La concejala de Roquetas SÍ, María José López Carmona, “plantará cara” contra los comportamientos incívicos en Roquetas de Mar con una ordenanza

María José López Carmona llevará al Pleno la creación de una Ordenanza Reguladora de la Seguridad y la Convivencia Ciudadana, con el ánimo de ayudar a resolver conflictos y propiciar normas básicas de convivencia, “éste tipo de normativas tienen el objeto de preservar el espacio público como un lugar de encuentro, convivencia y civismo, en el que todas las personas puedan desarrollar en libertad sus actividades con pleno respecto a la dignidad y los derechos de los demás” Explica López Carmona que “su regulación implica trabajar aspectos como el fomento de hábitos de la convivencia, el cuidado de los espacios públicos, la suciedad y los residuos, la degradación visual del entorno, el vandalismo en el mobiliario urbano o la utilización del espacio públicos para el ofrecimiento y demanda de servicios sexuales” Precisamente uno de los problemas que tienen algunos núcleos de población, las 200 Viviendas, Ctra. De la Mojonera, Barrio San Julián, etc., de nuestro municipio es la visualización de la prostitución, en las puertas de viviendas de una manera excesivamente explícita para los vecinos que comparten con ello las aceras. Al no existir norma que regule esta conducta es difícil proceder, sin embargo, con esta normativa se conseguirá iniciar las informaciones oportunas, con posterioridad realizar los avisos previos y finalmente imponer las sanciones correspondientes a las faltas tipificadas. Para López Carmona, “el componente de la concienciación y la modificación de conductas tiene que ser un objetivo en el medio y largo plazo, por ello, el establecimiento de la realización de trabajos en favor de la comunidad debe ser una de las fórmulas más usadas en el momento de elaborar una estrategia más eficaz y garantista, que se aleje de la tradicional multa y que nosotros debemos recoger en nuestra futura normativa”. “Igualmente la participación e implicación ciudadana nos deben llevar, no sólo a la formulación de la ordenanza, sino al apoyo en el control y cumplimiento de la misma a través de la colaboración de los vecinos junto a la Policía Local y Guardia Civil. Desde su visita al Cuartel de la Guardia Civil de Roquetas de Mar, son muchas las cuestiones que anda planteando López Carmona con la clara intencionalidad de contribuir a un mejor clima de convivencia vecinal pero también de ayudar, poniendo a disposición las herramientas adecuadas, para que los Cuerpos de Seguridad del Estado puedan llevar a cabo un óptimo ejercicio de su labor. De ahí, que hace pocos días instaba a la ciudadanía en la lucha contra la ocupación de inmuebles sin autorización, solicitando su colaboración ante la sospecha de este tipo de delitos y poniendo en alerta a la Guardia Civil a través de una llamada telefónica. Igualmente daba a conocer el protocolo que se seguía en estos casos y cómo reducía el tiempo hasta su desalojo. Ahora, se trata de establecer una norma cuyo marco legal va desde los acuerdos de la FEMP, la Carta Magna, art.137, la Carta Europea de Autonomía Local, art.140 y 141, la Ley de Bases 7/1985 o la Ley 57/2003, infinidad de municipio tienen entre sus ordenanzas la regulación pormenorizada de las normas de seguridad y conducta ciudadana para conseguir una convivencia que permita vivir en compañía de otros y socialmente en armonía.

0

María José López Carmona llevará al Pleno la creación de una Ordenanza Reguladora de la Seguridad y la Convivencia Ciudadana, con el ánimo de ayudar a resolver conflictos y propiciar normas básicas de convivencia, “éste tipo de normativas tienen el objeto de preservar el espacio público como un lugar de encuentro, convivencia y civismo, en el que todas las personas puedan desarrollar en libertad sus actividades con pleno respecto a la dignidad y los derechos de los demás”

Explica López Carmona que “su regulación implica trabajar aspectos como el fomento de hábitos de la convivencia, el cuidado de los espacios públicos, la suciedad y los residuos, la degradación visual del entorno, el vandalismo en el mobiliario urbano o la utilización del espacio públicos para el ofrecimiento y demanda de servicios sexuales”

Precisamente uno de los problemas que tienen algunos núcleos de población, las 200 Viviendas, Ctra. De la Mojonera, Barrio San Julián, etc., de nuestro municipio es la visualización de la prostitución, en las puertas de viviendas de una manera excesivamente explícita para los vecinos que comparten con ello las aceras. Al no existir norma que regule esta conducta es difícil proceder, sin embargo, con esta normativa se conseguirá iniciar las informaciones oportunas, con posterioridad realizar los avisos previos y finalmente imponer las sanciones correspondientes a las faltas tipificadas.

Para López Carmona,  “el componente de la concienciación y la modificación de conductas tiene que ser un objetivo en el medio y largo plazo, por ello, el establecimiento de la realización de trabajos en favor de la comunidad debe ser una de las fórmulas más usadas en el momento de elaborar una estrategia más eficaz y garantista, que se aleje de la tradicional multa y que nosotros debemos recoger en nuestra futura normativa”. “Igualmente la participación e implicación ciudadana nos deben llevar, no sólo a la formulación de la ordenanza, sino al apoyo en el control y cumplimiento de la misma a través de la colaboración de los vecinos junto a la Policía Local y Guardia Civil.

Desde su visita al Cuartel de la Guardia Civil de Roquetas de Mar, son muchas las cuestiones que anda planteando López Carmona con la clara intencionalidad de contribuir a un mejor clima de convivencia vecinal pero también de ayudar, poniendo a disposición las herramientas adecuadas, para que los Cuerpos de Seguridad del Estado puedan llevar a cabo un óptimo ejercicio de su labor.

De ahí, que hace pocos días instaba a la ciudadanía en la lucha contra la ocupación de inmuebles sin autorización,  solicitando su colaboración ante la sospecha de este tipo de delitos y poniendo en alerta a la Guardia Civil a través de una llamada telefónica. Igualmente daba a conocer el protocolo que se seguía en estos casos y cómo reducía el tiempo hasta su desalojo.

Ahora, se trata de establecer una norma cuyo marco legal va desde los acuerdos de la FEMP, la Carta Magna, art.137, la Carta Europea de Autonomía Local, art.140 y 141, la Ley de Bases 7/1985 o la Ley 57/2003, infinidad de municipio tienen entre sus ordenanzas la regulación pormenorizada de las normas de seguridad y conducta ciudadana para conseguir una convivencia que permita vivir en compañía de otros y socialmente en armonía.

Dejar respuesta