Las inversiones en pluviales, por valor de 2,5 millones, ayudan en El Ejido a mitigar problemas de anegaciones en las zonas urbanas y rurales más sensibles del municipio

0

La lluvia torrencial muestra que las obras del Cementerio, calle Murgi con N-340 a la altura de Canalex, Balerma y el barrio de Ejido-Norte han funcionado bien al evacuar el agua de forma ordena y evitar la inundación.

Las obras de modernización y drenaje en caminos rurales, cuantificada en 1,2 millones euros en este mandato, han reducido de forma considerable que los accesos al campo quedaran impracticable.

El alcalde, Francisco Góngora, reconoce que “aunque se han dado pasos importantes hay que seguir adelante con este esfuerzo inversor porque la red sigue siendo deficitaria”.

La importante apuesta realizada por el gobierno local, a través del  Plan de Actuación de Pluviales impulsado para diagnosticar aquellos puntos más sensibles de escorrentías y corregir los problemas de impermeabilidad o anegaciones que sufren el municipio, ha supuesto una inversión hasta el momento de 1,3 millones de euros en obras que eran de necesidad imperiosa.  De hecho, con las lluvias torrenciales, que han azotado a El Ejido en el día de ayer y hoy, se ha podido constatar los primeros resultados arrojados por las obras ejecutadas, pudiendo comprobar el alcalde de El Ejido, Francisco Góngora, l concejales de Agricultura, Obras Públicas y los técnicos municipales la buena capacidad de absorción, evacuación y respuesta de las mismas.

La evaluación técnica municipal realizada tras las lluvias determina que las obras han funcionado bien al evacuar el agua recogida de forma ordenada por las conducciones que se han ejecutado, ayudando con ello a aminorar, de manera importante, las anegaciones que se han venido dando tradicionalmente en aquellos puntos más problemáticos del municipio, así como reduciendo el caudal de escorrentía, evitando que entre más agua al núcleo de El Ejido.

En Balerma, a pesar de las incidencias normales que se producen por lluvias torrenciales, las obras han permitido, sin duda, erradicar un problema endémico con la ampliación del aliviadero existente de la calle Dalías, la ejecución de uno nuevo en la prolongación de la vía San Isidoro, dándose salida del agua hacia el mar y evitando las habituales inundaciones de la Puerta del Sol.  Los resultados obtenidos en esta zona son fruto, también, de las actuaciones llevadas a cabo por DUE y Aguas de El Ejido en la Rambla del Loco. Éstas, que consistieron en la colocación de tuberías de conducción, instalación de una gran arqueta a la altura de la gasolinera y la modificación de las pendientes, han permitido cambiar el curso natural del agua y desviar el nivel de escorrentías que recogían estas ramblas para que no desemboquen en el centro de Balerma. Con estas lluvias se ha constatado que se han cumplido con los objetivos de este proyecto que, en su día, fue calificado de complejo y costoso.

De igual modo, crucial ha sido acabar con los problemas que sufría la zona del Cementerio, mediante la canalización de la Rambla de Los Aljibillos, en el tramo que discurre frente al Cementerio de El Ejido, mediante un canal abierto de unos 100 metros de longitud.

Para ello, se procedió a colocar tres tubos de polietileno de 500 milímetros de diámetro bajo la calle Murgis y la avenida Séneca en una longitud aproximada de 120 metros y un tramo final mediante canal a cielo de 30 metros de longitud. Al inicio de la canalización, se dotó de un cuenco decantador para que los arrastres de la rambla queden depositados en el mismo, evitando éstos en el tramo entubado. Mediante esta obra, se ha conseguido que las avenidas ordinarias de la Rambla de Los Aljibillos estén hoy canalizadas y puedan atravesar el Camino del Cementerio sin inundar la zona .En la misma la línea se han comportado las nuevas infraestructuras de recogida de agua de lluvia con las que se ha dotado a la calle Venta Carmona de Santa María del Águila que, de forma satisfactoria, ha conseguido evacuar el agua sin que se inunden las viviendas existentes en este barrio.

Por tanto, han sido actuaciones de vital importancia que han permitido a la concejalía de Obras Públicas junto con la Empresa de Desarrollo Urbano de El Ejido, aumentar la capacidad de absorción y evacuación de la red existente mediante  la colocación de nuevos colectores, cajones y tuberías de conducción o la instalación de nuevos imbornales.

No obstante, a pesar de los resultados, como ha explicado el alcalde, Francisco Góngora,  “hay que ser conscientes de que El Ejido  cuenta con una red de pluviales deficitaria y que restan actuaciones por realizar para solventar de forma estructural el problema de impermeabilidad del municipio”. De igual modo, ha querido reconocer que “se han dado pasos importantes con el Plan de Actuación de Pluviales, cuyo estudio apuntó a obras por valor de 10 millones de euros y una planificación de acciones a corto, medio y largo plazo a desarrollar, estando enmarcadas dentro de éste obras tan importantes para el futuro como las que habrá que llevar a cabo en la zona norte de Santa María del Águila o en la Rambla Andrés Pérez para desviar, aún más, el agua que entra de forma natural al centro de El Ejido por la rotonda Manolo Escobar”.

Un plan que, a falta de un par de meses para que se cumpla un año de vida refleja una inversión de 1,3 millones de euros que se han destinado a este tipo de inversiones en el último año, así como la finalización de obras tan urgentes como la dotación de pluviales a Balerma, el barrio de Ejido-Norte, calle Murgis con N-340, Séneca o el encauzamiento de la Rambla de los Aljibillos. De hecho, las obras de mayor calibre han sido, sin lugar a dudas, las correspondientes al barrio de Ejido Norte y Balerma, a las que ha ido a parar el 83% de la inversión económica realizada por el Ayuntamiento desde julio de 2015 hasta ahora en esta materia.

Actuaciones de drenaje en el campo

De forma paralela a la obra pública realizada por el Consistorio hay que destacar el esfuerzo de la concejalía de Agricultura en materia de modernización y drenaje de la red de caminos rurales con actuaciones que han supuesto una inversión cercana a los 700.000 euros en lo que llevamos de mandato. Entre ellas, destacan las realizadas en el camino las Chozas-Los Romanes, Carretera Cueva del Mojón, carril del Mancha, Camino Majales, Camino Tierras del Almería, Camino El Capitán, Catra San Silvestre, carretera del Alcor Castillo de Guardias Viejas, Camino El Lote, Camino San Agustín, Camino Viejo de Roquetas-Cauce La Sardina, Cauce Simón de Acién, Cauce Cortijo Arriola, Camino-Cauce El LLano de Matagorda y Camino-Cauce El Rinconcillo

Todas ellas permiten poner fin a las inundaciones que sufrían las fincas y aquellos caminos rurales que, en la época de lluvia, quedaban completamente impracticables. Asimismo, todas las actuaciones llevadas a cabo en esta materia evitan nuevas anegaciones en las fincas colindantes y reducen considerablemente los arrastres y el alto nivel de escorrentías hacia las vías urbanas de la ciudad y los núcleos de población.

Asimismo, en materia agrícola hay que reseñar el intenso trabajo que realizado por los técnicos de esta área para dotar a El Ejido de una Ordenanza Reguladora del Entorno Agrario donde se regula y detalla las características que deben de tener las estructuras agrícolas, los accesos a dichas fincas, los lindes, así como la imposición establecida de dotar de sistemas de recogida de pluviales que, como mínimo, poseerán una capacidad de  absorción de un volumen de agua de 35 litros/m2 para poder así frenar los problemas de impermeabilidad e inundaciones que está sufriendo el municipio.

Dejar respuesta