Los peatones deben circular en las aceras por el centro y no por la derecha ni por la izquierda, según la DGT

Con cierta frecuencia el peatón que transita por una acera se ha encontrado en el dilena de desplazarse hacia la derecha o hacia la izquierda en función de cómo circula el otro peatón, generalmente optando por la derecha debido a la asociación del tráfico rodado.

Pero la Dirección General de Tráfico (DGT) es bastante explícita en cuanto a la circulación de los peatones por las vías públicas.

http://www.dgt.es/PEVI/documentos/catalogo_recursos/didacticos/did_adultas/peatones.pdf

LOS PEATONES

© MINISTERIO DEL INTERIOR
DIRECCIÓN GENERAL DE TRÁFICO
SUBDIRECCIÓN GENERAL DE INTERVENCIÓN Y POLÍTICAS VIALES
UNIDAD DE INTERVENCIÓN EDUCATIVA
C/ Josefa Varcárcel, 44
28071 Madrid
www.dgt.es
Coordinación DGT: Perfecto Sánchez Pérez
DEFINICIÓN DE PEATÓN
Un peatón es la persona que, sin ser conductor, transita a pie por las vías
públicas. También se consideran peatones los que empujan cualquier
otro vehículo sin motor de pequeñas dimensiones o las personas con
movilidad reducida que circulan al paso con una silla de ruedas con
motor o sin él.
NORMAS GENERALES DE CIRCULACIÓN DE
PEATONES POR LA VÍA PÚBLICA
Los peatones deberán circular siempre
por el centro de las aceras, ni
muy pegados al borde de la calzada,
para evitar ser atropellados por
algún vehículo, ni muy pegados a las casas, por si hubiera entradas o
salidas de garajes. Tampoco caminarán por el bordillo ni invadirán nunca
la calzada, salvo para cruzarla.
Si la calle por la que se camina no tuviera acera o existiese algún
obstáculo y fuera totalmente imprescindible pasar por ese tramo, se
circulará lo más pegado posible a la pared y a ser posible de cara al
tráfico, de esta forma se podrá ver de frente a los vehículos que se
aproximan.
8
LOS PEATONES
Los niños pequeños deben ir siempre de la mano de los adultos,
procurando que jueguen o conduzcan triciclos o bicicletas en lugares
cerrados al tráfico y nunca en la calzada. Los adultos deben tener
especial cuidado cuando los niños jueguen a la pelota ya que ésta se le
puede ir a la calzada y la natural tendencia de los niños a correr detrás
de ella, hace que esta situación sea muy peligrosa. Se les debe insistir
en que no vayan a por ella y que esperen a que un agente del tráfico o
una persona mayor se la recoja.
No se deben llevar animales sueltos, pueden escaparse y producir
situaciones de peligro para otros usuarios de la vía pública.
Los peatones deben circular por los lugares reservados para ellos y no
hacerlo por los prohibidos; por ejemplo, circularán por zonas peatonales
y no lo harán por autopistas y autovías.
Estos lugares están señalizados con una
señal de obligación o de prohibición.
CIRCULACIÓN DE PEATONES POR LAS VÍAS
URBANAS
Como ya hemos explicado anteriormente, los peatones en ciudad deben
circular por las aceras, pero en algunas ocasiones es necesario cruzar
al otro lado de la calle. Vamos a estudiar ahora cómo se debe hacer para
no ser atropellados por ningún vehículo que circule por la calzada.
CRUCE DE CALLES
Cuando se pretende cruzar una calle lo primero que se debe tener en
cuenta es el lugar por el que se va a realizar. Se debe elegir el sitio más
seguro, y está claro que el lugar que más garantías ofrece es un paso
regulado por marcas viales, semáforos o agentes del tráfico.
9
Si no existe ningún paso se cruzará por el lugar en el que se tenga mejor
visibilidad, es decir por las esquinas y procurando evitar cruzar entre
vehículos aparcados.
Una vez que se ha elegido el lugar adecuado, se debe parar siempre
junto al bordillo pero sin pisarlo, para evitar ser golpeados o atropellados
por vehículos que circulen cerca del bordillo. Se mirará primero a la
izquierda, después a derecha y por último, de nuevo a la izquierda.
Después de comprobar que no viene ningún vehículo, se debe cruzar en
línea recta y lo más rápido posible, pero sin correr.
CRUCE DE CALLES REGULADAS POR SEMÁFOROS
Como norma general se debe seguir la misma secuencia que en el caso
anterior y se tendrá en cuenta la fase en que se encuentra el semáforo.
Si la fase está roja se esperará a que se ponga verde, situándose fuera
de la calzada y sin pisar el bordillo. Si se trata de un semáforo que
dispone de cajetín con pulsador, se pulsará. Si está en fase verde y
comienza a parpadear, se deberá apresurar la marcha, porque va a
cambiar a rojo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.