Más de 300 niños participan en encuentros de rugby y preminibasket en Garrucha

0

Garrucha se ha convertido un nuevo fin de semana en el epicentro del deporte infantil con más de trescientos niños participando en encuentros de ruby y preminibasket organizados por las federaciones de ambas disciplinas deportivas y a las que el ayuntamiento ha prestado su colaboración para la organización de este tipo de eventos.

Así, en el campo de fútbol Emilio Mildehauer la Escuela de Rugby de Garrucha organizó una serie de encuentros entre los equipos de Huércal Overa, Pulpí, Carboneras y la vecina localidad murciana de Torres de Cotillas, que junto al anfitrión garruchero pusieron sobre el campo a cerca de 200 chavales que disputaron partidos amistosos como antesala del encuentro de competición oficial entre los seniors de Torres de Cotillas y Huércal Overa.

A pocos metros, entre el Pabellón Polideportivo Vista Alegre y la pista central del baloncesto IES Mediterráneo, doce equipos con alrededor de unos 150 jugadores en competición de entre seis y ocho años, disputaron los partidos de la jornada de preminibasket femenino y masculino organizada bajo el paraguas de la Federación Almeriense de Baloncesto.

De Garrucha participaron el equipo femenino Zapatería Pequitas y el masculino Angus&Herefor, ambos del CD Garrucha Basket.

Desde el área de Deportes del Ayuntamiento de Garrucha se ha felicitado a los organizadores por su capacidad para movilizar y motivar a jóvenes deportistas y se les ha trasladado el ofrecimiento de la alcaldesa de la localidad, la socialista María López Cervantes, para que cuenten con “Garrucha, sus instalaciones y cualquier ayuda que se pueda prestar desde el consistorio para toda actividad deportiva que anime a los más pequeños a participar en actividades de grupo, ya sean deportivas o culturales, que permitan fomentar valores como la humildad, motivación, amistad o compromiso y que se transmiten, como en este caso, desde el rugby y el baloncesto”, ha dicho el concejal Juan Pedro Molina.

 

Dejar respuesta