El valor de una opinión

0

Estoy abrumada sabiendo que mis artículos de opinión en La Voz de Almería se utilizan para trabajar en los colegios. El primero, que escribía hace casi ya tres años, hablaba de la violencia de género. En el IES “El Argar” los alumnos y alumnas estuvieron analizando los datos y la opinión que en aquel artículo plasmé. Y esta semana me entero de que los alumnos y alumnas del CP “Lope de Vega” están trabajando, con su maestra María Pérez Miranda, en el último “Jardín del Mar”. El alumnado está estudiando cómo escribir una opinión: estructura, verbos, etc. porque van a hacer uno sobre la violencia en el deporte. Me consta que están impactados con los hechos de violencia que acontecieron a las orillas del río Manzanares. Aprovechando un partido de fútbol grupos violentos se citaron para pegarse. Iban armados con puños americanos, bengalas, palos, etc. El resultado: un muerto y varios heridos. Carla, Cristina, Pablo, Carmen, Sergio, María, Sebastián, Carlos, etc. leen los artículos con cierta complicidad conmigo porque ya me conocen. Hace un año estuvimos charlando sobre “50 cosas que pueden hacer los niños y las niñas por el Planeta”. De ese día recuerdo que sabíais más de lo que imaginaba y que hacíais muchas propuestas imaginativas, críticas e innovadoras. Estoy segura de que con vuestros ojos escudriñadores sabréis plasmar en papel todo lo que nosotros no somos capaces de denunciar con valentía de adultos. No comprendo ni tolero la violencia, incluida la que se fomenta en el deporte. Tampoco entiendo cómo en los equipos de base, fútbol por ejemplo, haya ya segregación, ni comparto los criterios con los que se eligen a los mejores para competir. Desde que sois pequeños os enseñamos que tan solo valen los mejores: los que serán estrellas. A ser estrellas llegan menos del 0.1% de los que inician el fútbol. Se podría considerar que el fútbol de élite es un gran fracaso educativo: ¿por qué se fomenta de esta manera tan desorbitada, desde los clubs a los medios de comunicación?

El deporte en el cole lo recuerdo con mucha añoranza. Hace unos 25 años Moisés Ruiz, monitor de Educación Física en el CP “Azcona”, nos enseñó a un grupo de niños y niñas valores como el respeto, la cooperación, la amistad, la tenacidad, el compañerismo, etc. No nos marginaba si éramos menos hábiles, creativos o perseverantes. Nos ayudábamos a mejorar en las marcas personales y a sentirnos equipo: en aquella época innovábamos en el deporte. Nos enseñaron a ser humildes con nuestros éxitos y a aprender a superar nuestros fracasos. Un día recuerdo, recién estrenado el Pabellón Rafael Florido, haciendo unas pruebas de salto, equilibrio, etc. que Moisés (no le gustaba que le llamáramos con el Don) nos alentaba a superar nuestros miedos. Moisés lo hacía todo con mucha pasión: las pruebas de atletismo, los partidos de voley-ball, etc. pero nunca alentó la violencia o el menosprecio por aquellos que no teníamos habilidades. 30 años después, de todo esto que os cuento, aquellos niños y niñas se han convertido en hombres y mujeres de grandes valores: Javi, Paqui, Roberto, Paco, Ana, Richard, Loli, Manuel, Víctor, Yeli, Sergio, Victoria, Alberto, etc. que a pesar del tiempo transcurrido, hemos comprobado estos días, que aún sin vernos seguimos siendo cómplices de los juegos y de las bromas. Recordamos con cariño nuestros éxitos y fracasos en el cole; nuestras torpezas y habilidades, y por qué no decirlo: también las travesuras de la infancia. Estos hombres y mujeres siguen viviendo la vida con aquella intensidad y pasión con la que nos enfrentábamos aquellos años: teníamos todo un mundo que descubrir y una vida que vivir.

Debatir con respeto, escuchar a los demás, saciar la inquietud que tenéis, crearos vuestra propia opinión de las cosas que ocurren en el mundo y, sobre todo, ser críticos. Dentro de 30 años también estaréis orgullosos y orgullosas de esos compañeros que se sientan junto a vosotros y, sobre todo, de vuestros docentes. Desde aquí mi reconocimiento a los maestros y maestras que alimentan estas mentes insaciables.

Dejar respuesta