La Guardia Civil auxilia en Roquetas de Mar a un bebé de un año de edad que había quedado solo en un aparcamiento público

0

La tarde del pasado día 2, agentes de la Guardia Civil de la Comandancia de Almería, auxilian a un bebé de un año de edad, al cual sus padres por error, dejaron solo montado en su carrito junto al vehículo, estacionado en los aparcamientos de un centro comercial de la localidad de Aguadulce-Roquetas de Mar (Almería).

Los agentes localizan a un bebé de un año montado en su carrito, junto a un vehículo aparcado en un estacionamiento público de la localidad de Roquetas de Mar. Tras varias averiguaciones, los agentes comprueban que el vehículo junto al que se encontraba el bebé, podría ser de algún familiar, iniciando las pesquisas para su localización. A los pocos minutos se persona en el lugar el padre del bebé, quien aclara a los agentes la confusión entre él y la madre.

La actuación de la Guardia Civil se inicia sobre las 18’40 horas del día 2, cuando los operadores de la Central Operativa de Servicios (C. O. S. – 062) de la Comandancia de la Guardia Civil de Almería, reciben el aviso de una persona alertando de la situación en la que se encuentra un bebé de escasamente un año.

 

Una vez en el estacionamiento indicado por esta persona, los agentes se entrevistan con la misma, la cual indica que ha encontrado el bebé en el carro solo, por lo que lo ha puesto en conocimiento de la Guardia Civil, y ha permanecido junto al bebé hasta la llegada de los agentes.

 

Los agentes observan un carrito en el que se encuentra un bebé solo en los aparcamientos del centro comercial, siendo ya de noche, con el peligro que entraña para la integridad de la menor.

 

Dado que ninguna persona adulta y responsable del menor se encuentra junto al bebé, los agentes se hacen cargo de la niña y la retiran de la zona de estacionamiento con la finalidad de quitar a la menor del tránsito de vehículos que entran y salen del aparcamiento.

 

Posteriormente la Guardia Civil inicia las actuaciones para la localización de los padres de la menor por los comercios cercanos, si bien no localizan a ninguna persona responsable de la niña.

 

De manera paralela se inician averiguaciones con el vehículo junto al que se encontraba la menor, dado que el mismo lleva instalada en los asientos traseros una sillita de bebé, consiguiendo confirmar que el propietario del turismo es el padre de la menor, persona que instantes después hace acto de presencia en el lugar.

 

Tras comprobar que se trata del padre del bebé, este pone en conocimiento de los agentes que iba junto con la madre, que ambos se bajaron del vehículo, preparando también al bebé en el carro, momento en el que cada uno se marchó para realizar diferentes gestiones, entendiendo que uno por el otro se harían cargo del bebé, si bien por descuido de ambos la menor se quedó sola en el aparcamiento.

 

Poco después llega al lugar la madre de la menor en gran estado de nerviosismo, quien coincide con el padre y reconoce el error de ambos, dando por entendido que el uno y el otro daban por hecho que la otra parte era quien se iba a llevar a la menor.

 

Tras tranquilizar a los progenitores de la menor debido al estado de nervios de la situación, la menor queda a su cargo, continuando los agentes realizando cometidos de seguridad ciudadana por Roquetas de Mar.

Dejar respuesta