Mujer y videojuegos: un largo camino

0
Hace algo más de dos semanas, el Día de la Mujer Trabajadora cobraba un significado especial al poner en el calendario una huelga contra las desigualdades entre hombres y mujeres en el entorno profesional. Con una gran participación, la iniciativa traspasó fronteras y ha sido noticia en el mundo entero.
Días después, parece que los ánimos se han relajado, pero hay cuestiones que siguen latentes y de las que tampoco se habló. La falta de visibilidad en el mundo tecnológico es una de ellas. Si bien en otros mercados vemos a las mujeres en altos puestos, los eSports, por poner un ejemplo, muestran muy pocas jugadoras profesionales, y es que todavía siguen siendo foco de ciberacoso por algunos participantes, los suficientes para estropear la experiencia. Lo triste es que este terreno principalmente está presidido por jóvenes, así que son las nuevas generaciones las que están perpetuando este modelo.
¿Es que no hay mujeres que juegan? Claro que sí, y tantas como hombres, sobre todo por debajo de los 40 años de edad. Casinoespanol se hacía eco unos días atrás de la interesante iniciativa de Girls in Tech, una organización sin ánimo de lucro que ha surgido a propósito de la brecha de género en aspectos tecnológicos. Revelaba además que en el sector gaming sólo un 20% de las jugadoras en salas online son mujeres. ¿No les gusta, o es que se sienten incómodas? Esta es la cuestión.
Hay quien sostiene que, al igual que pocas mujeres se ven tentadas a jugar al rugby o trabajar como albañil y pocos hombres como maestros en guardería, podría ser que el juego no interesase a un alto porcentaje de mujeres. Sin embargo, las nuevas generaciones sí presentan una igualdad en cuanto al número de jugadores y jugadoras, siempre que no sea a nivel profesional. En el mundo de los casinos en línea, tal vez la clave esté en que la imagen clásica de una ruleta, por ejemplo, sea con una bella mujer ligera de ropa justo al lado. Tal vez las mujeres también quieran ver a flamantes croupieres masculinos invitándolas a jugar. Si la oferta está correctamente orientada, sea en este terreno como en el de las portadas de títulos como Call of Duty, la visión de una mujer jugando frente a una pantalla se normalizará, y esperamos que sea inminente.

Dejar respuesta