Estamos en guerra

0

La purga de demonios que anunció Alberto Canosa está en pleno auge en este momento. Precisamente el cierre de todos los observatorios solares es para que no veamos el enjambre de seis mil naves de la Federación que hay alrededor del Sol para cerrarles el paso a las naves de los Draco, que se han negado a rendirse, puesto que el Sol es un portal estelar. Pero si alguien tiene un telescopio doméstico podrá ver otro enjambre alrededor de Urano, que es otro portal.

En esta situación crucial, que no es otra cosa que una guerra cósmica por todo lo alto, como en la película de “La guerra de las galaxias”, se puede aplicar este dicho del poeta Antonio Machado.- “Nuestras horas son minutos cuando esperamos saber, y siglos cuando sabemos lo que se puede aprender.” También dijo “No extrañéis, dulces amigos, que esté mi frente arrugada: yo vivo en paz con los hombres, y en guerra con mis entrañas”.

Está claro que los seres humanos no podemos luchar directamente contra los demonios, puesto que son ser seres oscuros invisibles, ángeles caídos que se quedaron atrapados en la cuarta dimensión baja cuando perdieron la Luz al rebelarse contra su Creador, y es por ello que necesitamos la ayuda de la Caballería de la Luz, es decir, ángeles de rango superior capaz de reducirlos.

En este caso se aplica a la perfección este fragmento de San Pablo en su carta a los Efesios.- “Porque nuestra lucha no es contra la carne y la sangre, y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los dominadores de este mundo tenebroso, contra huestes espirituales de maldad que están en las alturas”.– Por eso, tomad las armas de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y después de haber vencido todo, manteneros firmes.- ¡En pie!, pues; ceñida vuestra cintura con la Verdad y revestidos de la Justicia como coraza, calzados los pies con el Celo por el Evangelio de la paz.- Embrazando siempre el escudo de la Fe, para que podáis apagar con él todos los encendidos dardos del Maligno.- Tomad, también, el yelmo de la salvación y la espada del Espíritu, que es la Palabra de Dios.- Siempre en oración y súplica, orando en toda ocasión en el Espíritu, velando juntos con perseverancia e intercediendo por todos los santos.”- Efesios, 6:12

Lo que sí podemos hacer los seres humanos es luchar contra nuestro mayor enemigo que somos nosotros mismos, es decir, la programaciónoculta que nos han inculcado, el autosabotaje inconsciente. “Autosabotaje inconsciente es cuando decimos que queremos algo y después nos aseguramos de que no suceda” Alyce P. Cornyn-Selby (Escritora americana).

Considero más valiente al que conquista sus deseos, que al que conquista a sus enemigos, ya que la victoria mas dura es la victoria sobre uno mismo dijo Aristóteles.

La mayoría de obstáculos que encontramos en nuestro camino a la felicidad son imaginarios. Los creamos nosotros; es decir, son nuestros miedos. Y ¿sabes por qué las personas nos creamos nuestros propios obstáculos? Porque nos da miedo llegar a los lugares que hemos soñado.Cumplir un sueño siempre da miedo, porque estamos acostumbrados a lidiar con las dificultades, pero no a recibir regalos de la vida”.- “El laberinto de la felicidad de Alex Rovira y Francesc Miralles.

La verdadera guerra santa del Islam es similar a la lucha ascética cristiana: la pelea contra las propias pasiones desordenadas, la soberbia, el egoísmo, etc. Mahoma puso el énfasis en la “gran yihad” al decir que “santo es el guerrero que es en guerra consigo mismo”. Pero las guerras de religión en Europa entre católicos y protestantes fueron superadas hace muchos siglos, gracias a un desarrollo de la tolerancia.

Como dijo el maestro chino Sun Tzu en El arte de la guerra” capítulo III.- “Si conoces al enemigo y te conoces a ti mismo, no temas el resultado de cien batallas; si te conoces a ti mismo, pero no conoces al enemigo, por cada batalla ganada perderás otra; si no conoces al enemigo ni a ti mismo, perderás cada batalla.”

Dejar respuesta