La edil socialista Carmen Núñez afirma que “hasta el PP sabe que lo económico no justifica quitar El Pingurucho y por eso nos oculta el informe desde hace 9 meses”

0

La viceportavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Almería, Carmen Núñez, ha asegurado que “hasta en el equipo del Partido Popular saben que el apartado económico no sirve de justificación para eliminar El Pingurucho de la Plaza Vieja” y que, por ello, “llevan ocultándonos el informe desde hace nueve meses”. Para los socialistas esa ocultación de la información solicitada evidencia “o que no existe la valoración como tal de la que se habla o que se hizo sin rigor para que el alcalde, principalmente, pueda tener un argumento inútil y más que débil ante un asunto en el que está adoptando decisiones unilaterales en contra de buena parte de la sociedad civil”.

Fue el 11 de julio de 2017 cuando desde el Grupo Municipal Socialista se solicitó por escrito el documento elaborado, sin que hasta el momento se haya atendido esa petición ni las reiteraciones telefónicas posteriores, después de que en el pleno celebrado a principios de ese mismo mes de julio se anunciara la existencia de esa valoración por parte del ex concejal del área de Fomento.

“En estos nueve meses, que se dice pronto, la nueva concejala del área también ha seguido dando la callada por respuesta al principal partido de la oposición”, ha resaltado Núñez. En ese sentido, ha afirmado que “para el PSOE municipal nunca va a servir de excusa lo económico para quitar El Pingurucho de la Plaza Vieja, porque de lo que estamos hablando en este asunto es del reconocimiento a la libertad junto al Ayuntamiento, que es la casa de todos los almerienses, y de la seña de identidad en el que el monumento se ha convertido dentro del espacio que ocupa”.

¿Plaza llena de terrazas?

No obstante, ha continuado, “exigimos que se nos facilite el informe de impacto económico que supuestamente ha sido realizado por parte del equipo de gobierno, que resulta ser juez y parte en este tema, para poder contrastar los datos que recoge y poder rebatir las cuestiones contempladas”. Esa misma reclamación “sobre lo que se ha convertido ya en un informe fantasma” está llegando también desde otros colectivos vecinales al Ayuntamiento y cabe destacar que tampoco se ha entregado formalmente en ninguno de los foros de debate a los que el PP ha acudido a tratar de defender “su peregrina idea”.

Y es que, ha remarcado Carmen Núñez, “aunque para el PSOE ni todo el dinero del mundo justifica el traslado de El Pingurucho, resulta vergonzoso que el PP se agarre como un clavo ardiendo al posible incremento de ingresos por actividad en la zona que supone, a todas luces, una cifra irrisoria”. Los 220.000 euros que se han sostenido públicamente, ha ejemplificado Núñez, suponen “poco más de lo que se gasta el Ayuntamiento en material de oficina en un año”.

Así las cosas, los socialistas han enfatizado que “lo que tenemos que saber es si para conseguir ese beneficio económico estarían dispuestos a quitar El Pingurucho, pero para sustituirlo por una Plaza Vieja llena de terrazas o si lo que plantean es llevarse allí todos los conciertos organizados por el Ayuntamiento para los que, hasta el momento, no ha molestado el monumento y que, además, también podrían celebrarse en espacios creados recientemente como el del recinto ferial o la explanada del Mesón Gitano”.

“Ninguno de esos dos escenarios tendría sentido y se vería claramente cómo se está manipulando una información económica con la única finalidad de contar con una excusa para cubrir una decisión caprichosa, con un fuerte carácter ideológico, del alcalde de Almería”, ha añadido. “Mucho tendría que explicar el alcalde sobre qué valores le mueven personalmente cuando tanto le molesta la presencia frente a la Casa Consistorial de un monumento que representa la Libertad y la Democracia al margen de cualquier color político”, ha sentenciado.

Un proyecto no vinculante

Para concluir, Carmen Núñez ha querido dejar claro al alcalde y sus concejales “que tampoco les sirve en esta historia recurrir al proyecto inicial elaborado por la Junta de Andalucía para la urbanización de la Plaza Vieja” ya que ese documento “no era vinculante de cara a las obras que el propio Ayuntamiento decida acometer”.

“Si el monumento a Los Coloraos desaparece, o los árboles de la Plaza Vieja se quitan, es una decisión que únicamente es responsabilidad del equipo de gobierno del Partido Popular, que tiene que empezar a demostrar más madurez y a actuar con menos confrontación a la hora de abordar este tema”, ha concluido.

Dejar respuesta