Los almerienses esperan una media de 56 días para una operación no urgente, 59 días por debajo de la media nacional

0

Los almerienses esperan una media de 56 días para una operación no urgente, 59 días menos que la media del conjunto de pacientes del Sistema Nacional de Salud (SNS), según los datos ofrecidos hoy por el Servicio Andaluz de Salud (SAS). Asimismo, en el corte a 30 de junio, la provincia se mantiene con una  de las tasas más bajas de pacientes en lista de espera quirúrgica, con 7,42 pacientes por cada 1.000 tarjetas sanitarias, frente a las 13,65 de la media nacional.

 

A fecha de 30 de junio de 2017, los almerienses tienen una espera media de 56 días para operarse de alguno de los más de 700 procedimientos que se incluyen en el decreto de garantías con el que Andalucía fue pionera a nivel nacional en 2001, estableciendo que la demora máxima de estos procedimientos fuera de 180 días. Asimismo, según los últimos datos publicados por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, a fecha de 31 de diciembre de 2016, la espera media en el conjunto de comunidades era de 115 días.

 

En los 71 procedimientos en los que Andalucía da garantías para no superar los 120 días de demora quirúrgica, la demora en Almería es de 45 días, lo que supone 47 días menos que la media del Sistema Nacional de Salud (92 días). Fue en 2006 cuando Andalucía decidió dar un paso más para mejorar los plazos máximos en los procesos más frecuentes, como cataratas, artroscopia, prótesis de cadera, hernia inguinal o varices de miembros inferiores, entre otros, reduciendo de 180 a 120 días la espera máxima para estas intervenciones.

 

Desde diciembre de 2016, la Junta de Andalucía garantiza además que los pacientes cardiacos no esperen más de 90 días para una intervención, a través de la Orden de 2 de junio de 2016, por la que se reduce el plazo de respuesta de procedimientos quirúrgicos relacionados con la cirugía cardíaca.

 

Asimismo, el pasado mes de agosto entró en vigor la Orden de 28 de octubre de 2016 que garantiza los plazos de respuesta quirúrgica para la reconstrucción mamaria tras un cáncer y que establece un plazo máximo de respuesta de 180 días.

 

Tasas

 

La tasa almeriense de pacientes que aguardan una intervención quirúrgica se sitúa en 7,42 pacientes por cada 1.000 habitantes, mientras que la tasa media del Sistema Nacional de Salud se eleva a 13,65 pacientes por 1.000 habitantes, más de seis puntos por encima de la media de la provincia. Para calcular la tasa almeriense se tienen en cuenta los pacientes en lista de espera tanto para procesos con garantía de 180 días, como para aquellos de 120 y 90 días.

 

Ésta es la denominada ‘espera estructural’ que establece el Ministerio para medir en el conjunto del Estado la situación global de la lista de espera quirúrgica.

 

Si sólo se tienen en cuenta los 11 procedimientos quirúrgicos seleccionados por el Ministerio como los más frecuentes (y en los que Andalucía garantiza un plazo máximo de 120 días), esta tasa en Almería es de 3,36 pacientes por cada 1.000 habitantes, frente a la tasa de 5,51 pacientes por 1.000 habitantes en el SNS.

 

La sanidad pública almeriense, al igual que el resto de sistemas sanitarios, se enfrenta al reto del envejecimiento de la población, con mayor número de consultas, hospitalizaciones y cirugías en esta población. En el caso de Almería, las indicaciones quirúrgicas relacionadas con el envejecimiento de la población han subido un 6,51% en los últimos seis años. A este incremento, y a pesar de los años de crisis económica, se ha respondido con un mayor esfuerzo progresivo en el incremento de la actividad quirúrgica, que ha crecido un 8,25%.

 

Anualmente, son más de 53.000 intervenciones las que se realizan en los 51 quirófanos y 62 puestos de reanimación y despertar con los que están dotados los hospitales públicos almerienses. Además, los centros de atención primaria realizan más de 12.000 intervenciones de cirugía menor.

 

Plazos en consultas

 

Andalucía garantiza desde el año 2005 un plazo máximo de 60 días para primeras consultas en la gran parte de especialidades hospitalarias y un plazo máximo de 30 días para la mayoría de pruebas diagnósticas.

 

En lo referente a consultas, la media almeriense a 30 de junio de 2017 se sitúa en 56 días, 16 días menos que la media a nivel nacional, con una demora de 72 días a 31 de diciembre. Son más de un millón de consultas las que se atienden en los centros hospitalarios de Almería de las que 385.000 son primeras consultas. En los últimos seis años, la demanda de consultas hospitalarias se ha incrementado un 1,06%.

 

En pruebas diagnósticas, a 30 de junio de 2017, la demora media es de 23 días, si bien son datos provisionales porque se están homogeneizando actualmente los sistemas de información corporativos. A nivel nacional, estos datos no pueden compararse porque es una garantía que no tienen gran parte de las comunidades.

 

A pesar de mantener las medias andaluzas entre las mejores a nivel nacional y tener una de las tasas más bajas del conjunto de comunidades autónomas, el Gobierno andaluz sigue buscando, de la mano de los profesionales, márgenes de mejora para continuar cumpliendo los plazos establecidos y reducir los tiempos”.

 

Planes de mejora de accesibilidad

 

Los hospitales, especialmente aquellos que registran una demora más elevada que la media andaluza, han analizado pormenorizadamente su lista de espera y han diseñado planes de mejoras de accesibilidad. Se trata de una batería de acciones diseñadas a medida según las necesidades de cada hospital. Estos centros presentan unos componentes funcionales, estructurales o poblacionales que los sitúan en una posición más compleja.

 

Cada centro tendrá sus medidas concretas en función de sus necesidades y adecuando las agendas y sesiones quirúrgicas, teniendo en cuenta el aumento de indicaciones en especialidades con mayor demanda como cirugía general, traumatología y oftalmología. Todas estas medidas se desarrollarán desde el trabajo colaborativo entre los profesionales gestores y clínicos.

 

Además, se trabajará para mejorar la eficacia en los bloques quirúrgicos, incrementando el número de profesionales en las áreas en las que sea necesario, con el objetivo de aprovechar al máximo las infraestructuras. Igualmente, se incrementará, en los casos en los que sea necesario y de forma consensuada con los profesionales, la actividad quirúrgica en turno de tarde.

 

Asimismo, se realizará una información proactiva a los usuarios, que recibirán una llamada con la fecha prevista de intervención con mayor antelación. De forma generalizada además se potenciará la cirugía mayor ambulatoria en hospitales y la cirugía menor en atención primaria; se adecuarán las indicaciones a los estándares según evidencia científica, adecuando los recursos estructurales, tecnológicos y de personal.

 

En el diseño de estos planes por centros y de las medidas de acción generales se han tenido en cuenta las recomendaciones de la Comisión para mejorar la gestión de las listas de espera, creada a instancias del Parlamento de Andalucía. Esta Comisión está formada por profesionales del sistema sanitario público de diferentes servicios clínicos y provincias andaluzas, por profesionales del ámbito quirúrgico, pruebas diagnósticas y consultas externas, así como por representantes de sociedades científicas, del Consejo Andaluz de Colegios Médicos y del Consejo Andaluz de Enfermería. Durante meses, han estado trabajando en el análisis de cada uno de los centros y han propuesto recomendaciones.

 

En consultas hospitalarias, se potenciará la capacidad de resolución de atención primaria y las consultas telemáticas entre el centro de salud y el hospital. También se seguirán adecuando las consultas de los hospitales a la demanda de primaria, sobre todo en aquellas áreas más demandadas por el envejecimiento de la población, como son Traumatología u Oftalmología.

 

Dentro del Plan de Renovación de Atención Primaria y sus líneas de acción que se están ahora impulsando, se podrán solicitar además las pruebas de imagen y de laboratorio, aumentando la resolución y capacidad diagnóstica en los centros de salud.

 

Además, se impulsará la consulta de acto único de forma que las pruebas diagnósticas complementarias a una consulta hospitalaria se realizarán, siempre que sea posible, en la misma cita.

 

En cuanto a pruebas diagnósticas, se actualizarán las guías de práctica clínica consensuando indicaciones; la mejora de la rentabilidad de la tecnología disponible; la adquisición de nueva tecnología que, entre otros aspectos, permita aumentar la producción propia disminuyendo la externalización de pruebas; la ampliación de horarios; todo ello, potenciando la telerradiología y el trabajo en red. En las pruebas de laboratorio, se considera clave la definición de perfiles y alertas que indiquen la última fecha en la que se hizo esa misma prueba.

 

Asimismo, se implantará el Plan de Mejora de la Resolución Diagnóstica y de la Accesibilidad de los Pacientes en los Hospitales, entre cuyas medidas destacan ampliar el horario para realizar pruebas diagnósticas.

 

Apuesta por la transparencia

 

Todos los datos sobre listas de espera se han publicado hoy en la página web del Servicio Andaluz de Salud http://lajunta.es/12wup, continuando con el compromiso de transparencia que mantiene la Junta de Andalucía con la población andaluza.

 

Dicha información sigue siendo la más amplia del conjunto del SNS, en cuanto la normativa andaluza es la más garantista e incluye el mayor número de procedimientos quirúrgicos con un plazo máximo por Decreto, además de detallar de manera exhaustiva la situación por centros sanitarios, por provincias y a nivel regional. Igualmente, se ofrece la información total de los pacientes que tienen su garantía en vigor (únicos datos disponibles y comparables a nivel estatal) y de aquellos que han perdido este derecho. Entre los motivos que recoge el Decreto que regula los plazos, se encuentra haberse negado a operarse, no hacer acto de presencia a la citación correspondiente, de forma fehaciente, o pedir demorar la intervención quirúrgica de manera injustificada.

 

Igualmente, en los datos andaluces se informa de los pacientes en lista de espera quirúrgica transitoriamente no programable, que son aquellos que no pueden ser intervenidos por motivos clínicos que desaconsejen la intervención o a petición de aplazamiento del paciente que pueda justificarse (nacimiento o adopción de un hijo o nieto, matrimonio, fallecimiento o enfermedad grave de un familiar y otros motivos laborales o personales de fuerza mayor).

 

Además de la información disponible en la web del SAS, los andaluces y andaluzas pueden consultar su situación concreta en la lista de espera quirúrgica a través de la oficina virtual InterS@S (http://lajunta.es/12wup) y a través del servicio telefónico Salud Responde (http://lajunta.es/11jhh). Asimismo, puede dirigirse a las unidades de atención ciudadana de los centros públicos andaluces para tener esta información.

Dejar respuesta