Más de 400 profesionales sanitarios y estudiantes de la UAL analizan en una jornada los nuevos retos de la Bioética

0

Más de 400 profesionales del Sistema Sanitario Público en Almería y estudiantes de la Universidad de Almería (UAL), participan hoy en la II Jornada Provincial de Bioética, que lleva por lema ‘Nuevos retos en Bioética’. El encuentro se celebra en el Paraninfo de la UAL, con el objetivo de analizar aspectos como el respeto a la intimidad de los pacientes o los retos que se plantean al abordar el final de la vida, tanto en la edad adulta como en la pediátrica.

 

Las jornadas han sido inauguradas por la directora gerente del Servicio Andaluz, Francisca Antón, acompañada por la delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales en Almería, Francisca Serrano.

 

El encuentro está dirigido a todos los profesionales de los centros de atención primaria y hospitalaria de la provincia, con el objetivo de actualizar conocimientos en materia de ética asistencial y difundir valores como el respeto a la autonomía del paciente, la confidencialidad de la información clínica o la necesidad de apostar por un trato más humanizado, que fomente la toma de decisiones compartidas entre el paciente y los profesionales que le atienden.

 

Igualmente, en esta segunda edición se ha implicado al alumnado universitario, que debe realizar sus prácticas profesionales en centros sanitarios y que en el futuro pasará a forma parte de las plantillas de los centros de salud y hospitales, debiendo por lo tanto afrontar los retos éticos que se presentan en la asistencia sanitaria.

 

Las jornadas están organizadas de forma conjunta por los tres Comités de Ética Asistencial de la provincia de Almería, el de Almería Centro, el del Norte de Almería y el del Poniente. La jornada cuenta con ponentes especializados en Bioética, Medicina o Enfermería, que han debatido sobre la importancia de ofrecer al paciente una completa información sobre su patología y las implicaciones de someterse a determinados tratamientos, pruebas o técnicas quirúrgicas, desde el respeto a sus valores personales, religiosos o culturales.

 

La conferencia inaugural ha sido impartida por el profesor de Bioética Clínica de la Escuela Andaluza de Salud Pública y profesor asociado de la Facultad de Medicina de la Universidad de Granada, Miguel Melguizo, quien ha reflexionado sobre la planificación anticipada de decisiones en torno a la salud y la necesidad de compartir la incertidumbre.

 

Tras su intervención, se ha desarrollado una mesa de trabajo donde se han abordado aspectos como los cuidados paliativos pediátricos, los conflictos éticos al inicio de la vida o la donación de órganos.

 

La segunda mesa de debate se ha centrado en la confidencialidad de la información clínica y la protección de la intimidad de los pacientes, con especial atención al respeto a la Ley de Protección de Datos por parte del alumnado en prácticas.

 

La presidenta del Comité de Ética Asistencial del Poniente, Beatriz Guerrero, señala que “en esta segunda edición de las jornadas se ha prestado una especial atención al ámbito pediátrico, con ponencias sobre la toma de decisiones al final de la vida pediátrica o al comienzo de ella”.

 

Guerrero explica que “los Comités de Ética Asistencial analizan cada año una gran variabilidad de casos en los que se producen conflictos éticos y sus dictámenes sirven tanto para tomar una decisión en esos casos concretos, como para establecer una guía de actuación para futuras situaciones similares”.

 

Ley de Muerte Digna

 

Andalucía ha sido una de las primeras comunidades autónomas en aprobar una Ley de Derechos y Garantías de la Persona en el Proceso de la Muerte, más conocida como ‘Ley de Muerte Digna’, que regula cuales son los derechos del paciente cuando se acerca el final de su vida y que impulsa herramientas como el testamento vital. Este documento concede a la ciudadanía la posibilidad de planificar algunas de las situaciones que pueden producirse cuando afrontan la última parte de su enfermedad y no son capaces de expresarse por sí mismos. En Almería ya son más de 2.700 las personas que han formalizado ese documento.

Dejar respuesta