La concejala virtualmente adscrita a Roquetas SÍ, María José López Carmona, anuncia su apoyo a la bajada del IBI para el municipio de Roquetas de Mar

0

El próximo lunes se ha convocado Comisión Informativa de Hacienda que llevará como tema principal la bajad del Tipo Impositivo del Impuesto de Bienes Inmuebles, siendo la Concejal María José López  la primera en anunciar su apoyo a dicha propuesta. Para la Concejal No Adscrita del Ayuntamiento de Roquetas de Mar, es fundamental que exista un equilibrio entre la contribución que realizan los ciudadanos a las arcas municipales, en forma de tasas e impuestos, y los servicios que se prestan por parte de la administración, porque conseguir ese equilibrio demuestra la eficiencia en la gestión municipal.

Para López Carmona “hace mucho tiempo que se viene hablando de la necesidad de bajar el IBI, en nuestro municipio, sin embargo, los ajustes realizados no han visto su reflejo en una bajada del recibo de la contribución que llega a las casas de nuestros vecinos cada año. En este momento coincidirán la revisión a la baja de los valores catastrales de nuestros inmuebles con la propuesta de bajada del Tipo Impositivo que aplica el Ayuntamiento a dichos valores, por lo tanto, los ciudadanos de Roquetas de Mar, sí podrán comprobar que pagarán menos en el recibo que se devengue en 2019”

López Carmona nos recuerda que el pasado 10 de Octubre presentó una Moción para que se bajara el Tipo Impositivo del IBI para 2018, y a los pocos días presentó otra en relación a la Realización de un Estudio sobre la Tributación Local, ambas mociones no llegaron a debatirse antes de la presentación de los Presupuestos Municipales 2018, por lo tanto, ni se estudiaron ni pudieron ser de aplicación de cara a este ejercicio presupuestario.

En su momento, María José López defendió “la bajada del tipo, que unido a la aplicación de las medidas correctoras recomendadas por la intervención municipal para el control del gasto público ( mayor seguimiento y control en los contratos suscritos, contratación de servicios y suministros de forma centralizada, etc), nos pueden llevar al cumplimiento del equilibrio presupuestario de ingresos y gastos, pero también al desarrollo de políticas de creación de empleo y crecimiento económico, ambos aspectos de vital importancia para nuestro municipio”. Insistiendo además en que “no hay que quedarse aquí, es imprescindible, a partir de 2018 y una vez implantados los nuevos valores catastrales,  establecer un cuadro de bajada progresiva del tipo impositivo a cinco años (0.65, 0.63, 0.60, 0.57, 0.55, por ejemplo) con retoques a la baja de 2 o 3 centésimas de punto en cada ejercicio. Para liberar la carga fiscal del municipio sobre este impuesto, igualmente hay que incidir en la reactivación económica y en la capacidad recaudatoria de otros impuestos y tasas ligados a la misma.

Igualmente López Carmona defendió “la necesidad de estudiar bien la tributación de Roquetas de Mar porque las ordenanzas fiscales reguladoras han ido sufriendo diferentes modificaciones para ir adaptándose a las necesidades del municipio, pero muchas veces atendiendo más a presiones políticas o sociales que a estudios económicos concretos que nos guíen en la búsqueda de la eficiencia o suficiencia en el cobro de las tasas o impuestos municipales y su correlación con los servicios municipales prestados. No podemos mantener una tributación obsoleta, plana o lineal, debemos actualizarla acorde a los parámetros de modernidad que se establecen en las grandes ciudades, hacerla dinámica, una tributación local donde se pormenoriza cada uno de los impuestos y las tasas para hacerlos justos ante los ciudadanos atendiendo a sus responsabilidades y sus necesidades. Éste y no otro debe ser el objetivo del estudio y a donde nos deben llevar las conclusiones obtenidas y modificaciones aplicadas.

Dejar respuesta