El PSOE ha ganado pero ha perdido

El problema para Susana Diaz es que, entre el PSOE y otros partidos, han quitado las ganas de votar a 2.500.000 personas (un 45%) y que ha perdido más de 400.000 votos.

El PSOE gana las elecciones pero pierde posiblemente el Palacio de San Telmo.
“Culpables de ese batacazo solo lo son quienes la pusieron de nuevo como candidata  sin permitir primarias a la presidencia de Andalucía (hasta expulsaron varios militantes al presentar la candidatura) y quienes la apoyaron.

Se ha demostrado que muchos socialistas, antes de apoyar una traidora demostrada y sus malas políticas (ver datos paro, exclusión social, pobreza infantil, personas sin hogar, educación, sanidad…) han preferido abstenerse o votar nulo o en blanco.

Aún puede haber un hilo de vida para el PSOE-A… Si dimitiera Susana. Aún es posible arreglar el desaguisado y tener un gobierno socialista en Andalucía… Pero eso pasa, más que nunca por un cambio radical en la organización.

Una cara nueva que sustituya a Susana Díaz como candidata a la investidura, que se siente con Ciudadanos y Adelante Andalucía y los convenza con un programa que ha llegado ese cambio. Difícil pero no imposible… Con convencer a Ciudadanos ya pondría en un aprieto a Adelante Andalucía que presumen que nunca facilitarían un gobierno de derechas… En ese acuerdo PSOE-Ciudadanos ¿Se abstendria Adelante Andalucía?.
Si no lo logra el PSOE-A aún les queda otra opción: Que el afán de los Sres Moreno y Marín por ser presidentes impida un acuerdo de las derechas… Y que esa falta de acuerdo nos conduzca a una repetición electoral que firmarían hoy muchos socialistas.

Las discrepancias internas en PSOE-A y Adelante Andalucía les ha hecho perder votos y diputados.
El PP pese a perder votos puede decir que le ha tocado la lotería y si convencen a Juan Marin gobernarán.
Ciudadanos recoge muchos votos del PP y algunos del PSOE… Y de gente joven cansada de los viejos partidos.
VOX es la sorpresa oculta porque a pocos les gusta ser tachados de todo si critican la inmigración, el feminismo, la ley de Violencia de Género o si muestran su admiración por el rey o incluso por Franco… Pero el voto es secreto y permite “hablar” sin miedo.

Estas elecciones andaluzas deben de servir para que, a nivel estatal y en el Congreso, los partidos del gobierno progresista le hayan visto las “orejas al lobo” y sepan que convocar ahora elecciones generales anticipadas sería un tremendo error.

A la derecha solo se la puede frenar con unos Presupuestos Generales o unos Decretos que ilusionen a las personas que más lo necesitan.

Dejar respuesta