Las denuncias de IU Roquetas por los vertidos de la depuradora ya se investigan en el Juzgado

0

A la causa por los vertidos de aguas residuales en el emisario de La Ventilla se unirá la denunciada en 2010 por los mismos hechos en la Rambla del Pastor.

La denuncia realizada por Izquierda Unida ante los vertidos de aguas residuales que se están realizando en el emisario de La Ventilla, en Roquetas de Mar, ha llegado al juzgado de Instrucción número 1 de esta localidad, donde ya hay una causa abierta por otra denuncia de IU, en 2010, por hechos de estas mismas características ocurridos en la Rambla del Pastor. La formación ha sido notificada en el día de ayer por parte de la Fiscalía de estas actuaciones lo que supone que este asunto tan delicado pasa a una nueva fase de investigación.

 

La Fiscalía ha remitido los hechos al juzgado roquetero, una “muy buena noticia” para el concejal de IU Juan Pablo Yakubiuk, ya que “esto viene a darnos la razón frente a las críticas del PP, que decía que estas denuncias eran infundadas. El alcalde, Gabriel Amat, debe pedir perdón y desde el equipo de Gobierno se deben tomar medidas para que cesen estos vertidos”.

 

IU Roquetas presentó el pasado mes de noviembre de 2016 ante la Fiscalía Provincial y la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía un escrito en relación al vertido de aguas supuestamente sin tratar que emanan de la depuradora de la localidad en las playas del núcleo de Aguadulce, tras comprobar los vertidos a través de un vídeo realizado por un submarinista , en el que se ve cómo a escasos 100 metros de la playa de La Ventilla y a unos seis metros de profundidad, una tubería de hormigón de considerable diámetro vierte un caudal considerable de aguas turbias.

 

Desde Izquierda Unida se espera que la denuncia siga su curso, “pero que no se tarden siete años como está pasando con nuestra denuncia en la Rambla del pastor”, y la justicia obligue a frenar esta situación “y los roqueteros y roqueteras podamos disfrutar por fin de un verdadero ciclo integral del agua, como garantía del cuidado del medio ambiente y sobre todo de la salud de nuestros vecinos.

 

Yakubiuk asimismo denuncia el oscurantismo que existe respecto este tema por parte de la presidenta del Consorcio del Ciclo Integral del Agua del Poniente, Eloísa Cabrera, además concejala, “quien se ha negado en reiteradas ocasiones a facilitarnos información sobre los consumos eléctricos de las estaciones de bombeo de La Ventilla. Con esa información se puede comprobar si ha estado en funcionamiento de forma constante o no y comprobar los vertidos. El consumo para bombear las aguas de la depuradora a 100 metros es muy inferior a hacerlo hasta 1.500 metros y 34 metros de profundidad”.

Dejar respuesta