¡Felices fiestas sadomasoquistas desde Andalucía!

“No puedes separar la paz de la libertad: nadie puede estar en paz, a no ser que tenga su libertad”. Malcolm X
En estas fechas tan ‘entrañables’ – sobre todo por los abusos gastronómico-etílicos -, cuando a tantos se les llena la boca en vano de ‘paz’ y ‘amor’ a dios rogando y con el mazo dando, no podemos dejar de señalar que las humillaciones y el expolio en la Colonia andaluza prosiguen sin tregua ni cuartel desde la metrópoli, empobreciéndonos cultural y económicamente.
¿Conocen algún Pueblo, sobre la faz de la tierra, que haya llegado a tal grado de profunda idiocia, de crónica alienación, para que apenas proteste por la celebración sangrienta de los genocidios contra sus antepasados? Pues tal infamia la disfrutamos cada año en Andalucía. A pesar de ser la ‘conquista’ no fruto hace más de quinientos años de hechos de armas en numerosas ocasiones, sino de la ESTAFA. Unas Capitulaciones con condiciones, rubricadas entre la corona de Castilla y el último monarca nazarí, fueron traicionadas por una de las partes en claro ejemplo histórico de doblez, cobardía y deshonor.
Algunos con cinismo dirán que todo eso es agua pasada… ¿entonces por qué se recrean año tras año en conmemoraciones institucionales, militares y eclesiásticas festejando la barbarie de la conquista de Sevilla por Fernando el Bizco, la masacre de Málaga haciéndola coincidir en el calendario con la indigna y racista feria de agosto, el pasacalles vergonzante del 26 de diciembre en Almería, el ominoso y ridículo 2 de enero en Granada u otras con la excusa del ‘turismo’ o las remembranzas historicistas (siempre de victorias extranjeras sobre los andalusíes, nunca al contrario)?
Pues bien, sádicos gerifaltes que pagamos con nuestros impuestos en las instituciones, como de bien nacidos es ser agradecidos ha llegado el momento de conmemorar y festejar también nosotros, en compañía de los inmigrantes de otras latitudes las derrotas del imperialismo nacional-catolicista en el mundo. Va también por vosotros… ciertos ‘valientes’ uniformados a los que todos pagamos la soldada, a los que casi no se les conocen más ‘victorias’ que las ejecutadas contra civiles a los que juraron defender, preferiblemente desarmados y con alevosía. Por no citar de entre ellos a esos mandos tan leales que van con los pantalones bajados ante el Estado extranjero vaticano, con licencia para desvalijar los bienes públicos de la ciudadanía, y hasta los privativos de las viudas y los huérfanos poco avisados.
Recordemos con nuestros amigos holandeses, flamencos belgas y alemanes ‘protestantes’ que se han afincado junto a nosotros el fin de la monarquía de los Austrias en Flandes, el 30 de enero de 1648, con el Tratado de Münster que daría paso más tarde a la Paz de Westfalia. Anunciaría la definitiva retirada, con el rabo entre las piernas, de los ejércitos peninsulares después de la ruina de la Guerra de los Ochenta años, jaleada en plan ‘cruzada contra los herejes’ por los papas de su tiempo,  y que implicó el declive irreversible del imperio de Madrid como potencia marítima mundial, quedando relegados a meros segundones.
Proponemos en compañía de nuestros amigos británicos residentes, y de nuestros hermanos gibraltareños, celebrar en un nuevo calendario lúdico-festivo, el estrepitoso fracaso de la denominada ‘armada invencible’ el 8 de agosto, o el maravilloso revés de Trafalgar, el 21 de octubre – misma fecha de la Batalla Naval de las Dunas casi dos siglos antes que terminaría con la supremacía marítima española en el mundo -, el cual dejaría al decadente monarquico-papismo sin flota de Indias para seguir avasallando y saqueando a los Pueblos latinoamericanos, como hoy siguen haciendo con el andalusí y canario. Naturalmente los inmigrantes de las antiguas colonias del exvirreinato estáis todos invitados. Así mismo queremos hacer nuestras todas las victorias de Bolívar, San Martín, Sucre, O’Higgins, etc. ¡Ánimo, no os cortéis en los homenajes y las risotadas… los clerical-franquistas, adversarios del género humano, lo hacen sin el menor escrúpulo ni pudor!
Por supuesto no podemos dejar pasar la épica victoria portuguesa del 14 de agosto de 1435 frente al ejército invasor de Juan I de Castilla, siquiera por aquello de ‘el enemigo de mi enemigo es mi amigo’. Aljubarrota, donde las huestes castellanas serían completamente aniquiladas, consolidándose así la soberanía sucesoria portuguesa sobre el oeste peninsular. ¡Portugueses, vamos, aplaudid ese 14 de agosto junto con vuestros amigos andalusíes de Extremadura y Andalucía! Y no os perdáis la conmemoración festiva de la victoria marroquí de Annual del 22 de julio de 1921, instando a homenajearla a los magrebíes que habitan junto a nosotros. Proponemos sin más dilaciones elegir al victorioso en aquel glorioso episodio triunfal, Abdel-Krim al-Jattabi, como Hijo Predilecto y Medalla de Andalucía a título póstumo… ¿Qué, a los que os gusta festejar rapiñas y escabechinas os complace que os den de vuestro propio amargo jarabe, mamones desvergonzados?
Y ya por último desearos a todos a los que la barbarie nacional-catolicista evasora masiva de impuestos os tiene condenados a la emigración, desde hace ya demasiadas generaciones, por este Crimen de Codicia insaciable de lesa humanidad… a casi la mitad de la población andaluza en situación de exclusión social por la miseria, y al ¡¡¡82%!!! atenazados por la pobreza, os animamos a festejar nuestro Gran Día del 25 de diciembre (de 1568), Día de la Liberación andalusí, cuando gran parte de Andalucía desde los Filabres a la Axarquía malagueña, pasando por toda la Alpujarra, dijeron basta a la opresión y al expolio clerical-monárquicos durante tres años de libertad frente a la tiranía centralista. Fechas inmortales de rebeldía en triunfo de Fernando de Válor, Abén Humeya, y de nuestros admirados héroes…
¡Por una República Andalusí independiente, laica y confederal! ¡Felices fiestas a todos!
Al-Hakam Morilla Rodríguez, Coordinador de Liberación Andaluza. Cuenta de twitter bloqueada por la censura: @lascultura . Nueva: @liberacionan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.