Izquierda Unida eleva al Congreso de los Diputados el caso discriminatorio de Adrián García

0

El diputado de Izquierda Unida Miguel Ángel Bustamante, ha registrado en el Congreso de los Diputados a través del grupo Unidos Podemos unas preguntas al Gobierno de la nación interesándose por su posicionamiento ante el trato discriminatorio que la Junta de Andalucía pretende dar a Adrian García, al segregarlo de su grupo de compañeros y de su hermana para el próximo curso escolar al no dotar de profesor aun aula de Atención Especifica ya construida y perfectamente preparada, con aseos y sin barreras arquitectónicas, en el IES El Toyo, de Retamar, Almería, a petición de la formación de izquierdas en esta provincia.

 

El compromiso de IU con la familia de elevar el caso al Congreso se produjo tras el encuentro que mantuvieron con Alberto Garzón en su última visita a Almería, en la que le explicaron su lucha por la apertura del Aula Especial del Toyo para que su hijo pueda continuar escolarizado junto a la hermana y compañeros y compañeras, y Alberto Garzón se comprometió a recibirles en el Congreso junto a su grupo y a elevar la pregunta correspondiente al Gobierno.

 

Adrián tiene 15 años, al poco tiempo de nacer, se le detectó elSíndrome de Angelman”, que es una enfermedad neurogenética que se caracteriza por un retraso mental severo, afecta al habla, con poca coordinación motriz, y problemas de equilibrio y movimiento, muestra un aspecto feliz que incluye carcajadas frecuentes, sonrisa y excitabilidad.

 

Este niño ha contado con la suerte de tener unos “padres coraje”, una familia que le quiere a rabiar y un grupo de amigos que le hacen ser extraordinario. Su padre y su madre, lejos de resignarse, emprendieron una lucha por superar cualquier dificultad, por hacer de Adrián un niño feliz, plenamente integrado en todas las facetas de su vida, no sin muchas peleas, visitas, tanto a nivel medico, sanitario, como educativo y en su ocio.

 

Investigando dónde poder ir superando las dificultades, operaciones para conseguir su estabilidad y movilidad y lo consiguieron, cómo integrarlo a nivel educativo, cosa que lograron satisfactoriamente, que se pudiese comunicar y lo hicieron posible, que fuese feliz y lo es.

En el CEIP Torremar (Retamar), donde se encuentra estudiando a día de hoy, desde el primer momento han trabajado mucho para que todos los niños con necesidades especiales estén integrados totalmente. Adrián es muy conocido y respetado, al igual que él conoce a muchos alumnos y profesores, es “uno más”. Hay total inclusión entre compañeros y docentes. La familia está muy orgullosa del centro, la integración ha sido una realidad y ahora en el cambio de etapa educativa no hay continuidad por parte de la Administración, que no es capaz de seguir con el trabajo que con tanto esfuerzo se ha realizado por el colegio, Y todo por no contratar a un profesor, anteponiendo lo económico a lo educativo y lo social.

 

De hecho, Izquierda Unida ha trasladado este tema  en las casi 100 alegaciones que ha presentado al anteproyecto de la ley de derechos y atención a personas con discapacidad en Andalucía. En el apartado de Educación se ha incluido en el art. 4 la atención a la segunda infancia y adolescencia, para dar continuidad a la atención infantil temprana, al conjunto de intervenciones planificadas hasta después de la adolescencia. Porque en el caso de Adrián, las atenciones que ha recibido en la infancia se cortan y eso es romper la continuidad. También se ha hecho a través de los art 15 y 16, en los apartados de inclusión.

Izquierda Unida buscará la implicación de la Administración central para garantizar los derechos de Adrian que “la Junta de Andalucía va a vulnerar en el próximo curso”, igualmente pedimos la implicación de toda la sociedad para impedir esta injusticia.

Dejar respuesta