LIFE+Agricarbon, elegido entre casi 500 aspirantes, permite demostrar que este sistema de producción es capaz de compensar las emisiones de CO2

0

El proyecto LIFE+Agricarbon en el que participa la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, a través del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de Andalucía (Ifapa), ha sido reconocido por la Unión Europea (UE) entre casi 500 aspirantes como el mejor trabajo LIFE en la categoría ‘Acción por el clima’, una de las tres que reciben galardones junto con las denominadas ‘Naturaleza’ y ‘Medio Ambiente’. En total, han sido nueve proyectos los distinguidos, tres por cada temática, por “su contribución a las mejoras ambientales, económicas y sociales en Europa, prestando especial atención a la innovación, replicabilidad, relevancia para la política y la rentabilidad”.

 

LIFE+Agricarbon está liderado por la Asociación Española Agricultura de Conservación Suelos Vivos (AEACSV) y, además del Ifapa, participan la Universidad de Córdoba (UCO) y la Federación Europea de Agricultura de Conservación. Su presupuesto ha sido de 2,7 millones de euros, de los que 1,2 han sido financiados por la Unión Europea.

 

La agricultura de conservación es aquella que se realiza cultivando con una mínima alteración del suelo y dejando una cobertura permanente para evitar de esta forma la erosión. Además, la rotación de cultivos contribuye a la biodiversidad. Por su parte, LIFE+Agricarbon ha servido para desarrollar y demostrar sistemas agrícolas sostenibles basados en agricultura de conservación en combinación con técnicas de precisión que promueven un uso más eficiente de la energía gracias al empleo de prácticas de guiado de tractores y de aplicación variable de insumos. De esta forma, se ha aumentado la eficiencia y productividad energética, consiguiendo un ahorro global del 18%. De otro lado, se ha conseguido capturar CO2 de la atmósfera, aumentando en casi un 60% el carbono del suelo, en comparación con la agricultura convencional.

 

El proyecto ha demostrado, además, que las técnicas respetuosas con el medio ambiente no son menos productivas que las convencionales y que la agricultura de conservación ahorra costes a los agricultores, cifrados en 60 euros por hectárea de media. Otra de las cuestiones en las que concluye es que gracias a ésta se han compensado emisiones de CO2 de más de un millón de ciudadanos europeos. Por su parte, las acciones desarrolladas por Ifapa, a cargo del equipo de la doctora Rafaela Ordóñez, del Centro Alameda del Obispo, de Córdoba, se han centrado en la verificación del efecto sumidero de la agricultura de conservación, frente a las técnicas de agricultura convencional y en la evaluación de las tasas de reducción de emisiones de CO2 a la atmósfera a medio y a corto plazo.

 

El galardón recibido por LIFE+Agricarbon se une a los ya conseguidos anteriormente, como el XVII Premio Andalucía de Medio Ambiente como mejor proyecto sobre cambio climático, y a su presentación como caso de éxito en el Programa Medioambiental de Naciones Unidas.

Dejar respuesta