El Ifapa trabaja en nuevas herramientas de control biológico para mejorar la calidad de la producción de sandía

0

El Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (Ifapa) trabaja en nuevas herramientas de control biológico para mejorar la calidad de la producción de sandía. Investigadores del área de Protección Vegetal Sostenible de esta entidad adscrita a la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural han presentado estos últimos avances en materia de prevención y control de plagas y enfermedades en hortícolas en Cuevas del Almanzora (Almería), en el marco de una jornada que ha contado también con la participación del presidente del Ifapa, Jerónimo Pérez, y el delegado territorial de Agricultura, José Manuel Ortiz.

El presidente del Instituto, Jerónimo Pérez, ha destacado la “importancia creciente” de este cultivo, cada vez más demandado por los consumidores

Jerónimo Pérez ha destacado la “importancia creciente y la expansión” de este cultivo, cada vez más demandado por los consumidores gracias a la confianza que ha generado por su calidad y el rigor de todos los actores de la cadena, desde la producción hasta la comercialización. En este sentido, ha resaltado la labor y el trabajo que viene desarrollando el Ifapa en investigación para prevenir los efectos negativos que ciertas enfermedades puedan causar en el desarrollo del cultivo, que en la Comarca del Bajo Almanzora concentra unas 2.000 hectáreas al aire libre.

Pérez ha recordado la importancia de prevenir el daño que ácaros, insectos, nematodos, virus, hongos, bacterias, entre otros, pueden producir a los cultivos . En este sentido, la patología vegetal se erige en una “importante disciplina en la complicada ciencia de la agronomía, donde biología, tecnología e ingeniería deben ir de la mano para crear un panorama armónico en el que la base sea el control biológico de plagas y enfermedades”.

Algunos de las cuestiones que se han debatido en la jornada del Ifapa han sido la terminología empleada en relación al abanico de resistencias de las semillas a determinados patógeneos, la eliminación de plantas reservorio de virus y la rotación de cultivos. Especial incidencia se ha hecho en la transmisión de virus de contacto y en las medidas profilácticas a efectuar para reducir la infección.

Así, la investigadora Leticia Ruiz ha informado de virosis que afectan al cultivo de la sandía, haciendo especial hincapié en los virus transmitidos por mosca blanca y por contacto. Dentro del primer grupo, ha destacado el virus de las venas amarillas, de especial importancia por el daño que produce en el fruto. En cuanto al grupo de los virus que se transmiten por contacto, se ha referido al virus del mosaico verde jaspeado del pepino. Además, se ha centrado también en una nueva raza del virus del cribado, específica para el cultivo de la sandía, y las posibilidades de su control a través de patrones resistentes.

Principales enfermedades
Los profesionales Miguel de Cara y Julio Gómez han detallado, por su parte, las principales enfermedades causadas por hongos de suelo detectadas en el cultivo de la sandía en la costa de Almería, algunas de las cuales han sido eliminadas gracias a la técnica del injertado. Los esfuerzos investigadores se centran actualmente en enfermedades fúngicas causadas por Fusarium y por Phytophthora, que pueden complicar el cultivo de la sandía injertada.

Según Carmen García, otra de las ponentes de la jornada, es fundamental  identificar el agente causal de una enfermedad, realizando para ello las analíticas pertinentes; localizar el vector transmisor es necesario para, de esta forma, proceder a su control, evitando así la aparición de la enfermedad. Asimismo, ha recordado la necesidad del uso de semilla hortícola y planta con pasaporte fitosanitario, práctica realizada de forma habitual por parte de las empresas proveedoras y de nuestros productores.

Por último, María de Mar Téllez ha expuesto las principales problemáticas de plagas en cultivo de sandía y las actuales estrategias de control basadas en la utilización de enemigos naturales. En el cultivo de sandía son varios los fitoparásitos que ocasionan daños, aunque las mayores problemáticas son las asociadas a la mosca blanca, pulgones y araña roja.

Dejar respuesta