IU Roquetas propone instalar detectores de humo y gases en hogares de personas mayores o dependientes que vivan solas

0

Izquierda Unida de Roquetas de Mar ha registrado una moción en el Ayuntamiento de Roquetas de Mar para proceder a la redacción de las bases de un programa para la compra, instalación y supervisión de detectores automáticos de gases y humos con aviso a través de red GSM, 4G o similar en hogares del municipio calificados, previo informe socioeconómico, como vulnerables, con especial atención a personas mayores de edad o dependientes que vivan solos.

El objetivo es prevenir las muertes durante la noche por mala combustión de calefactores, calentadores o incendio por fallos eléctricos.

 

Dicha propuesta incluye además la invitación a colaborar en dicho programa al Consorcio de Prevención y Extinción de Incendios y Salvamento del Poniente Almeriense, tanto para su desarrollo como para las charlas informativas de prevención y de las labores de revisión.

 

“De la lectura del informe “Víctimas en incendios en España en 2016” elaborado por la Asociación Profesional de Técnicos de Bomberos y la Fundación Mapfre, y de las estadísticas de incendios en nuestro término municipal, así como de sus estadísticas de hogares, surge la propuesta de estudiar la puesta en marcha de un programa preventivo que reduzca el riesgo de incendios, y de pérdidas humanas o de lesiones, en lo que respecta a hogares calificados como de riesgo o vulnerables.” explica Juan Pablo Yakubiuk, concejal de IU Roquetas.

 

El colectivo al que se apunta desde la propuesta de IU, en una primera fase, es al de hogares unipersonales o de parejas de personas mayores así como de personas dependientes que vivan solas, siendo las más expuestas al no poder reaccionar ante una posible intoxicación por humos y escape de gases.

 

“En este sentido existen ya ejemplos en otros municipios de España que han puesto en marcha programas de compra, instalación y supervisión de detectores automáticos de humos y gases en viviendas, con la asistencia de las áreas de Servicios Sociales y también de los de Prevención y Extinción de Incendios. Estos detectores, convenientemente instalados y conectados a una central de alarma de los servicios de emergencia locales pueden ser una valiosa herramienta para salvar vidas, a un coste fácilmente asumible por el Ayuntamiento. Si bien, atendiendo al fin social del mismo, se pueden buscar apoyos de otras Administraciones e Instituciones”, detalla el concejal

 

Según el citado informe, publicado en noviembre de 2017, se apunta en su apartado de conclusiones que “Para continuar con la reducción de víctimas, se considera que se deben añadir medidas preventivas de carácter general como la instalación de detectores de incendios en todas las viviendas, además de otras específicas para los sectores críticos”. Esta sugerencia viene a consecuencia de este apunte “El año 2016 más de la mitad de las víctimas, el 52%, tenían más de 65 años. Al analizar la edad, vemos que las personas con edad más avanzada son las más vulnerables. A pesar de los esfuerzos de las personas que trabajamos con el afán de reducir la pérdida de vidas, se mantiene la tónica de años anteriores”, y de que “En los meses más fríos del año se concentran el mayor número de fallecidos. Entre noviembre y febrero, en 4 meses, contabilizamos 87 fallecidos, prácticamente la misma cifra que en los otros 8 meses del año, en los que concretamente, fallecen 88 personas. En toda la serie histórica, los meses de invierno han sido los peores, lo que hace necesario que las campañas de prevención se desarrollen precisamente antes de la llegada del frío”. Además se apunta que “Lo que realmente mata a la mayoría de las personas en los incendios son los gases, siendo la intoxicación lo que causó la muerte al 64,8%. Le sigue de lejos la muerte por quemaduras con 32,1%.”

 

A modo de resumen de este informe, exponen, que “Este informe es, ante todo, reflejo de la sociedad en la que vivimos. Una sociedad en la que cada vez hay más personas mayores viviendo en soledad y, a menudo, con algún tipo de discapacidad. Éste sigue siendo, precisa y tristemente, el perfil más frecuente de los fallecidos por incendio, según revela este estudio correspondiente a las víctimas de incendios en 2016. Comparativamente hablando, España es uno de los países con menores tasas poblacionales de fallecidos por incendios, con valores incluso menores que Italia, Países Bajos o Reino Unido. A pesar de ello, 175 personas perdieron su vida en nuestro país en incidentes relacionados con el fuego el año pasado.”

 

Desde Izquierda Unida de Roquetas de se finaliza apuntando que este programa debería ser acompañado además de charlas informativas sobre los riesgos, sobre todo de calefactores, estufas y braseros, responsables de gran parte de los incendios.  También, sobre todo en hogares vulnerables, de un programa de revisión de las instalaciones eléctricas para evitar los riesgos de ignición por sobrecargas, tomacorrientes en mal estado, etc.

 

Dejar respuesta