La selección española de balonmano conoce la esencia de Almería

0
543

La selección española de balonmano puso fin a la concentración previa a su duelo de la EHF Euro Cup ante Suecia con un día cargado de actividades, que les permitió conocer la esencia de la agricultura almeriense y recibir la bienvenida de parte del pleno municipal.

Nada más comenzar la mañana, después de una primera sesión de trabajo, el combinado que dirige Jordi Ribera puso rumbo a las instalaciones de CASI, donde su gerente, AntonioDomene, les habló sobre las cantidades de dinero que se destinan a conseguir innovaciones en el plantado de los invernaderos.

Una vez que los jugadores de la selección española degustaron los productos que salen del campo almeriense por gentileza de la cooperativa, Raúl Entrerríos se convirtió en portavoz del vestuario y destacó: «Nosotros como consumidores no reparamos en todo lo que significa sacar un producto de esta calidad». Además, al hablar sobre CASI subrayó que «está muy bien conocer cómo funciona todo» para valorar el esfuerzo de los agricultores.

El capitán de los hispanos también tuvo tiempo de valorar la estancia de la expedición en Almería. En este sentido, Raúl comentó: «Tanto yo como los demás jugadores estamos aquí maravillosamente y, sobre todo, es un buen sitio para trabajar tranquilos». Estas palabras las pronunciaba mientras recordaba su participación en los Juegos Mediterráneos 2005.

Al lado del jugador se encontraba Miguel Vargas, presidente de CASI, quien daba las gracias al combinado nacional por visitar las instalaciones y se convertía en su guía durante su presencia en la cooperativa.

Mientras tanto, otra parte de la convocatoria se encontraba en la sede de Campojoyma. En este lugar, los jugadores de la selección española de balonmano pudieron, igualmente, disfrutar de sus productos ‘bio’, además de conocer de primera mano su elaboración y producción.

Recepción en el Ayuntamiento

A la altura del mediodía, los hispanos y una representación de la selección de Suecia estuvieron en el Ayuntamiento de Almería para recibir la bienvenida de parte del pleno municipal, en un acto en el que estaban también presentes Antonio Rosales, ‘Tito’, vicepresidente de la Federación Andaluza de Balonmano y Ángeles Martínez, diputada de Deportes de la Diputación provincial.

En un abarrotado salón de plenos, el alcalde de la ciudad, Ramón Fernández-Pacheco tuvo un reconocimiento para el balonmano almeriense: «Esta es una ciudad que vive intensamente el deporte. En especial, el balonmano es un deporte que ha tenido una trayectoria al más alto nivel y que hoy tiene en la cantera a uno de sus máximos exponentes. No en vano, son más de 800 los niños y niñas que practican esta disciplina a través de las Escuelas Deportivas Municipales».

Como era de esperar, el primer edil se refirió al duelo entre España y Suecia. «Vamos a tener un día muy importante para la ciudad de Almería, un día histórico por el partido que vamos a poder disfrutar. Estamos muy ilusionados todos los almerienses», sentenciaba.

Tras el tuno de palabra para Raúl Entrerríos, capitán de la selección, y un representante del combinado visitante —que regaló un banderín al Ayuntamiento— Jordi Ribera también recordó la celebración de los Juegos Mediterráneos en 2005. En concreto, el técnico español destacó que era un honor regresar a un lugar en el que España había logrado la medalla de oro en aquel evento y en el que habían tenido una buena concentración antes de iniciar la pasada edición del Campeonato del Mundo.

Visita a Spagnolo

Tras un breve descanso en el Hotel Barceló Cabo de Gata, la selección española continúo su programa de actividades con una visita a la tienda de Spagnolo en Almería. Allí, los jugadores convocados tuvieron la oportunidad de visitar la sede y de firmar autógrafos a algunos aficionados al balonmano que se acercaron emocionados y estuvieron charlando con los hispanos sobre los clubes almerienses en los que se están formando.

El apoyo del Palacio de los Juegos Mediterráneos

Entre tanto acto, Jordi Ribera saltó a la pista del Palacio de los Juegos Mediterráneos para realizar, a las 19:00 h., la última sesión de entrenamiento previa al partido. Fue precisamente en el Palacio de los Juegos Mediterráneos donde los jugadores españoles sintieron un avance de todo el apoyo que notarán durante el choque.

Los aficionados almerienses se lo hicieron saber una vez que concluyó el trabajo y comenzó el acto de firma de autógrafos y fotografías de los jugadores que ahora disputan encuentros de la élite internacional hacia aquellos niños y niñas que se forman en distintos clubes con el sueño de algún día poder llegar al máximo nivel de este deporte.

Tras ver que la afición almeriense llevará en volandas a los hispanos cuando comience la cita de la EHF Euro Cup ante Suecia, la expedición regresó a su hotel de concentración para vivir la última noche antes del partido que cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Almería, la Diputación de Almería, la Junta de Andalucía, Foedus Agentes, CASI, Aldro energía y soluciones, Deportes Blanes, Tejera Construcciones, Publifiestas Conde, Campojoyma, Catering Alcazaba, Entorno Urbano, Autocares Alonso y Hotel Barceló Cabo de Gata.

Dejar respuesta