La Junta de Andalucía reconoce la labor de 60 centros educativos almerienses por su modelo de gestión de la cultura de la paz

0

La delegada territorial de Educación, Francisca Fernández, ha entregado esta mañana los Certificados de reconocimiento a 60 centros educativos promotores de la convivencia positiva y que han desarrollado activamente valores, actitudes, habilidades y hábitos en esta materia, en un acto celebrado en la Delegación del Gobierno, en el que ha estado acompañada por el Gabinete provincial de asesoramiento de la Convivencia y la Cultura de la Paz.

La delegada territorial de Educación ha entregado los certificados de reconocimiento en un acto en la Delegación del Gobierno.

Durante el acto, Fernández no sólo ha puesto en valor el modelo de gestión de la cultura de la paz de todos estos centros, sino que además forme parte del día a día del proyecto educativo que se desarrolla en ellos como instrumento de mejora de la calidad de la educación. Y por tanto, ha indicado que “estos diplomas suponen un reconocimiento a todos los centros que promueven valores democráticos, competencias personales y sociales que redundan en una convivencia positiva, así como actitudes de solidaridad, cooperación y respeto a la diversidad”

 

Todos los centros educativos desarrollan su propio “Plan de Convivencia”, una herramienta educativa ofertada en forma de plan de trabajo integral que da a conocer la respuesta educativa de los centros de cara a fomentar la buena convivencia del centro, no sólo desde una perspectiva funcional sino también educativa, formando al alumnado en las correctas prácticas sociales. Entre los objetivos más destacados de este plan resalta la promoción de la cultura de paz, la prevención de la violencia  y la mejora de la convivencia en el centro.

 

Junto al plan citado anteriormente coexiste en la oferta educativa de los centros educativos almerienses la Red Andaluza “Escuela: Espacio de Paz”, a la que pertenecen 264  centros de la provincia. Se trata de un programa educativo, de carácter transversal e indisciplinar que aborda el desarrollo de la Cultura de la Paz en el ambiente escolar. Entre sus diversos ámbitos de actuación destacan la mejora desde la gestión y organización; el desarrollo de la participación; la promoción de la convivencia (desarrollo de valores, actitudes, habilidades y hábitos);la prevención de situaciones de riesgo para la convivencia; intervenciones paliativas ante conductas contrarias o gravemente perjudiciales para la convivencia; la reeducación de actitudes y la restauración de la convivencia.

En el acto, la delegada ha asegurado que la naturaleza de ambos programas radica en la prevención, siempre desde un prisma educativo, “educando a nuestro alumnado en la cultura de la convivencia positiva, propiciando el aprendizaje de conductas pacíficas de convivencia, posibilitando el desarrollo de un alumnado crítico, sensibilizado con el medio que les rodea y fomentando el desarrollo de valores y actitudes sociales que sean constructivas para la sociedad y orientadas hacia el bien común”. Y ha finalizado subrayando que el trabajo tendrá la doble recompensa de “la excelencia profesional y de la contribución a que el alumnado se impregne de esos valores tan necesarios para vivir en paz en sociedades más justas, igualitarias y democráticas”. La delegada también ha señalado que los programas de Cultura de Paz están estrechamente relacionados con el Plan de Igualdad y las actuaciones en materia de atención a la diversidad del alumnado que desarrollan los centros educativos.

 

Los 60 centros premiados acogidos a la Red Andaluza “Escuela: Espacio de Paz” son aquellos que habiendo realizado su memoria de participación, y después de solicitar su reconocimiento como centros promotores de convivencia positiva (Convivencia+) se les ha valorado, estimándoles la labor en esta área, lo que les permitirá no solo tener un reconocimiento a sus buenas prácticas educativas y modelo de gestión de la cultura de la paz, sino también una asignación de un suplemento económico para la realización de actividades dirigidas a la mejora de la convivencia escolar. La cuantía máxima es de 3.000 euros por centro en función de la valoración recibida según el baremo establecido.

Dejar respuesta