La Escuela de Adultos de Verdiblanca acaba el curso con actividades didácticas

0

Motivación, ganas de aprender y mucho esfuerzo. Este es el denominador común de los 25 alumnos y alumnas con necesidades educativas especiales que han acabado el curso 2017/2018 en el Aula de Educación Permanente de Adultos de la Asociación de Personas con Discapacidad Verdiblanca, que funciona a través de un convenio con la Delegación Territorial de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía en Almería, y que este año ha inaugurado un espacio nuevo más amplio que el anterior.

La mayor parte de este alumnado tiene diversidad funcional intelectual, entre los 19 y 62 años de edad, y con un gran interés por formarse para hacer efectiva su normalización e inclusión social. En el curso que acaba de finalizar con una fiesta didáctica en la que ha habido recital de poesía, representaciones teatrales, lecturas y actuaciones de piano del propio alumnado, se han impartido semanalmente clases de inglés y conocimientos básicos de informática.

Las materias impartidas durante el curso giran en torno a lengua, matemáticas, conocimiento del medio, geografía e historia. Para la responsable del aula dependiente de la Junta de Andalucía, Julia Simón, “con este acto de fin de curso y entrega de diplomas se pretende recompensar su asistencia, su constancia, su enorme interés y su gran capacidad de aprender. Por este motivo -añade Simón Lozano-, el curso que viene queremos reforzar a la oferta formativa un grupo de Tecnología de Información y la Comunicación (TIC)”. El Aula de Educación Permanente de Adultos de Verdiblanca pertenece a la Sección Azorín del Centro Educación Permanente 500 Viviendas, dependiente de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía.

En la actualidad el Aula de Verdiblanca atiende a alumnado que forma parte del tejido asociativo de la entidad así como a usuarios y usuarias del Centro Ocupacional ‘Juan Goytisolo’ de esta entidad, además de a vecinos y vecinas de esta zona geográfica de la ciudad. Para el presidente de Verdiblanca, Antonio Sánchez de Amo, “esto demuestra la clara vocación de apertura hacia el barrio y quienes necesitan esta atención; lo que nos ha motivado este año a tomar la decisión de habilitar un espacio más amplio para alojar a más alumnado”.

Su funcionamiento es el propio de cualquier centro con un alumnado diverso, con motivaciones y niveles distintos, que aprenden a su ritmo en grupos reducidos; y a quienes Verdiblanca también presta un servicio de transporte adaptado puerta a puerta para facilitar su asistencia.

Dejar respuesta