La Cardiorresonancia es el diagnóstico más certero de cardiopatías congénitas que causan muerte súbita

0

La muerte súbita está ocasionada por una enfermedad del corazón y, al igual que otras cardiopatías, se puede diagnosticar con una prueba de Resonancia Magnética Cardiaca. Así lo manifiesta Martín García, médico radiólogo y director de Clínica Tecnológica Médica, CTM, un centro que cuenta en Almería con la última tecnología en diagnóstico por imagen para la realización de estudios de alta resolución con profesionales preparados para detectar y tratar enfermedades.

La Resonancia Magnética Cardiaca (RMC) es un una técnica de imagen que sirve para estudiar de forma no invasiva el corazón. Es un proceso inocuo porque no utiliza radiación, es bien tolerada y segura para los pacientes. La cardiorresonancia “nos permite estudiar en una sola exploración la función y estructura del corazón, y obtener una imagen detallada del corazón incluidas las cavidades y las válvulas”, explica el doctor Martín García.

Alta calidad de imagen

Esta prueba da un paso más que la ecografía porque tiene la capacidad de realizar un análisis más exhaustivo y ver morfológicamente el corazón. Está indicada para el estudio anatómico y funcional de cardiopatías congénitas, el origen anómalo de las coronarias, estudio de viabilidad y de perfusión del músculo cardiaco (con administración de contraste). También se utiliza para realizar estudios de función ventricular, estudio de miocardiopatías (enfermedades del músculo cardiaco), enfermedades del pericardio (capa de tejido que recubre al corazón) y masas cardiacas.

Permite obtener imágenes en cualquier plano con alta calidad de imagen y presenta una excelente capacidad para la diferenciación de tejidos sin necesidad de emplear contraste intravenoso. Además con “la cardiorresonancia se puede evaluar de manera multidisciplinar la patología que presente el paciente”, puntualiza el director médico de CTM.

Cómo detectar la enfermedad que provoca la muerte súbita

La displasia arritmogénica del ventrículo derecho es una enfermedad que se engloba dentro de las cardiopatías congénitas y en casi la totalidad de los casos es la causante de la muerte súbita.  Es una enfermedad hereditaria de carácter autosómico dominante, es decir, basta que el sujeto tenga el gen en un cromosoma del par para sufrir la enfermedad.

Frecuentemente afecta al ventrículo derecho y es una enfermedad poco común que afecta en un 90% a varones. Es una enfermedad que se caracteriza por hacer acto de presencia en individuos de 20 a 30 años, sin importar factores de riesgo, como tensión arterial, colesterol, dieta o cualquier otro. Han sido muy divulgadas las muertes súbitas de deportistas que tienen una dieta sana y buena forma física.

En la actualidad y como señala el doctor Martín García  “la cardiorresonancia es la única prueba que permite realizar una valoración certera y un diagnóstico para descartar la enfermedad que provoca la muerte súbita”.

Además el doctor Martín añade que la Resonancia Magnética Cardiaca al constar de tres técnicas, la morfológica, la funcional y el estudio de viabilidad, tiene la ventaja de que en pacientes que ya han sufrido un infarto se pueda ver si el tejido está dañado de forma reversible o no. Y en pacientes que van a ser tratados con radiofrecuencia de ramas anómalas es la única prueba que permite detectar malformaciones de las venas pulmonares que a veces dificultan e impiden su realización.

Según afirma Martín García “en Almería no hay ningún hospital que realice esta prueba y los pacientes son derivados a otras provincias ya que se requiere del conocimiento adecuado y de un equipo de Resonancia Magnética Cardiaca de al menos 1,5 teslas como los que tenemos en Clínica Tecnológica Médica”.

Clínica Tecnológica Médica celebra el Día Mundial del Corazón recordando que no se deja de investigar y de recurrir a la tecnología más avanzada para detectar y tratar la enfermedades cardiacas a través de la imagen.

Dejar respuesta