Los Sabandeños hacen disfrutar a su público demostrando una salud de hierro

0

El Auditorio Municipal Maestro Padilla se rindió anoche al encanto meloso de las melodías polifónicas, de raíz y ‘viajeras’, con las que el grupo Los Sabandeños obsequió a su público durante dos horas de concierto ininterrumpido. Nada desdeñable para una amplísima formación entre los que se encuentra todavía Elfidio Alonso, uno de los miembros fundadores, y que acumula 50 años de trayectoria. Los Sabandeños visitaban Almería, dentro de la programación de otoño del Área de Cultura, Educación y Tradiciones del Ayuntamiento de Almería, con su gira de las Bodas de Oro, con una propuesta musical dividida claramente en dos partes. En la primera de ellas, las isas, seguiriyas, folías y toda la musicalidad del folclore canario se desplegó en su máximo esplendor para, en la segunda, dar paso a realizar un amplio y generoso repaso a su último trabajo discográfico de boleros y también un recorrido por el cancionero latinoamericano… e incluso algo de flamenco.

Un popurrí de isas abrió la velada, para enlazar con ‘Llamadme Guanche’, bajo poema de Pedro García Cabrera, y otra mezcla de seguiriyas boleras “a las que ya hacía referencia el gran Miguel de Cervantes”, explicaba Elfidio, que hizo un amplio ejercicio didáctico en la presentación de cada uno de los temas. El viaje por las siete islas prosiguió con las ‘Folías Enamoradas’ y con el canto ‘Voces del Meridiano’, provenientes de la isla del Hierro y con una marcada influencia africana en las percusiones. Un tanguillo, la canción ‘Atlántico’, realizada “para que no se sintiera discriminado tras el ‘Mediterráneo’ de Joan Manuel Serrat” y la instrumental ‘Isa en Fa’, interpretada al timple por el director musical de Los Sabandeños, Benito Cabrera, cerraron la primera parte del repertorio.

La segunda parte de la velada fue mucho más heterogénea. El fado ‘María La Portuguesa’ sirvió de homenaje a Carlos Cano y precedió a un huapango “hermanado con la malagueña”, puntualizó Alonso. En este momento se abrió un generoso bloque dedicado a los boleros, como el de Celso Albelo, ‘Amapola’, ‘Rayito de Luna’ de Los Panchos, el famoso ‘Quizás’, del cubano Osvaldo Farrés, ‘Mirando al Mar’ de Jorge Sepúlveda y ‘Dos Cruces’ de Carmelo Larrea, todos ellos cantados con la colaboración de los asistentes. “Seguimos atropellando el flamenco”, bromeaban antes de interpretar el ‘Zorongo Gitano’ que dio paso al tramo final donde sonaron el joropo ‘Alma Llanera’, la cubana ‘Ayer’ y, como bises, el pasodoble ‘Islas Canarias’, ‘Unicornio’, de Silvio Rodríguez, y una última parrandera que dejó un gran sabor de boca y al público en pie ovacionando la entrega, el compromiso y la trayectoria histórica de una formación que tiene su futuro asegurado con nuevas incorporaciones.

Dejar respuesta