La concejala independiente de Roquetas de Mar, María José López Carmona, denuncia las medias verdades que se están diciendo sobre las Salinas y que la coalición IU, PSOE y Tú Decides utilice el descrédito para hacer política

0
133

Estamos en uno de los temas más importantes que se vayan a trabajar en la legislatura, el desarrollo urbanístico de la zona de Las Salinas, este lugar es un enclave único de la costa almeriense, las nuevas infraestructuras de comunicación vienen a culminar el atractivo de una zona ubicada estratégicamente entre el mar y la montaña, el Poniente y la Capital, con áreas de naturaleza y consolidación urbana cercana dotada de todos los servicios públicos necesarios y que se complementará en un futuro con el Retén de Bomberos y el Hospital Ciudad de Roquetas. El desarrollo de las Salinas puede suponer un revulsivo económico de primer orden para el progreso del municipio de Roquetas de Mar, donde la economía cayó junto a la crisis del ladrillo y su posterior ralentización no termina con el paso de los años, por lo tanto, la necesidad de hacernos atractivos para nuevas empresas o inversores, de potenciar sectores como el Turismo, servicios, industria, etc., debe estar presente cada día, ser nuestro primer y único objetivo y trabajar por ello sin descanso y sin buscar en ello beneficio político, porque de eso depende el bienestar de muchas familias, comercios, autónomos que ven incertidumbre en su vida laboral y mucho, mucho desaliento por la vida laboral que puedan tener sus hijos.

López Carmona relata sobre la parte técnica que se han dicho muchas medias verdades. El Sector Z-SAL-01 está dentro del PGOU que se aprobó en 2009, éste sector ha seguido el procedimiento correspondiente desde la aprobación del Plan General. Durante su proyecto de reparcelación se produjeron grandes malestares especialmente por los afectados por los terrenos de la Variante, que veían peligrar sus compensaciones económicas después de la crisis del ladrillo. El siguiente paso, motivado precisamente por la crisis económica era hacer una innovación al PGOU para establecer distintas fases o velocidades de desarrollo en lugar de en su conjunto, lo cual, en todos los ámbitos ha sido considerado un acierto. ¿Dónde está el problema? Jurídicamente ninguno, técnicamente ninguno, el problema está cuando algunos dicen que se va a construir todo y ya, y no es verdad. Por ello, López Carmona invita a todo ciudadano con interés a revisar los planos del sector (en la página web del ayuntamiento) donde claramente se puede ver que ahí tenemos algunas charcas de las antiguas salinas (de las cuales, la mitad son espacios libres), la zona de la Algaida (que todo hay que decir no tiene ninguna figura de protección como si le ocurre al Paraje Natural de Punta Entinas-Sabinar) y Turaniana, bien, pues todo ello, queda totalmente fuera de las parcelas que se prevén urbanizar. López Carmona ratifica su compromiso con la defensa de los valores medioambientales, culturales, etc., de Roquetas, pero hay cosas, insiste en las que no se está diciendo toda la verdad. Porque lo que irá a Pleno próximamente es continuar con el curso de un procedimiento (aprobación provisional) con todos los informes favorables del Ayuntamiento y de otras administraciones como la Junta de Andalucía y el Estado y que preserva nuestros valores medioambientales y culturales, al menos, en éste punto en el que nos encontramos.

Frente a la necesidad de desarrollar nuestro municipio con un proyecto de urbanidad sostenible y frente a la necesidad básica de nuestras familias de tener cubiertas sus demandas de empleo, para María José López, los partidos IU, PSOE y Tú Decides no están a la altura. La “salida de tono” de estos partidos en prensa arremetiendo contra su consideración de Concejal No Adscrita sólo denota lo alejados que están de cómo se debe hacer política. Éste es un tema de búsqueda de consensos, de pactos, porque nos jugamos el futuro del urbanismo en Roquetas pero sobre todo porque nos jugamos el futuro laboral de nuestros hijos. López Carmona considera que hay muchas cosas que pulir en el proyecto pero achaca a los partidos del “NO” la imposibilidad de conseguir un ámbito proclive al diálogo en el tema de las Salinas. Para ellos es sólo una oportunidad más para sacar rédito político, olvidando otra vez a los ciudadanos de Roquetas y su bienestar. Todo su esfuerzo está puesto en la organización de manifestaciones, concentraciones y demás acciones de presión y de sensacionalismo político,  que les proveerá mayor número de titulares de prensa que las reuniones en comisiones de trabajo, donde hay que esforzarse más en buscar soluciones reales a los problemas de nuestros vecinos y no tienen tanta repercusión mediática.

Dejar respuesta