IU alerta del revisionismo del PP y C´s en Roquetas respecto a la dictadura franquista

0

Izquierda Unida de Roquetas de Mar considera “alarmantes” los argumentos dados tanto por el grupo municipal del Partido Popular como por Ciudadanos para rechazar “nuestra petición de retirada del nombre de Máximo Cuervo al pabellón de Aguadulce, en virtud de lo dispuesto en el Art. 9.1 de la Constitución Española y en el Art. 15.1 de la Ley 52/2007 del 26 de septiembre, por la que se reconocen y amplían derechos y se establecen medidas en favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la guerra civil y la dictadura. En el Art. 15 determina que las administraciones públicas, en el ejercicio de sus competencia, tomarán las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas, y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación personal o colectiva de la sublevación militar, de la guerra civil y de la represión de la dictadura”, señala el concejal portavoz del grupo municipal de IU, Ricardo Fernández.

 

Un tema que se trató con anterioridad pero que hoy retoma la actualidad debido a que en la Comisión informativa celebrada hoy IU ha solicitado la rectificación del acta “porque no se había recogido la intervención pormenorizada que realicé sobre el porqué de nuestra moción para retirar ese nombre y donde se demuestra que Máximo Cuervo fue una figura clave en la represión franquista de la posguerra. Se ha obviado mi intervención, al igual que tanto PP como Ciudadanos obvian esta etapa franquista de este general director de prisiones entre 1938 y 1942 en sus argumentos para rechazar nuestra moción”, explica Ricardo Fernández.

 

Así, en su intervención, Izquierda Unida recordó que Máximo Cuervo fue consejero del consejo supremo de justicia militar y consejero permanente del consejo de estado en la Dictadura Franquista, se encargó del diseño de represión en la posguerra y no hay que olvidar que con sus cargos fue el responsable del exterminio por hambre de gran cantidad de los presos políticos y del sufrimiento al que fueron sometidos por el inventor del turismo carcelario así como los métodos y medios que se utilizaban en las cárceles bajo su mandato para que los presos rebajaran su firmeza ideológica con la promesa de salvarlos. Hay que recordar que en diciembre de 1939 la cifra oficial de encarcelados por motivos político-sociales ascendía en España a 270.719, llegando en 1941 a más de 140.000 reclusos.

 

“Se trata de cuestiones que no se han reflejado en el acta, además de otras como que Máximo Cuervo fue el principal impulsor de la redención de penas, alcanzando cientos de miles de mano de obra esclava republicana a favor del estado y de las empresas afines al franquismo. Es muy significativo que se hayan obviado esos datos en el acta, datos que justifican la petición de IU de retirada del nombre al pabellón de aguadulce. Así como tanto PP como Ciudadanos obvian en sus razones para rechazarlo este trabajo de Máximo Cuervo en el franquismo, alegando que se trata de “cuestiones cerradas a fecha de 1975”, algo que la Memoria histórica desmiente, y solo señalan “lo bueno” que hizo por Roquetas de Mar y Aguadulce. Nos parece muy grave además que se quiera confundir y se defienda que “humanizó las cárceles” cuando la historia y los testimonios dicen lo contrario”.

 

Concretamente, en el acta se recoge que por parte del PP se defendió que “la labor que ha realizado el General Togado Máximo Cuervo Radiales en Roquetas de Mar y en la provincia de Almería fue muy loable, ya que desde su posicionamiento en el Consejo de Estado influyó para que Aguadulce y otros núcleos de Roquetas de Mar se vienen beneficiado de la traída de agua, la desalinización de la misma, la llegada de plantaciones bajo plástico y los núcleos realizados por el Instituto Nacional de Colonización, que permitió que muchas familias se beneficiaran de estas medidas políticas y supuso un punto de inflexión para Roquetas de Mar, de pasar en una zona con carestías a ser la despensa de España en productor hortofrutícolas, lo que se extendió a todo el Poniente almeriense”.

 

Por su parte, Roberto Baca, de Ciudadanos defendió que tiene “un conocimiento jurídico de todo lo loable y plausible que hizo Don Máximo Cuervo en Roquetas de Mar en los sectores socio-económicos, incluso con la llegada del actual aeropuerto un año anterior al de Granada. Está claro que en la Tesis Doctoral del periodista Manuel Gutiérrez Navas viene reflejado con total objetividad las tareas y funciones públicas que ejerció durante el anterior régimen, y cuyo único fin en su persona fue hacer de las cárceles lugares en los que se prohibieron todo tipo de irregularidades administrativas y penales, humanizándolas a pesar de esos momentos de grandes carestías y penurias”.

 

Para Izquierda Unida, “ha quedado patente el doble rasero del Equipo de Gobierno del PP y su socio C´s frente a las víctimas de la Guerra Civil, ya que así quedaron retratados hace algunas semanas con el nulo apoyo al acto que se celebró sobre la ‘Desbandá’, en su 80 aniversario, con un marcha desde Málaga y con la que el equipo de gobierno de Roquetas no colaboró e incluso puso trabas a su paso por el término municipal, como ya denunciamos desde IU y cómo se volcó este equipo de Gobierno con el acto celebrado el pasado fin de semana para beatificar a los mártires de la iglesia católica durante la guerra civil”, recuerda el portavoz de IU.

La formación pone el foco en los alarmantes argumentos dados por estos grupos para rechazar la retirada del nombre de Máximo Cuervo al pabellón de Aguadulce y al diferente apoyo del gobierno municipal a las víctimas de la Guerra Civil.

Izquierda Unida no critica ese apoyo al acto de beatificación, “es algo que respetamos, pero sí señalamos esa doble vara de medir y trato a las víctimas de la guerra civil. Para Izquierda Unida el espíritu de reconciliación pasa por reconocer la verdad y reconocer a todas las víctimas, como lo fueron los miles de civiles, mujeres, ancianos y niños que fueron asesinados por los fascistas en La Desbandá, huyendo de los bombardeos de Málaga. Personas que no han tenido ese reconocimiento por parte del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Roquetas de Mar, reconocimiento que sí han tenido los mártires de la iglesia católica”.

Dejar respuesta