La Guardia Civil detiene a un ex oficial de policía ruso reclamado por las autoridades judiciales de su país

0

La Guardia Civil, en la denominada Operación BYKOV, ha detenido a un súbdito ruso de 29 años de edad, reclamado por las autoridades judiciales de ese país, acusado de introducir grandes cantidades de cocaína en Rusia.

Está acusado de pertenencia a banda organizada y de introducir grandes cantidades de cocaína en Rusia.

Esta persona llegó a ejercer en su país como oficial de policía, organizando y supervisando una organización criminal dedicada a la introducción y distribución de estupefacientes a gran escala.

La investigación sobre esta persona se inicia a solicitud del enlace del Ministerio del Interior ruso en España.

Concretamente, en una de las acciones de esta organización, se detectaron más de 35 kilos de cocaína disuelta en botellas de ron procedentes de República Dominicana en el aeropuerto de San Petersburgo.

La investigación se inició tras recibir la Guardia Civil una solicitud de colaboración del enlace del Ministerio del Interior ruso en España para localizar y detener a V.B, que tras ser desarticulada la organización criminal de la que formaba parte activa en su país, supuestamente huyó refugiándose en España.

Equipo de Huidos de la Justicia

Una vez que la Guardia Civil tuvo conocimiento de estos hechos, asumió la investigación el Equipo de Huidos de la Justicia de la Unidad Central Operativa, centrando inicialmente la misma en el entorno más íntimo del huido, incluso su círculo familiar, de los que rápidamente se pudo constatar que algunos de ellos viajaban regularmente a Barcelona, con la posibilidad de que fuese para visitar al huido.

De esta manera, el Equipo indicado, junto con agentes de la Guardia Civil destinados en la Zona de Cataluña, iniciaron un exhaustivo seguimiento durante varios meses a estas personas que viajaban a Barcelona, hasta que finalmente se pudo dirigir la investigación a  un posible domicilio utilizado por V.B en la localidad gerundense de Platja D´Aro.

Centradas las vigilancias en ese domicilio, se observó como un individuo con los mismos rasgos físicos que el huido abandonaba el mismo, momento en el que fue identificado y detenido por los investigadores, portando en el momento de su detención un pasaporte falsificado a nombre de un ciudadano ucraniano.

El detenido fue puesto a disposición del Juzgado Central de Instrucción nº 4 de la Audiencia Nacional quien ha decretado su ingreso en prisión a la espera de ser extraditado.

Dejar respuesta