La Relación y Desfile de Moros punto final de las Fiestas de San Antonio 2018 en Carboneras

0

Carboneras ha despedido hoy con fuegos artificiales y  la tradicional traca final sus fiestas grandes en honor a San Antonio de Padua. Un año más las Fiestas de Moros y Cristianos de Carboneras cierra su edición de 2018 con un éxito rotundo de participación, colgando el cartel de completo en cada una de las actividades programadas.

Con una glorieta llena de vecinos y turistas, a las diez de la mañana dio inicio a la primera parte de la Relación de Moros y Cristianos, con la visita del embajador por al Castillo a pedir la rendición del ejército cristiano. Tras una fuerte discusión, se acaban citando en el campo de batalla. De allí, se trasladaron a la Playa de los Cocones, donde se produjo el desembarco de las tropas árabes a las playas de la localidad. Allí le esperan el ejército cristiano alertados de su llegada por un vigía al lugar. Tras una feroz batalla, resulta vencedor el ejército sarraceno.

La playa de los Cocones y los alrededores del Castillo de San Andrés han albergado un año más la escenificación del enfrentamiento entre el bando cristiano y moro, por hacerse con el control del castillo y la imagen del patrón.

El acto continuó por la tarde, dando lugar a un giro a favor de los defensores de San Antonio, que consiguen el triunfo final sobre los infieles. Uno de los momentos más emotivos cuando un jovencísimo Jesús López Romero, acompañado a la guitarra por Rodrigo Rodríguez, dedicó una sevillana en honor a San Antonio con motivo del centenario, despertando los aplausos de todos los presentes

 

Este año, la Relación de Moros y Cristianos a batido récord de participación comparado a años anteriores. Cerca de unas 650 personas, han desfilado por las principales calles de la localidad, infundados en sus llamativos trajes identificativos de cada una de las tropas. Sus pasos marcados por el compás de la Banda Municipal de Carboneras y de Charanga 25, que acompañaron a los moros y cristianos carboneros durante todo su recorrido, llenando de alegría cada rincón de la localidad.

 

La noche anterior, el turno había sido para el patrón de la localidad, San Antonio de Padua, quien cargado a hombros por hombres y mujeres del municipio, recorrió las calles principales, escoltado por las autoridades municipales, policía local, guardia civil y protección civil, junto a las trompas cristianas.

 

Otro de los momentos especiales se vivió en el cruce de la calle de la Iglesia y calle Sorbas con la lluvia de pétalos a la imagen del santo, mientras era alzado al cielo por sus devotos costaleros. De allí, cientos de vecinos se dirigieron a la Playa de los Cocones donde se realizó el encendido de velas en honor al patrón.

Cinco días intensos de fiestas en el que las actividades culturales, deportivas y de ocio, se han unido a las arraigadas tradiciones, dando lugar a un amplio y variado programa de actividades.

 

Para Felipe Cayuela, alcalde del municipio, “las Fiestas de Moros y Cristianos en honor a su patrón han sido todo un éxito, tanto por el apoyo de los vecinos de la localidad, que como todos los años se han volcado con todas las actividades programadas, como por el número de visitantes que han disfrutado de las fiestas más grandes del municipio. Sin lugar a dudas, nuestras fiestas en honor a San Antonio se consolidan como una de las mejores fiestas de toda la Provincia”

 

Cayuela, agradeció a “todos los vecinos y turistas que disfrutaron este año de las Fiestas de Moros y Cristianos, colgando el cartel de completo en la gran mayoría de actividades”. También quizo agradecer “al comité de fiestas por su gran labor y esfuerzo para que las fiestas salieran lo mejor posible, en este año tan especial para el patrón y para la localidad”.

Dejar respuesta