La Junta ha destinado más de 23 millones de euros a la mejora del saneamiento y la depuración de aguas en el Bajo Andarax

0

El delegado territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Antonio Martínez, acompañado por el presidente de la Mancomunidad de Municipios del Bajo Andarax, Juan Antonio Almansa, ha presentado un balance de las actuaciones  que la Junta de Andalucía ha llevado a cabo para mejorar los sistemas de saneamiento y depuración de aguas residuales en la comarca del Bajo Andarax, con una inversión que ha superado los 55 millones de euros financiados con cargo al canon autonómico y a los fondos europeos FEDER.

 

La Junta de Andalucía ha destinado 23 millones de euros a la construcción de las infraestructuras de saneamiento en el Bajo Andarax y a la ampliación de la EDAR de El Bobar en la capital. Martínez ha señalado que “el esfuerzo inversor del Gobierno andaluz y su compromiso con los ciudadanos de Almería y de su área metropolitana ha permitido la ejecución de las infraestructuras hidráulicas necesarias para garantizar que los servicios de saneamiento y depuración, de competencia municipal, puedan ser prestados con total garantía y calidad”.

 

La red de saneamiento ejecutada permite la recogida de aguas residuales de los siete municipios que forman parte de la Mancomunidad del Bajo Andarax, – que agrupa a las localidades de Benahadaux, Gádor, Huércal de Almería, Pechina, Rioja, Santa Fé de Mondujar y Viator, con una población de 50.000 habitantes-  y su tratamiento en la EDAR de El Bobar, una depuradora que ha precisado una ampliación para atender el incremento de los caudales procedentes de estos municipios y al crecimiento poblacional de la ciudad de Almería. La actuación permite aumentar la capacidad de tratamiento de aguas residuales pasando de un caudal medio de unos 32.300 metros cúbicos a unos 48.000.

 

Las obras se han llevado a cabo en dos fases. En la primera, se construyó el colector general de saneamiento, cuyo trazado coincide con el cauce del río Andarax, entre Santa Fé de Mondújar y la EDAR de El Bobar, con una longitud de 23 kilómetros de tubería. En la segunda fase, se ejecutaron 26 ramales de conexión para unir las diferentes redes de saneamiento y puntos de vertido de los siete municipios del Bajo Andarax con el colector general.

 

Además, se han instalado ramales para núcleos actuales y de futuros desarrollos en la capital, como en el Puche, Polígono Industrial Sector 20 y El Mamí, que podrán conectarse a este colector general. También se han realizado otras actuaciones complementarias necesarias para la puesta en marcha de la red como los sistemas de aireación, una estación de impulsión de aguas residuales en el término municipal de Pechina e instalaciones eléctricas y de control.

 

Antonio Martínez ha señalado que “con la puesta en marcha de estas infraestructuras se han solucionado definitivamente los problemas asociados a los vertidos de estas poblaciones y se ha mejorado la calidad de vida de sus habitantes”.

 

Por su parte, el presidente de la Mancomunidad de Municipios del Bajo Andarax, Juan Antonio Almansa, ha agradecido “la gestión, el trabajo, el esfuerzo y la inversión de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio para lograr que todos los pueblos integrados en la Mancomunidad mejoren en materia de calidad de sus aguas”. “La voluntad política de la Junta en auxilio de los municipios ha permitido que la comarca supere el lastre que suponía la insuficiencia de infraestructuras de saneamiento y depuración de aguas residuales”, ha señalado Almansa.

 

Líderes en obra pública

 

A las actuaciones en el Bajo Andarax, se suman las que la Junta ejecuta actualmente para la construcción y ampliación de estaciones depuradoras en los municipios de Huércal-Overa, Níjar y Uleila del Campo, con una inversión conjunta de 13,7 millones de euros, o las que se acometerán próximamente en la nueva EDAR de Antas, con un presupuesto de 4,7 millones. “Estas intervenciones y las que se están realizando en instalaciones sanitarias, educativas o en carreteras confirman que la Junta de Andalucía es la administración que lidera la obra pública en Almería, frente a la ausencia de inversiones y obras del Gobierno central en la provincia que, en términos de infraestructuras hidráulicas es de una extrema gravedad”, ha asegurado el delegado de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Antonio Martínez.

 

En la lista de proyectos pendientes de ejecución por parte del Gobierno central, Martínez ha incluido las obras de la desaladora del Bajo Almanzora, – que el próximo mes cumple cinco años sin reparar desde que las riadas de 2012 la inutilizaran, – la segunda fase de la desaladora de Carboneras, las conexiones desde Carboneras al Campo de Tabernas, los encauzamientos del río Adra y del río Antas o la ampliación de las depuradoras de El Ejido, Roquetas de Mar y Adra.

Dejar respuesta