La AEGC afirma que la ocupación de una vivienda por el Director General de Tráfico “no sólo comete una irregularidad al ocupar una vivienda que no le pertenece, también es una inmoralidad”

0

El Director General de Tráfico, Gregorio Serrano, “no sólo comete una irregularidad al ocupar una vivienda que no le pertenece, también es una inmoralidad porque su Institución tiene una vivienda oficial a su disposición”, afirma la AEGC.

 

La Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC), Asociación que engloba todas los Empleos y Escalas de la Guardia Civil, por medio del presente comunicado pone en conocimiento de la Opinión pública lo siguiente:

 

Los caciquismos en algunas esferas de la vida pública española no dejan de sorprender por muy a menudo que se produzcan. El último… el uso indebido de un pabellón oficial de la Guardia Civil para vivienda del Director General De Tráfico, el señor Gregorio Serrano. Caciquismo porque en los pabellones de la Benemérita sólo pueden vivir miembros de ella, con sus familiares y los únicos civiles con derecho a habitar uno es son el Director General, los subdirectores civiles y el Jefe de Gabinete.

 

Caciquismo porque aún sabiendo que la Dirección General de Tráfico tiene vivienda oficial para su máximo responsable este señor ha optado por quitarle el pabellón a un miembro de la Guardia Civil y además usar 50.762€ del presupuesto de la Institución para reformar la vivienda con todo lujo de materiales, mientras más de la mitad de las casas cuartel permanecen sin ser reformadas por falta de presupuesto, alguna de ellas, incluso, sin garantías de seguridad para sus ocupantes. Si realmente este gasto es cierto y corre a cargo del presupuesto de a Guardia Civil habría que pedir responsabilidades al que lo autorizó dado que están denegando reformas de infinita menor cuantía. De no darse estas circunstancias se dieran estas de abandono de nuestros pabellones, los que nos destinan a los trabajadores de la Guardia Civil, podríamos decir que han intentado tomarnos el pelo, pero como los que viven en estas infraviviendas son nuestras familias, lo que nos parece es un abuso de autoridad el quitar de la exigua partida de la Guardia Civil esa desorbitada cantidad con la que podría acometerse la rehabilitación de una casa cuartel completa. Es más, la vivienda que se le ha asignado es una vivienda de representación, destinada a los altos mandos de la Benemérita por lo que difícilmente puede estar en tan deficiente situación.

 

Desde AEGC intuimos que ésta adjudicación no ha podido pasar por la Junta de Pabellones, encargada de las concesiones, y que por tanto ha sido una adjudicación a dedo aunque ignoramos, por el momento, cual ha sido el dedo que cometió la ilegalidad. Y no entendemos porque el señor Serrano no puede vivir en la vivienda que la DGT tiene en el barrio de San Blas para su uso y disfrute. Allí vivió hasta el día de su dimisión la anterior directora, María Seguí, y si al actual responsable de la Dirección le parece que este barrio no está a la altura de su condición y prefiere vivir en el centro de la capital, pues que se alquile de su bolsillo una vivienda, que con más de 80.000€ al año tiene capacidad económica suficiente para ello.

 

Para AEGC la ley que regula los Pabellones de la Guardia Civil necesita una reforma urgente porque se ha quedado obsoleta. Además es claramente discriminatoria porque no compensa económicamente a los guardias civiles que, destinados en los mismos puestos, no tienen acceso a esas viviendas oficiales. Una compensación a la que tienen derecho sobre todo si se atiende a las razones esgrimidas continuamente cuando se les exige la equiparación salarial de guardias civiles y policías: que los guardias al tener pabellones ya están compensados económicamente. Pues bien más no llega a la mitad de la plantilla los que viven en las casas cuartel.

Dejar respuesta