La Junta expide 245 certificados de profesionalidad para reconocer la cualificación laboral de trabajadores y trabajadoras

0

Estos certificados, en su mayoría de la rama sociosanitaria, acreditan la cualificación adquirida mediante la experiencia laboral y cursos no formales.

Acreditar oficialmente las competencias profesionales que han adquirido trabajadores y trabajadoras mediante la experiencia laboral en el puesto de trabajo y/o a través de vías no formales de formación: es el objetivo del programa Acredita que desarrollan conjuntamente las Consejerías de Empleo, Empresa y Comercio y de Educación, y en el marco del cual se ha hecho entrega hoy de certificados de profesionalidad correspondientes a un lote de 245 acreditaciones de siete familias profesionales a sus beneficiarios por parte del delegado de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Miguel Ángel Tortosa López, y la delegada de Educación, Francisca Fernández Ortega.

 

Ambos delegados han felicitado a las personas que han recibido los certificados Miguel Ángel Tortosa ha destacado “que les servirán para mejorar sus currículum, revalorizar su experiencia laboral y aumentar su empleabilidad, permitiendo una mayor movilidad laboral hacia sectores emergentes”, mientras que Francisca Fernández ha explicado que “en España más del 60% de la población activa no tiene acreditación reconocida de su cualificación profesional y existe un volumen importante de aprendizaje no formal cuya falta de reconocimiento, en especial en colectivos como mujeres, inmigrantes, trabajadores desocupados, puede provocar situaciones de deficiente transición en el mercado laboral con el consiguiente riesgo de exclusión”.

 

La mayoría de los 245 certificados de profesionalidad, que corresponden a la convocatoria realizada en abril de 2014 por la que se convocaron 6.500 plazas, son de la familia profesional de servicios socioculturales y a la comunidad, que incluye atención sociosanitaria a personas en el domicilio (143 certificados) y en instituciones sociales (66), así como atención al cliente y organización de actos de protocolo en servicios funerarios (3). Le siguen la familia de edificación y obra civil, con 7 certificados de control de ejecución de obras de edificación y 3 de montaje de andamios tubulares; y la familia de sanidad, con 7 certificados (3 de transporte sanitario, 2 de tanatopraxia y 2 de atención sanitaria a múltiples víctimas y catástrofes).

 

También se han expedido 5 certificados de la familia de imagen personal, concretamente de peluquería, y otros 5 de la familia de instalación y mantenimiento (2 de montaje y mantenimiento de instalaciones de climatización y ventilación-extracción, 2 de montaje y mantenimiento de instalaciones eléctricas de baja tensión y uno de instalaciones frigoríficas); otros 3 certificados de electrónica y electricidad, concretamente de montaje y mantenimiento de instalaciones eléctricas de baja tensión; y 3 más de la rama de hostelería y turismo (2 de operaciones básicas de cocina y uno de cocina).

 

El procedimiento de acreditación y reconocimiento de la experiencia laboral y de vías no formales de formación persigue que todas aquellas personas con necesidad de acreditar su cualificación profesional mejoren las condiciones de trabajo o su inserción laboral, permitiendo la movilidad laboral hacia sectores emergentes con mayores posibilidades de empleabilidad, lo que supondrá ventajas para las personas trabajadoras, las empresas y la sociedad en general.

 

La Consejería de Empleo, Empresa y Comercio, a través de la Dirección General de Formación Profesional para el Empleo, es la competente para gestionar los procedimientos de acreditación de competencias, en colaboración con la Consejería de Educación y su Instituto Andaluz de Cualificaciones Profesionales; para expedir los certificados de profesionalidad y para gestionar y mantener el registro de certificados de profesionalidad.

los delegado de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo y de Educación junto a las personas asistentes al acto de entrega de certificados de profesionalidad.

El procedimiento de acreditación y evaluación de competencias profesionales consta de tres fases: asesoramiento, en la que se recogen evidencias del dominio profesional por parte del trabajador en las unidades de competencias a las que opta, junto con una persona asesora; evaluación, en la que una comisión evaluadora analiza el informe y la documentación aportada; y acreditación, en la que se expide la certificación de acreditación en las unidades de competencia en las que el trabajador o trabajadora ha demostrado su competencia profesional.

Dejar respuesta