Mari Carmen Crespo denuncia la “burla” de Susana Díaz al Parlamento y que Durán actúe como su “marioneta”

0

La portavoz del Grupo Popular en el Parlamento de Andalucía, Carmen Crespo, ha denunciado hoy lo que considera una estrategia de la presidenta de la Junta, Susana Díaz, para “burlar al Parlamento, intentar controlarlo y utilizarlo en interés propio”.

Crespo ha informado del “bajísimo grado de cumplimiento” de las medidas aprobadas a través de las mociones que, recordó, la Junta tiene la obligación de llevarlas a cabo. Dijo que el balance que arroja el análisis que ha hecho el Grupo Popular pone de manifiesto la “burla” del ejecutivo de Díaz al Parlamento.

La portavoz del Grupo Popular critica que la presidenta de la Junta pretenda “gobernar el Parlamento como la Junta de Andalucía” para “utilizarlo en interés propio”

Así, ha recordado que de las cuatro mociones aprobadas por el pleno que fueron debatidas a iniciativa del Grupo Popular y cuyo plazo de ejecución ya se ha cumplido, sólo una se ha llevado a cabo, sobre atención sanitaria.
Las tres mociones del PP aprobadas y no cumplidas son sobre políticas de Discapacidad, de Julio de 2016, en la que se pedía, entre otras cosas, el pago de los atrasos y el fin de los recortes a los colectivos de discapacitados; otra sobre Justicia de la misma fecha que mostraba su rechazo a los recortes y pedía el aumento de las partidas; y finalmente una sobre políticas de Juventud de enero de este año en la que se instaba a la aprobación una Ley Andaluza de Juventud.

“Los socialistas andaluces han terminado por pensar que son intocables”, dijo la dirigente popular, que lamentó que el Parlamento apruebe propuestas “de obligado cumplimiento”, como es el caso de las mociones, que luego no se llevan a cabo.

Reprochó a la presidenta de la Junta este desprecio al Parlamento, al que, dijo, “quiere utilizar en interés propio, sin respetar la separación de poderes”, punto en el que exigió “explicaciones” sobre los “contratos a dedo” adjudicados por el presidente de la Cámara, el socialista Juan Pablo Durán, tras la polémica adjudicación de un contrato institucional a la empresa en la que trabaja su sobrino.

Dijo que Díaz pretende ejercer un “control” sobre el Parlamento “convirtiendo al presidente en su marioneta”, de manera que, tal y como aparece hoy en algunos medios de comunicación, Durán se ha gastado más de 55.000 euros a través de seis contratos “a dedo” sin concurso público ni publicidad. Uno de ellos, por valor de 15.609 euros, ha sido para una empresa que cuenta como administradores a un antiguo director de los Servicios Informativos de la Oficina del Portavoz del Gobierno andaluz en la etapa de Manuel Chaves y a un ex directivo de Canal Sur.

“Ésa es la realidad que vemos en el Parlamento, la contratación de personas cercanas al PSOE-A”, espetó. Dijo que la presidenta de la Junta tiene que dar explicaciones y no puede permanecer más tiempo en silencio “porque hay muchas preguntas sobre estos nuevos contratos que han salido a la luz”.

Dejar respuesta