La Junta destina más de 13 millones de euros al desarrollo de actuaciones en zonas desfavorecidas de la provincia para mejorar la calidad la vida de sus habitantes

La Junta de Andalucía impulsará actuaciones en 11 zonas desfavorecidas de la provincia de Almería para mejorar la calidad la vida de sus habitantes, uno de los principales objetivos de la Estrategia Regional Andaluza para la Cohesión e Inclusión Social. La Consejería de Igualdad y Políticas Sociales ha convocado la primera línea de ayudas de esta estrategia, dirigidas a los Ayuntamientos de la provincia y a la Diputación Provincial y que supondrá más de 13 millones de euros en el periodo de 2018 a 2021. El delegado territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, José María Martín, ha informado hoy de la convocatoria de subvenciones, en régimen de concurrencia no competitiva, dirigidas a entidades locales, para desarrollar actuaciones entre los años 2018 y 2021. Martín ha explicado que “en el caso de Almería estas ayudas están destinadas a los ayuntamientos de Almería, El Ejido, Níjar, Roquetas de Mar y Vícar, así como a la Diputación Provincial, para actuaciones en el municipio de La Mojonera y el importe total conjunto es de 13.078.901 euros”. José María Martín ha detallado que “la estrategia de la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales contempla 6.627.472 euros para el Ayuntamiento de Almería; 2.405.392 para el de El Ejido; 1.048.762 para el de Níjar; 1.262.904 para Roquetas de Mar; 1.006.124 euros para el Ayuntamiento de Vícar; y 728.244 euros para que la Diputación Provincial trabaje en el municipio de La Mojonera”. Por anualidades, en 2018 está previsto destinar en la provincia 2,8 millones de euros; en 2019 la cifra ascenderá a 2,3 millones y en 2020 y 2021 los ayuntamientos y la Diputación dispondrán de 3,4 millones de euros. El delegado ha subrayado que “estos fondos permitirán actuar en 11 zonas desfavorecidas contribuyendo a mejorar la calidad de vida más de 90.000 personas”. En concreto, las zonas desfavorecidas contempladas en la provincia son: Araceli-Piedras Redonas-Los Almendros, El Puche, La Fuentecica-Quemadero y Pescadería-La Chanca en la capital; Ejido Centro, Las Norias-San Agustín y Pampanico (100 Viviendas) en El Ejido; la Venta del Viso en La Mojonera; El Barranquete en Níjar; la zona de la Carretera de La Mojonera a Roquetas, en Roquetas de Mar; y La Gangosa-Vistasol en Vícar. Una estrategia transversal José María Martín ha explicado que “el plan, de carácter transversal y cofinanciado por el Fondo Social Europeo, abarca las distintas políticas sectoriales que las administraciones autonómica y local desarrollan en estos territorios, entre las que destacan las relativas a la inserción socio-laboral de las personas en situación o en riesgo de exclusión social”. En la elaboración de esta estrategia han participado las consejerías con competencias en educación, salud, empleo, vivienda y justicia, así como el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía. Además se han tenido en cuenta más de 400 entrevistas realizadas a los agentes sociales de cada zona. La estrategia arranca con dos convocatorias de ayudas que se abrirán este año. La primera, ésta dirigida a entidades locales ya convocada, para reforzar el personal de los servicios sociales comunitarios en las zonas de intervención. La segunda, para entidades privadas sin ánimo de lucro. El delegado de Igualdad, Salud y Políticas Sociales ha subrayado que “las zonas incluidas en el documento han sido seleccionadas teniendo en cuenta indicadores como la tasa de paro, la población inmigrante, la prestación de servicios públicos educativos y sanitarios y la existencia de problemas de seguridad y convivencia, entre otros”. Las áreas seleccionadas están, en su mayor parte, en entornos urbanos con elevada concentración de población en situación vulnerable y afectados por la existencia de barreras físicas. La intervención se desarrollará bajo los criterios de participación de la ciudadanía, la integración de la perspectiva de género y el fomento de la solidaridad, la equidad, la interculturalidad y la diversidad, con un enfoque centrado en las personas y las familias. Partiendo de estos principios, se establecen cuatro grandes ejes: desarrollo económico y sostenible; políticas públicas para el bienestar y la cohesión social; mejora del hábitat y la convivencia, y trabajo en red para la intervención social comunitaria. Entre las medidas concretas que se desarrollarán destacan las dirigidas evitar la ejecución de desalojos por el impago de alquileres o hipotecas; incrementar la empleabilidad, con especial atención a las mujeres; favorecer el comercio local; impulsar la economía social y solidaria; incrementar la dotación de equipamientos deportivos, culturales y sociales, y constituir una red de profesionales para apoyar la actuación en las zonas y reforzar el intercambio de conocimientos y experiencias. El proyecto se desarrollará a través de Planes Locales de Intervención en Zonas Desfavorecidas, que elaborarán los ayuntamientos y, en el caso de municipios de menos de 20.000 habitantes, las diputaciones provinciales. Serán aprobados por la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales con una duración mínima de cuatro años e incluirán un diagnóstico de la zona, las medidas par alcanzar los objetivos propuestos, los recursos necesarios y el perfil de las personas y grupos a los que van dirigidos.

0

La Junta de Andalucía impulsará actuaciones en 11 zonas desfavorecidas de la provincia de Almería para mejorar la calidad la vida de sus habitantes, uno de los principales objetivos de la Estrategia Regional Andaluza para la Cohesión e Inclusión Social. La Consejería de Igualdad y Políticas Sociales ha convocado la primera línea de ayudas de esta estrategia, dirigidas a los Ayuntamientos de la provincia y a la Diputación Provincial y que supondrá más de 13 millones de euros en el periodo de 2018 a 2021.

El delegado territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, José María Martín, ha informado hoy de la convocatoria de subvenciones, en régimen de concurrencia no competitiva, dirigidas a entidades locales, para desarrollar actuaciones entre los años 2018 y 2021. Martín ha explicado que “en el caso de Almería estas ayudas están destinadas a los ayuntamientos de Almería, El Ejido, Níjar, Roquetas de Mar y Vícar, así como a la Diputación Provincial, para actuaciones en el municipio de La Mojonera y el importe total conjunto es de 13.078.901 euros”.

Las acciones se incluyen en la Estrategia Andaluza para la Cohesión e Inclusión Social, que ha convocado una línea de ayudas para los Ayuntamientos y la Diputación Provincial.

José María Martín ha detallado que “la estrategia de la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales contempla 6.627.472 euros para el Ayuntamiento de Almería; 2.405.392 para el de El Ejido; 1.048.762 para el de Níjar; 1.262.904 para Roquetas de Mar; 1.006.124 euros para el Ayuntamiento de Vícar; y 728.244 euros para que la Diputación Provincial trabaje en el municipio de La Mojonera”.

 

Por anualidades, en 2018 está previsto destinar en la provincia 2,8 millones de euros; en 2019 la cifra ascenderá a 2,3 millones y en 2020 y 2021 los ayuntamientos y la Diputación dispondrán de 3,4 millones de euros.

 

El delegado ha subrayado que “estos fondos permitirán actuar en 11 zonas desfavorecidas contribuyendo a mejorar la calidad de vida más de 90.000 personas”.  En concreto, las zonas desfavorecidas contempladas en la provincia son: Araceli-Piedras Redonas-Los Almendros, El Puche, La Fuentecica-Quemadero y Pescadería-La Chanca en la capital; Ejido Centro, Las Norias-San Agustín y Pampanico (100 Viviendas) en El Ejido; la Venta del Viso en La Mojonera; El Barranquete en Níjar; la zona de la Carretera de La Mojonera a Roquetas, en Roquetas de Mar; y La Gangosa-Vistasol en Vícar.

 

Una estrategia transversal

 

José María Martín ha explicado que “el plan, de carácter transversal y cofinanciado por el Fondo Social Europeo, abarca las distintas políticas sectoriales que las administraciones autonómica y local desarrollan en estos territorios, entre las que destacan las relativas a la inserción socio-laboral de las personas en situación o en riesgo de exclusión social”.

 

En la elaboración de esta estrategia han participado las consejerías con competencias en educación, salud, empleo, vivienda y justicia, así como el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía. Además se han tenido en cuenta más de 400 entrevistas realizadas a los agentes sociales de cada zona.

 

La estrategia arranca con dos convocatorias de ayudas que se abrirán este año. La primera, ésta dirigida a entidades locales ya convocada,  para reforzar el personal de los servicios sociales comunitarios en las zonas de intervención. La segunda, para entidades privadas sin ánimo de lucro.

 

El delegado de Igualdad, Salud y Políticas Sociales ha subrayado que “las zonas incluidas en el documento han sido seleccionadas teniendo en cuenta indicadores como la tasa de paro, la población inmigrante, la prestación de servicios públicos educativos y sanitarios y la existencia de problemas de seguridad y convivencia, entre otros”.  Las áreas seleccionadas están, en su mayor parte, en entornos urbanos con elevada concentración de población en situación vulnerable y afectados por la existencia de barreras físicas.

 

La intervención se desarrollará bajo los criterios de participación de la ciudadanía, la integración de la perspectiva de género y el fomento de la solidaridad, la equidad, la interculturalidad y la diversidad, con un enfoque centrado en las personas y las familias. Partiendo de estos principios, se establecen cuatro grandes ejes: desarrollo económico y sostenible; políticas públicas para el bienestar y la cohesión social; mejora del hábitat y la convivencia, y trabajo en red para la intervención social comunitaria.

 

Entre las medidas concretas que se desarrollarán destacan las dirigidas evitar la ejecución de desalojos por el impago de alquileres o hipotecas; incrementar la empleabilidad, con especial atención a las mujeres; favorecer el comercio local; impulsar la economía social y solidaria; incrementar la dotación de equipamientos deportivos, culturales y sociales, y constituir una red de profesionales para apoyar la actuación en las zonas y reforzar el intercambio de conocimientos y experiencias.

 

El proyecto se desarrollará a través de Planes Locales de Intervención en Zonas Desfavorecidas, que elaborarán los ayuntamientos y, en el caso de municipios de menos de 20.000 habitantes, las diputaciones provinciales. Serán aprobados por la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales con una duración mínima de cuatro años e incluirán un diagnóstico de la zona, las medidas par alcanzar los objetivos propuestos, los recursos necesarios y el perfil de las personas y grupos a los que van dirigidos.

Dejar respuesta