El empresario vasco Luis Olarra ha sido un ejemplo para cuantos han padecido amenazas o se han sentido inseguros con causa

0
821

“ETA: me encontraréis en Atocha”

En 1980 Juan Alcorta recibió una carta amenazante de ETA en la que le pedían 20 millones de pesetas bajo la acusación de ser un burgués. Ese 29 de abril, publicó en todos los periódicos vascos una carta abierta a ETA. Se le planteaban cuatro opciones: 1) pagar, 2) negociar con Eta, 3) marcharse de Euskadi; y la que al final decidió: 4) “no pagar, no negociar y seguir viviendo aquí, poco o mucho, no lo sé”…
#4 Eso ya lo hizo un empresario, creo que se llamaba Olarra, que con dos cojones dijo en los periódicos:

1) No voy a pagar nada a ETA.
2) Voy a seguir haciendo mi vida, yendo a los mismos bares y sitios que siempre.
3) No voy a llevar escoltas.
2) Si me pasa algo a mi o a alguien de mi familia, que sepa la ETA que he pagado a la mafia calabresa para que por cada muerto o herido de mi familia, asesinen a x familiares (no recuerdo a cuantos) de los etarras, que todos sabemos quienes son.

No hubo huevos a que nadie le tocara un pelo.

#4 –147295– 21/10/2011 18:14 *
Eso ya lo hizo un empresario, creo que se llamaba Olarra, que con dos cojones dijo en los periódicos:

1) No voy a pagar nada a ETA.
2) Voy a seguir haciendo mi vida, yendo a los mismos bares y sitios que siempre.
3) No voy a llevar escoltas.
2) Si me pasa algo a mi o a alguien de mi familia, que sepa la ETA que he pagado a la mafia calabresa para que por cada muerto o herido de mi familia, asesinen a x familiares (no recuerdo a cuantos) de los etarras, que todos sabemos quienes son.

No hubo huevos a que nadie le tocara un pelo.

Un hombre valiente

Luis Olarra (1926-1994) fue un empresario vasco, dueño de Aceros Olarra y militante de Alianza Popular. En los años en los que más aterrorizados estaban en Vascongadas las posibles víctimas de ETA, entre ellos los empresarios, Olarra, saltó a la palestra de los medios informativos con una severa advertencia a los etarras.

Luis Olarra

Fue en el programa La Clave, el mítico programa de TVE dirigido por José Luis Balbín, y en el que también participaban el ministro del Interior, Rosón, y los líderes del PCE, Carrillo, AP, Fraga, PSOE, Guerra y PNV, Arzallus, donde hizo unas impactantes declaraciones que se convirtieron en una advertencia a ETA en toda regla:

No coincido con mis compañeros, en el País Vasco nos conocemos todos, donde nos reunimos con nuestra tertulia, donde tomamos el aperitivo o la comida, donde jugamos la partida. Por eso he enviado al presidente de Batasuna-ETA, Jon Idigoras, una lista de posibles víctimas de su partido si ETA atenta contra alguno de mis trabajadores y familiares. También le he enviado copia del depósito bancario de 300 millones de pesetas que garantizan las acciones por profesionales residentes en Marsella

Las consecuencias

En realidad lo que hizo Olarra en aquel momento fue plantar cara a ETA y utilizar sus mismas armas para protegerse él mismo, a su familia y a sus empleados. La advertencia fue tan eficaz que ETA no atentó contra Olarra, su familia o sus empleados jamás.

Dejar respuesta