Los alumnos del colegio Bartolomé Flores de Mojácar celebran la Navidad con un certamen de villancicos

0

El Colegio Público de Mojácar, Bartolomé Flores, ha ofrecido su tradicional Concierto de Villancicos, para padres y amigos, realizado por los más de 360 alumnos que asisten al centro en este curso escolar 2017-2018.

A lo largo de estas últimas semanas, los escolares y sus profesores han estado ensayando y confeccionando los trajes que han servido para la representación de la felicitación escolar en estas fiestas navideñas.

Los villancicos y la puesta en escena de cada uno de ellos han sido elegidos por los niños, ayudados y orientados por sus monitores, ya que siempre cuesta un poco “decidirse” por alguno.

El Certamen de Villancicos comenzó con la representación del “Electro Navidad”, a cargo del grupo de Gimnasia Rítmica Benjamín, jóvenes promesas que muy pronto se integrarán al grupo de Gimnasia Rítmica de las mayores que también participaron el Concierto, decantándose, en ésta navidad, por la interpretación de “Jingle Bell Rock”.

Los alumnos de 3,4 y 5 años  representaron las canciones navideñas más populares como Rodolfo el Reno o La Fábrica de Santa Claus.

Los últimos cursos cantaron y danzaron al ritmo de temas navideños internacionales, ya en inglés, ante el entusiasmo y aplausos de los compañeros.

Y es que la Navidad es un momento mágico, especialmente para los más pequeños, sea cual fuera la procedencia de cada uno de ellos.

Hay que recordar que el Colegio Público Bartolomé Flores de Mojácar reúne en sus aulas 28 nacionalidades diferentes que conviven, estudian y afrontan juntos todos los retos escolares del curso.

También comparten las múltiples actividades extraescolares que les ofrece su colegio y el Ayuntamiento de la localidad a través de las diferentes ofertas deportivas y culturales del municipio.

Estas fiestas son un motivo más para divertirse en armonía y sorprender a padres y amigos.

Han trabajado mucho y hay que felicitarles porque han conseguido inundar el Pabellón Deportivo de Mojácar de música, baile y sonrisas, que es, a fin de cuentas, el idioma más internacional.

Dejar respuesta