es algo que la mayoría de la gente, sin recursos económicos suficientes, no puede hacer”.

En concreto, han sido la reducción de salarios y la precarización del empleo, además del aumento de la edad de jubilación o la ampliación del periodo de cotización las que han llevado a una pérdida de ingresos ante la que el Gobierno de Rajoy, para pagar a los pensionistas actuales, ha echado mano de la hucha de las pensiones. De ese modo, los 66.800 millones acumulados hasta 2011, quedaron reducido a 8.000 millones en 2017, y se ha recurrido a financiación bancaria para no agotar la totalidad del dinero.

Además, la revaloración de las pensiones consiste en un irrisorio incremento anual del 0,25%, un porcentaje que queda muy lejos del nivel de inflación registrado en el país, con lo que los pensionistas pierden constantemente poder adquisitivo.

Soluciones del PSOE

Frente a esa manera de actuar, el PSOE reclama que se revaloricen las pensiones con respecto al aumento real del coste de la vida y pone sobre la mesa un conjunto de medidas para reequilibrar el sistema y eliminar su déficit estructural, entre las que se encuentran la creación de impuestos a la banca y sobre las transacciones financieras.

A eso se suma una necesaria racionalización de gastos dentro del Sistema de la Seguridad Social, la lucha contra el fraude, y un incremento de los ingresos a través de la dignificación de los sueldos de los trabajadores y trabajadoras en activo ya que, de esa manera, pueden contribuir con cotizaciones mayores.

Datos de Almería y perspectiva de género

Por su parte, la vicesecretaria general de Coordinación Territorial del PSOE de la capital, Lidia Compadre, ha sido la encargada de ofrecer datos correspondientes a la provincia de Almería que, en estos momentos, es una de las tres provincias con la pensión media más baja de España.

Esa cuantía se sitúa en unos 750 euros, un 14% menos que la pensión media andaluza y casi un 20% menos que la nacional. Como ejemplo, un pensionista almeriense cobra 412 € mensuales menos de media que un vasco.

La razón, según ha detallado Compadre, está fundamentalmente en el tipo de empleo mayoritario en la provincia. El sector industrial, con escaso peso en Almería, cuenta con mejores salarios que la agricultura, que es de donde proceden un gran número de pensionistas.

Especial mención han tenido los socialistas también para las mujeres, con peores pensiones que los hombres en España como consecuencia de la actual brecha salarial existente, la mayor precarización y temporalidad de los trabajos que desempeñan -que hacen que coticen menos que los hombres- y de una mayor entrada y salida del mercado laboral para hacer frente al cuidado de familiares.

Para combatir esa realidad, la representante del PSOE almeriense ha concluido explicando que su partido ha llevado hasta el Congreso de los Diputados la petición de una Ley de Igualdad Salarial y ha reivindicado la necesidad de seguir avanzando en medidas para alcanzar la igualdad real entre hombres y mujeres.

Almería, 23 de febrero de 2018

Dejar respuesta