El Espacio 2 enseña los paisajes abstractos de Ernesto Pedalino

0

En la obra de Ernesto Pedalino se aúna la creación abstracta con la experimentación a través de las texturas, fruto de la cual surgen ‘Horizontes’, la exposición que hoy se inaugura en la sala Jesús de Perceval del Espacio 2 del Museo de Arte de Almería. Esta mañana, la concejala de Cultura, Ana Martínez Labella, junto al autor, de origen argentino y afincado desde hace una década en Carboneras, y el director del Museo, Juan Manuel Martín, han recorrido la muestra.Damos la bienvenida a Ernesto Pedalino que con 10 obras va a ser uno de los pintores que expongan en la sala Perceval y donde muestra su trabajo con la abstracción. Una sala que está cumpliendo perfectamente con los objetivos para lo que fue creada, que era dar vida a los artistas locales, afirma la concejala.

De inmediato toma la palabra el pintor para explicar su obra: Lo que van a encontrar son horizontes, sobre todo basados en una técnica personal, y luego esa técnica se diluye, se distribuye en distintas gamas de horizontes que según la profundidad que le des o el color que reciba, refleja un horizonte más de amanecer, más nevado, más tormentoso, más agresivo, más suave. El paisaje de Almería queda reflejado en su obra, de alguna forma está implícito, porque la luz de Almería es maravillosa pero es muy fuerte, es como si un psicoanalista saca todo lo bueno y también todo lo malo, pero da unos volúmenes según a qué hora mágicos”.

La concejala de Cultura, Ana Martínez Labella, el creador y el director del Museo, Juan Manuel Martín, recorren la exposición ‘Horizontes’.

La abstracción se une en su obra con una técnica muy particular, con la que experimenta. El director del Museo, Juan Manuel Martín, explica que “es una sugerente propuesta, iniciada en 2016, en la que queda patente la evolución técnica y formal de las singulares texturas inventadas por Pedalino en la década de 1960. Unas texturas surgidas de un complejo y laborioso proceso técnico escanciado por el artista a lo largo de los años, donde comienza dando tres, cuatro o cinco capas de pintura acrílica sobre tela, tabla o cartón. El secado lo activa con fuego, lija sobre la pintura… interrumpe el proceso cuando encuentra algo interesante. Es como si pintara al revés”. Una exposición que se podrá contemplar hasta el 16 de abril en la sala Jesús de Perceval del Espacio 2.

Dejar respuesta