Las playas de Garrucha recuperan, diez años después, su servicio de biblioteca cuando Andrés Segura era alcalde y Mari Toñi su concejala de Cultura

1

Las playas de Garrucha recuperan para esta temporada de verano su biblioteca después de que ésta fuera abandonada por anteriores gobiernos municipales del Partido Popular. “Un equipo socialista se encargó de ofrecer a la costa garruchera el servicio de biblioplaya, sin embargo, en 2008 éste despareció definitivamente y ahora queremos darle un nuevo impulso pues entendemos que buena parte del tiempo de ocio de vecinos y turistas durante el verano se pasa en la playa y es aquí donde tenemos que proponer iniciativas que complementen la actividad acuática. La biblioplaya además de posibilitar la lectura es un interesante lugar de encuentro en el que los más pequeños pueden participar en distintas actividades lo que promueve la convivencia y ayuda a hacer más amena la estancia”, destaca la alcaldesa socialista María López Cervantes.

La temporada de verano se abre este viernes, 1 de junio, con mejoras en las zonas para personas con discapacidad y pasarelas de hormigón más higiénicas. El Ayuntamiento da empleo a tres personas durante seis meses para la puesta a punto, mantenimiento y desmontaje de los servicios que se instalan cada temporada.

Desde la concejalía de Obras y Servicios Municipales, que dirige José Antonio Gallardo, se está realizando una restauración profunda de unas estructuras de acero inoxidable y vidrio que debido a la apatía de anteriores gobiernos se encontraban muy deterioradas, “pero que hemos decidido recuperar y que van a ser nuestra gran apuesta para este verano”, explica. Además se están instalando varios puntos limpios a lo largo de la costa con cuatro contenedores para la recogida de residuos orgánicos, plásticos, vidrio y papel. “Mantener limpias las playas es fundamental si queremos seguir luciendo la Q de calidad que nos fue concedida el pasado año y para ello es importante que los usuarios colaboren en este objetivo en el que la administración está obligada a poner los medios para que entre todos lo logremos”, señala Gallardo

Junto a ello, otra novedad de este año van a ser las pasarelas de hormigón que conducen a las duchas y que resultan más higiénicas que las de madera al evitar que se puedan contraer hongos.

 

Todas estas mejoras se suman a las ya introducidas durante la legislatura y que han permitido, entre otras cosas, que Garrucha sea reconocida por la Federación Almeriense de Asociaciones de Personas con Discapacidad al ser ejemplo por sus playas accesibles. En sentido, un año más las personas con problemas de movilidad contarán con sus zonas de sombra, cuyos toldos se han renovado, y sus aseos y duchas adaptadas además de sillas anfibias y las ingeniosas “barandas”, ideadas por Protección Civil para hacer más fácil la salida del agua a través de una cuerda en la que apoyarse, que le valió al Consistorio la obtención de la bandera Eco playa.

 

Para la puesta a punto de las playas, el Ayuntamiento ha contratado a tres personas por un periodo de seis meses. “Se trata no sólo de preparar la costa para el verano sino que luego hay que seguir manteniendo durante toda la temporada el mismo nivel de limpieza. El trabajo por tanto es constante y para el mismo hemos previsto utilizar medios mecánicos tres veces por semana”.

 

Por otro lado, desde este viernes se activa también el servicio de socorrismo, con un amplio horario de 11 a 20 horas, y de Protección Civil que, una vez más, afronta la temporada con personal más formado y por tanto, con capacidad para dar una mejor respuesta ante cualquier incidencia.

 

La alcaldesa de Garrucha, María López Cervantes, se muestra optimista ante la próxima temporada “en la que esperamos recibir a muchos visitantes no sólo porque el tiempo acompaña sino porque nuestras playas empiezan a estar muy valoradas por su belleza pero también por los servicios y equipamientos que ofrecen y en el que este equipo de gobierno se ha volcado”.

1 Comentario

  1. ¡Lástima! después de tres años con la biblioplaya abandonada por el actual gobierno municipal, el anuncio de su apertura para éste verano (que puede ser el último para Maritoñi en el sillón) suena a electoralismo puro y duro.
    En fin, cuando no se tienen ideas nuevas propias hay que conformarse con las ajenas. Algo es algo.

Dejar respuesta