Equo Almería Verdes se opone al trazado de la línea eléctrica de alta tensión proyectada entre Huebro y Níjar

0
66

El desarrollo de las energías limpias y renovables no debe poner en peligro al medio natural, a los valores patrimoniales, culturales e históricos, ni a la articulación social y económica de un territorio.

Equo Verdes Almería apoya a los vecinos de Huebro y de Níjar que estos días se movilizan en contra de la línea eléctrica de alta tensión proyectada para evacuar la energía producida en los parque eólicos de la Lona de Perro y Tornajos (términos municipales de Turrillas y Níjar); porque el trazado propuesto pone en serio peligro La Ribera de Los Molinos, en el Valle de Huebro.

 

Compartimos los motivos alegados tanto por los vecinos como por el ayuntamiento, en el sentido de que el trazado de dicha línea eléctrica vulnera la legislación vigente al afectar al conjunto del Valle de Huebro, declarado «paisaje cultural» por constituir un portentoso sistema hidraúlico compuesto por una balsa de recepción del agua del manantial y una acequia de desague que alimenta a 20 molinos alineados a lo largo de su trazado; que constituyen un ejemplo perfecto de eficiencia energética, aprovechamiento del territorio y organización social. Así mismo manifestamos nuestra total oposición a que dicha línea de alta tensión pase tan cerca de núcleos poblados, como lo son las barriadas nijareñas de La Atalaya y Las Eras.

 

Para el partido verde, el desarrollo de las energías limpias y renovables no debe implantarse a costa del medio natural, ni de los valores patrimoniales, culturales e históricos del territorio; sino que deben ser el pilar sobre el que promover y potenciar una transición energética justa y democrática que no deje atrás a nadie.

 

Por eso, Manuel Pérez Sola, coportavoz de Equo Almería Verdes, insite en que «este proyecto requiere el correspondiente informe favorable de impacto ambiental, que hasta ahora exigía la desaparecida Consejería de Medio Ambiente y que con la nueva reestructuración del gobierno de la Junta de Andalucía, queda en el aire; poniendo al presidente andaluz, Juan Manuel Moreno, en la tesitura de decidir qué institución autonómica será la encargada durante esta legislatura de dirigir la necesaria transición ecológica para asuntos de tanta trascendencia como la conservación ambiental del territorio, el impacto en las economía de la zona y el bienestar de las personas que la habitan.

Dejar respuesta