La Guardia Civil investiga a dos roqueteros que portaban 500 kg de mandarinas sustraídas

0
112
La Guardia Civil lleva a cabo esta actuación dentro de los servicios preventivos en el marco del “Plan contra el robo en instalaciones agrícolas y ganaderas”. La Guardia Civil sorprende a estas dos personas trasladando cajas de mandarinas en un vehículo por la autovía A-7. El conductor del vehículo simula una identidad falsa presentando un permiso de conducción que no era suyo.

A primera hora del pasado día 15, agentes de la Guardia Civil de Almería han investigado a dos personas, dos vecinos de la localidad de Roquetas de Mar (Almería), como presuntos autores de un delito de hurto en explotaciones agrícolas y ha procedido a la detención de I.D.B., de 43 años de edad por un presunto delito de usurpación de identidad y otro contra la seguridad vial.

La Guardia Civil lleva a cabo esta actuación dentro de los servicios preventivos en el marco del “Plan contra el robo en instalaciones agrícolas y ganaderas”. La Guardia Civil sorprende a estas dos personas trasladando cajas de mandarinas en un vehículo por la autovía A-7. El conductor del vehículo simula una identidad falsa presentando un permiso de conducción que no era suyo.

Esta actuación es resultado de los servicios preventivos establecidos por la Guardia Civil dentro del marco del Plan contra el robo en instalaciones agrícolas y ganaderas.

 

La actuación tuvo lugar el pasado día 15, cuando los agentes de la Guardia Civil en cometidos de seguridad ciudadana por la autovía A-7, observan circular un vehículo, el cual se puede ver que circula muy cargado, realizando indicaciones a su conductor para que detenga el vehículo en lugar seguro.

 

Los agentes comprueban como el vehículo va ocupado por dos personas, a la vez que se inspecciona el vehículo, comprobando como en el interior transportaban gran cantidad de mandarinas, productos de campo, linternas frontales para la cabeza y tenazas.

 

Tras las primeras indagaciones realizadas al respecto, los identificados informan a los agentes que la mercancía había sido comprada en un puesto de venta de Murcia, si bien no dan ningún tipo de información ni documento que acredite esta circunstancia, ni su procedencia legal.

 

Preguntados por más datos del puesto de venta que les ha entregado la mercancía, no dan más datos al respecto,

 

Los agentes proceden a identificar a estas personas, aportando sólo uno de ellos un permiso de conducción extranjero, por lo que ante las sospechas de la procedencia de las mandarinas así como para la identificación de la segunda persona que no portaba documentación personal, la fuerza actuante se traslada a dependencias oficiales, donde pueden comprobar que estas personas cuentan con antecedentes y detenciones anteriores por diferentes delitos contra el patrimonio.

 

La fuerza actuante al comprobar los antecedentes comprueba en una reseña que la persona que se ha identificado con el permiso de conducción extranjera no corresponde con esa identidad, el cual se sincera con los agentes comunicándoles que tenía una pérdida de vigencia total en su permiso de conducción español.

 

Finalmente la Guardia Civil investiga a estas dos personas como presuntos autores de un delito de hurto, a la vez que procede a la detención de I.D.B., como presunto autor de un delito de usurpación de identidad y otro contra la seguridad vial, se interviene el producto encontrado 500 kilogramos de mandarinas.

 

Acto seguido, la Guardia Civil inicia las averiguaciones sobre la procedencia y propiedad de la mercancía, siendo imposible localizar al legítimo propietario, al ser un producto perecedero, ha sido entregado al Asilo de Huércal Overa (Almería).

 

Las diligencias instruidas por la Guardia Civil, han sido puestas a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de Guardia de Huércal Overa (Almería).

Dejar respuesta