¿’Pax’ de los cementerios?

Al-Hakam Morilla Rodríguez, Coordinador de Liberación Andaluza: @lascultura
«Sin justicia y sin respeto por los derechos humanos no puede haber paz». Irene Khan
La ausencia de independencia judicial, el nulo interés y respeto desde la escuela por la importancia del ejercicio social activo de la democracia; y lo más grave de todo, la cesión creciente de soberanía a un Estado autocrático y rapaz extranjero, el Vaticano – con los embusteros chacales vendidos posando en público de ‘patriotas’ entre cobardes que no les cruzan la cara – están provocando una degradación moral sin parangón desde los tiempos del inicio de la invasión castellana del Solar andalusí… los de la Picaresca, la brutalidad imperial militarista y la Inquisición (oh, discúlpenme, quise decir su ‘siglo de oro’).
Muestra de toda esta bazofía nazional-‘cristianista’, es la reciente masacre a sangre fría en Nueva Zelanda de cincuenta personas indefensas (de tres a setenta y siete años de edad) en dos mezquitillas, por parte de un fanático que se autodefine como ‘fascista y racista’. La novedad con respecto al noruego Breivik, asesino de adolescentes por decenas también con armas automáticas, la constituye la utilización de una camarita colocada en el fusil de asalto para que pareciese un vídeo-juego, hacer prosélitos y buscar emulación entre los más jóvenes (por eso de inmediato lo subió el matarife desalmado a las redes sociales).
Pues bien, toda esa ‘prensa’-basura en distintos Estados… ¡da pábulo a toda esa ciénaga criminal filofascista y difunde los crímenes! RNE al mismo tiempo, como viene siendo habitual, para evitar la empatía del ciudadano medio con las víctimas – en este caso no ‘políticamente correctas’ por tratarse de musulmanas -, intenta colocar el pestiño de una entrevista a un ‘arrepentido’ del Daesh, ese invento de las cloacas de la OTAN y el sionismo, financiado en petrodólares…
Como la cosa ha sido demasiado gorda, no falla: otro supuesto ‘yihadista’ en Holanda, y delincuente habitual con menos perfil islámico que Conchita Wurst, mata a tres civiles ¡entrando en campaña en la recta final de las elecciones municipales allí! Con tal de recrecer la abyecta ‘ingeniería social’ prototalitarista, o de tapar los excesos de sus chicos, el hediondo Gladio II o como se llame ahora, sería capaz de obsequiarnos con atentados como el de la Estación de Bolonia en su día o un nuevo incendio del Reischtag de falsa bandera para tener la excusa de fumigar comunistas, u otro Caso Scala de amargo recuerdo con el fin de desacreditar al Movimiento Libertario.  Aunque en la actualidad con los inmigrantes, al ser extranjeros y no conocer bien el idioma, resulta muy fácil pisotear sus derechos humanos… y hasta abusar sexualmente de su estado de necesidad.
Todo sea por la noble causa de divina y patriótica inspiración: concentrar el poder cada vez en menos manos, hincharse a vender más armas o conducir al caos a Venezuela, Nicaragua y Cuba (con el botín de sus recursos naturales a repartir hasta con el papa). ¡Qué son unos ‘daños colaterales’ o escabechinas de inocentes cuando pueden unos cuantos listos forrarse apostando con información ‘reservada’ en Bolsa, o el idílico panorama especulativo de las empresas de reconstrucción – y expolio -, tras liquidar a los activistas no ideológicamente afines a los ‘grandes negocios’ enfangados en sangre! ¡Por el imperio hacia dios, camaradas!
El mismo día del masivo homicidio en aquel remoto país ‘occidental’ de las antípodas orientales, la democrática y bien administrada Nueva Zelanda, a las siete y media de la mañana desayunando en una cafetería de ese Poniente almeriense tan votante de Vox y explotamoros, escucho en la barra a un descerebrado carcamal mientras presenciaba los asesinatos de niños y ancianos por televisión: ‘uno como ese hacía falta aquí’… con el silencio cómplice y la indiferencia del bar lleno de trabajadores sin conciencia ni dignidad.
¿Escucháis mucho a los políticos a derecha o ‘izquierda’ clamar contra el racismo y la xenofobia, o por los DDHH de los catalanes y las colonias de Al-Andalusía y Kanaryas? ¿En qué clase de colegios confesionalizados se ha instruido toda esa escoria inhumana, racista y mezquina? En los que venden ‘paz’ y ‘amor’ lejanos y en abstracto, mientras que en su propia casa contemporizan con perros rabiosos, e incluso les engordan. La única ‘paz’ que hemos conocido con el hipócrita monárquico-papismo opresor, enemigo de Andalucía, los Pueblos y toda forma de Humanidad desde hace más de quinientos años: la de la estructural e inducida miseria, la de las cárceles, los desaparecidos, los exilios, las fosas comunes y las cunetas…. la ‘pax’ de los cementerios.

Al-Hakam Morilla Rodríguez, Coordinador de Liberación Andaluza. Cuenta de twitter bloqueada por la censura: @lascultura. Nueva: @liberacionan

Dejar respuesta