IU Roquetas vuelve a denunciar el caso del Pabellón Máximo Cuervo de Aguadulce como un ejemplo de incumplimiento de la Ley de Memoria Histórica

0

Han transcurrido 81 años desde que se cometiera una de las mayores atrocidades de la Guerra Civil española: la Desbandá. En 1937, Málaga, que se encontraba bajo control del bando republicano caía en manos del nacional. Esto provocaría la huida de multitud de civiles hacia Almería. Sus pasos fueron perseguidos por mar y aire, cobrándose aproximadamente de 3000 a 5000 vidas. El aniversario de este trágico suceso es una de las razones que ha conducido a IU Roquetas a recordar la importancia del cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía, elevándolo al próximo Pleno a través de una moción. La formación denuncia la falta de aplicación de este precepto, que vela por el respeto a las víctimas del período extendido desde la Segunda República, Guerra Civil, Dictadura franquista y la Transición; incluyendo de nuevo en esta iniciativa, el cambio de nombre del Pabellón Polideportivo Máximo Cuervo de Aguadulce. Esta semana, IU se une además a la marcha de la Desbandá, que hará un alto en el camino en el municipio de Roquetas.

El objetivo de esta ley, publicada en el BOE en abril de 2017, es preservar «la salvaguarda, conocimiento y difusión de los hechos acaecidos, así como la protección, conservación y difusión de la dicha Memoria como legado cultural». Ricardo Fernández, portavoz y concejal de IU en Roquetas, ha declarado: «Esta ley regula que las administraciones públicas de toda la comunidad autónoma deben adoptar las medidas necesarias para proceder a la retirada de los elementos contrarios a la Memoria Democrática de Andalucía. Sin embargo, el Equipo de Gobierno parece haber olvidado cumplirla». Por eso, la formación expone en el primer punto de su moción, que se proceda a elaborar un informe y memoria de actuación por los servicios jurídicos del Ayuntamiento. Y segundo, que se elimine toda referencia a Máximo Cuervo Radigales, en edificios municipales y callejero urbano, e iniciar los trabajos necesarios recogidos en los acuerdos antes del 3 de abril, plazo límite determinado en la citada legislación.

 

Fernández ha señalado las instalaciones deportivas del Máximo Cuervo como uno de los ejemplos que evidencian el incumplimiento de la ley: «Desde IU no comprendemos qué impide al alcalde cambiar el nombre del pabellón. Máximo Cuervo Radigales fue el Director General de Prisiones entre 1938 y 1942, miembro del Consejo Supremo de Justicia Militar y consejero permanente del Consejo de Estado durante la Dictadura Franquista. ¿Acaso esta razón es exigua para denominar a este espacio de otra manera?». Palabras que se repiten, pues el grupo municipal ya registró una moción en 2013 que instaba a cumplir la Ley de Memoria Histórica en Roquetas, modificando el nombre del polideportivo. Una iniciativa que sería rechazada con el voto en contra del Partido Popular. Lo mismo que sucedió con la segunda moción en 2017, uniéndose a la negativa Ciudadanos. El portavoz se ha referido también a la oposición del PP ante la moción que presentaron en 2014, solicitando declarar el Cañarete lugar histórico y, el apoyo que no prestaron a la marcha senderista el año pasado, como tampoco lo han hecho en 2018.

 

Esta iniciativa, coincide con el paso de la marcha de la Desbandá por Aguadulce, que mañana se dirigirá hacia Almería para completar el último tramo de un largo recorrido, cuyo destino no pudieron alcanzar aquellas miles de vidas que se perdieron en el camino. «Movilizaciones como esta marcha son necesarias para preservar y reforzar la memoria histórica. La Desbandá junto con otros sucesos de este período deben ser contados. Sólo así evitaremos que caigan en el olvido», ha expresado Fernández.

Dejar respuesta