Llegan al Puerto de Almería 94 inmigrantes subsaharianos rescatados de dos pateras en aguas del Mar de Alborán

0

Han llegado a las costas almerienses más inmigrantes que en todo el año 2017, según datos oficiales de la Policía Nacional

Agentes de la Policía Nacional en Almería han auxiliado, recepcionado, identificado y atendido en lo que va de año un total de 172 pateras que albergaban 5.608 inmigrantes. De las 172 embarcaciones, 168 han sido tramitadas por la Comisaría de Almería y 4 por la de El Ejido. Desglosados por nacionalidades, de Marruecos procedían 157 personas; de Argelia 326; y 5608 pertenecían al grupo de subsaharianos

A las dos y media de la tarde del jueves 16 de Agosto llegaban al Puerto de Almería un total de 94 inmigrantes subsaharianos que habían sido rescatados horas antes cuando viajaban a bordo de dos pateras que navegaban en aguas del Mar de Alborán. La primera fue rescatada sobre las once de la mañana y la segunda, aproximadamente una hora después. La operación de salvamento se realizó por la embarcación Salvamar Spica, que les trasladó a los módulos situados en el Puerto de Almería, donde se les aplicó el protocolo existente entre Cuerpo Nacional de Policía, Cruz Roja y Salvamento Marítimo en estos casos.

La primera asistencia la realiza Cruz Roja, que comprueba su estado de salud, siendo trasladada la persona al hospital Torrecárdenas de la capital en caso necesario. Luego son internados en los módulos portuarios en calidad de detenidos, aplicándoseles la Ley de Extranjería por vulnerar su articulado.

Al tratarse en este caso de inmigrantes subsaharianos no es posible devolverles a su país de origen, puesto que ningún país africano los reconoce como ciudadanos propios. En este caso se les notifica el acuerdo de devolución y se les pone a disposición de las ONGs “para que no queden desolados por la calle”, afirma el portavoz de la Policía Nacional, Miguel Martínez, quien añade que “el tiempo de estancia de los inmigrantes en los módulos no suele exceder de las 24 horas, poniéndose a continuación a disposición de las organizaciones no gubernamentales ONGs”.

Estos módulos de alojamiento provisional fueron construidos hace más de diez años para una primera atención de los que viajaban en pateras hasta la costa almeriense. “Su estancia no puede exceder de 72 horas, como cualquier detenido, ya que hay que tener en cuenta que son como una prolongación de los calabozos de comisaría”, según esta fuente policial.  A día de hoy han llegado a las costas almerienses más inmigrantes que en todo el año 2017, según datos oficiales de la Policía Nacional.

En el caso de otros países, como Argelia o Marruecos, con quienes sí hay convenios, se interna a los inmigrantes en un centro de extranjería a la espera de que se solucionen los problemas burocráticos para su repatriación.

Agentes de la Policía Nacional en Almería han auxiliado, recepcionado, identificado y atendido en lo que va de año un total de 172 pateras que albergaban 5.608 inmigrantes. De las 172 embarcaciones, 168 han sido tramitadas por la Comisaría de Almería y 4 por la de El Ejido. Desglosados por nacionalidades, de Marruecos procedían 157 personas; de Argelia 326; y 5608 pertenecían al grupo de subsaharianos.

La Brigada de Policía Científica en Almería ha sido pionera en la toma de muestras de ADN de quienes manifiestan una relación materno o paterno filial, para ser enviadas al laboratorio de ADN con el que cuenta la Comisaría General de Policía Científica en Madrid y elaborar un perfil genético de compatibilidad o incompatibilidad parental.

Ello ha sido así porque las mafias dedicadas a la trata de seres humanos han aprovechado el amparo legislativo para traer a España mujeres que se acompañaban de menores de corta edad manifestando que eran hijos suyos, evitando una eventual devolución a su país de origen, y obligándolas a ejercer la prostitución que no dejaba de ser el fin último.

Si el resultado muestra una incompatibilidad, dicha circunstancia se pone en conocimiento del Ministerio Fiscal, en aras a una protección inmediata del menor y puesta a disposición de los Servicios de Protección de Menores de la Junta de Andalucía.

Mientras dura la identificación de los ocupantes de las pateras, si alguno de ellos manifiesta ser menor de edad, o bien a juicio de los agentes especializados en la materia, por los rasgos físicos externos se prevé una minoría aparente, se le solicita por escrito a esta persona autorización para la práctica de las pruebas radiológicas de determinación de su edad y se pone en conocimiento del Ministerio Fiscal, quien puede autorizar o denegar la práctica de dicha prueba. De ser positiva, el traslado hasta el hospital de Torrecárdenas se realiza en vehículos sin distintivos y adoptando las medidas de protección del menor pertinentes.

Una vez que el informe del radiólogo confirma la minoría de edad, e informado nuevamente el Fiscal de Menores, se da traslado a un Centro de Menores de Almería, dependiente del Servicio de Protección de Menores de la Junta de Andalucía, y se comienza el tratamiento como M.E.N.A. ( Menor Extranjero No Acompañado), con la inscripción en el Registro Mena, y los protocolos de actuación entre la Fiscalía, Policía Nacional, y la Junta de Andalucía. Este año, han recibido el tratamiento de M.E.N.A 183 menores, desglosados en 154 subsaharianos, 22 argelinos, y 7 marroquíes.

Paralelamente policías adscritos a la Unidad Contra Redes de Inmigración y Falsedad documental (UCRIF) en Almería y agentes de la Agencia Europea de Fronteras (FRONTEX), inician una investigación tendente a la identificación de los responsables de la embarcación, que suelen ser miembros de redes organizadas que hacen de la introducción ilegal de inmigrantes por el mar Mediterráneo su “modus vivendi”.

Las pesquisas realizadas y las entrevistas efectuadas a los integrantes de todas las pateras han permitido conocer las rutas de la inmigración, para en origen tratar de paliar dicha situación e impedir que personas se lucren con el tráfico de seres humanos y detener durante este año a cuatro personas que tras recibir los pagos de los trayectos, se encargaron de organizar y patronear los botes poniendo en grave peligro a las personas embarcadas. Actualmente la mayoría de los arrestados se encuentran ingresados en prisión por delitos contra los derechos de los ciudadanos extranjeros.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dejar respuesta