India Martínez colgó el ‘no hay billetes’ en el Auditorio de Roquetas

0

Roquetas de Mar, donde la bella artista vivió varios años, no defraudó a India Martínez ni ella a su público. Afirmó en el Teatro Auditorio que le emocionaba volver aquí y reencontrarse con tanta gente. No quedaron entradas para su gran espectáculo.

Poseedora de una de las voces más impresionantes del panorama musical, se ha convertido en la figura femenina número uno del pop racial español. Lo nuevo de India Martínez llega de la mano de Sony Music, la compañía que le ha llevado a posicionarse como una de las artistas femeninas de pop con mayor éxito y proyección en España y América.

El nuevo álbum es su primer material inédito desde que en 2013 publicó ‘Camino de la buena suerte’, y el de su reaparición desde el rotundo éxito de ‘Dual’ (2014), el álbum de dúos con el que consiguió el disco de Platino. Con un Goya, tres nominaciones a los Grammy latinos y seis trabajos ya en su haber, la joven roquetera de adopción, es sin duda una de las artistas con mayor proyección.

India Martínez es una artista con un encanto especial. Su manera de interpretar encandila en distancias cortas y prende en grandes audiencias, y ha hecho de ella una artista rebosante de femineidad, talento y misterio.  Da igual que se enfrente a un álbum en el que recopile una selección de versiones como en ‘Otras verdades’ (2012), que se entregue a su faceta como compositora como en ‘Camino de la buena suerte’ (2013), o que una su voz a la de 15 grandes artistas como en su trabajo, ‘Dual’. India siempre es esa voz arrebatadora y ese cóctel esencialmente flamenco y pop que la han catapultado como una artista esencial.

A los12 años apareció en ‘Veo Veo’, el programa de televisión de Teresa Rabal, y quedó finalista. En aquellos años comenzó a estudiar guitarra clásica y solfeo mientras participaba en festivales flamencos ganando algunos primeros premios.  Fue después cuando comenzó su interés por otras culturas musicales. “Grabé mi primer disco a los 17 años, pero entonces aún no había asumido esas influencias”, afirma, en referencia a ‘Azulejos de lunares’, publicado en 2004.

En 2008 lanzó su segundo álbum, ‘Despertar’. “Y ahí comencé a dejar tintes de mis ideas de fusión de diferentes músicas. Participé en letras, en melodías”, dice India. El disco fue nominado a dos Grammy Latinos (Mejor Nuevo Artista y Mejor Ingeniería de Grabación) y “fue un chute de energía, de apoyo”, dice India.

Una doble actuó junto a ella en alguno de los temas

Reforzada, India continuó su búsqueda. “Era cuestión de descubrir nuevas fórmulas, un sistema de trabajo diferente”, relata. “Necesitaba un periodo de limpieza, encontrarme a mí misma. Y rompí con todo, me fui a Madrid a vivir sola, a estudiar armonía, piano, guitarra acústica, canto, interpretación, baile flamenco, danza del vientre, contemporáneo”. “Cuatro horas de cada asignatura a la semana. Me dediqué a estudiar, a estudiarme, a mi música, a reinventarme”. Fue un momento clave: “Ahora todo gira en torno a lo que realmente soy. Sentir cada palabra, cada frase de una canción, alcanzar el poder de transmitir”.

 

 

 

En 2012 logró su primer Disco de Oro con ‘Trece verdades’, que estuvo durante 48 semanas en la lista de los más vendidos en España. Es un álbum que India entiende como una mezcla de culturas y de músicas del mundo. “La hindú, la árabe, el flamenco. No quiero que tenga ninguna frontera”, afirmó.  Qué mejor ejemplo que ‘Vencer al amor’, una canción que mezcla la raíz y lo contemporáneo en una fusión diferente.

Si en ‘Otras verdades’ cedió el testigo de la composición para entregarse plenamente a la interpretación, India realizó el camino inverso en ‘Camino de la buena suerte’, un álbum en el que la cordobesa recuperó el protagonismo como autora. Sin perder su arraigo andaluz, el álbum, que fue Disco de Oro, está impregnado de las músicas y experiencias vividas en los distintos países a los que viajó, reclamada para promocionar sus canciones. Principalmente de América, como México y Colombia.

‘Tour Secreto’ es su último trabajo, que encandiló al público entregado que disfrutó del espectáculo, acompañada de una gran banda, en la que volvió a demostrar que su éxito no es casual, sino fruto de muchos años de trabajo y una voz e imagen fuera de lo común.

 

 

Dejar respuesta