El Consistorio ejidense activa este fin de semana un protocolo extraordinario de seguridad y limpieza de cara a la celebración de San Juan

0
97

Policía Local y Bomberos de Poniente actuarán conjuntamente con un operativo de vigilancia para evitar la quema de restos vegetales en las zonas rurales y controlar de las moragas que se enciendan a los largo de la costa ejidense.

El dispositivo de limpieza, que se iniciará a las siete de la mañana del domingo y hasta la jornada del lunes, redoblará esfuerzos con más de una veintena de operarios y maquinaria apropiada para la retirada de escombros y recogida de restos metálicos.

Las recomendaciones básicas para esta celebración son las de no utilizar maderas con objetos cortantes, no encender fuegos en zonas no habilitadas y no dejarlos sin supervisión, no utilizar combustibles ni líquidos inflamables y, una vez terminada la fiesta, apagar las brasas y recoger la basura.

El Ayuntamiento de El Ejido pondrá en marcha a lo largo del fin de semana un protocolo extraordinario de seguridad y limpieza para garantizar que las fiestas en honor a San Juan se celebren en el mejor ambiente y sin registrar incidentes de relevancia. Para ello, se activará un dispositivo especial que implicará a Policía Local, Protección Civil, Bomberos del Poniente y a operarios del servicio de limpieza municipal en labores de prevención y actuación.

Y es que, tal y como se prevé, esta festividad, que se desarrolla en la madrugada del 23 al 24 de junio, en torno al fuego y a las viandas, registrará una gran afluencia de público al celebrase en fin de semana. Es por ello el gobierno local haya doblados esfuerzos en dos aspectos que se consideran fundamentales en esta gran cita de la convivencia como son la vigilancia y el devolver, con la máxima inmediatez posible, al litoral unas condiciones idóneas para su uso.

De esta manera, se duplicará el número de operarios con respecto a cualquier domingo de verano; es decir, más de una veintena de personas del servicio de limpieza trabajarán a marchas forzadas durante toda la jornada y hasta el lunes para recobrar el aspecto habitual de la costa. Para ello, también se ha previsto una dotación extraordinaria de maquinaria con dos bombas de agua para baldear, dos palas mixtas para recoger las cenizas y rescoldos que hayan podido quedar sobre la arena, además de varios camiones que servirán para transportas los sobrantes de madera u otros objetos abandonados. También un grupo de trabajadores, equipados con imanes, recorrerán el arenal para ir recogiendo las púas y objetos metálicos que hayan podido quedar en los restos de las fogatas.

El concejal de Obras Públicas, Mantenimiento y Servicios, José Andrés Cano, ha explicado que «volveremos a desplegar todos los medios humanos y técnicos a nuestro alcance para prestar un servicio acorde a las necesidades de esta concurrida festividad que, cada año, suma participantes y en especial este año, ya que las previsiones meteorológicas apuntan a un fin de semana con buenas temperaturas y sin rachas de viento que pueda enturbiar esta fiesta».

Para que este tradicional encuentro transcurra con total normalidad y sin registrar eventualidades significativas, desde el Consistorio, se hace a la población recomendaciones básicas que pasan por no utilizar maderas con objetos cortantes y púas, no encender fuegos en zonas no habilitadas y no dejarlo sin supervisión, no utilizar combustibles ni líquidos inflamables y una vez haya terminado la fiesta, apagar las brasas y recoger la basura. En esta misma línea, Cano Peinado ha recordado «a vecinos y agricultores que las hogueras tienen un carácter lúdico y festivo, y bajo ninguna circunstancia deben ser aprovechadas para la eliminación de restos en general y agrícolas en particular».

De esta manera, se pretende evitar la quema incontrolada de restos vegetales en las zonas rurales, aprovechando las hogueras, así como para evitar posibles riesgos ante la concentración de multitud de personas en torno a las hogueras a lo largo de toda la costa ejidense. Tal es así que se prevé un control muy exhaustivo por parte de la Policía Local en todo el litoral que, junto a los voluntarios de Protección Civil y a los Bomberos del Poniente, ejercerán una importante labor preventiva y de vigilancia. Cabe recordar que, en los últimos años, este tipo de actos incívicos se han reducido; aunque, tal y como ha explicado el responsable local, «se volverá a extremar la vigilancia para que no se repitan estas acciones negligentes que, como es sabido, suponen sanciones»

Por último, incidir en que el protocolo que se llevará a cabo en los próximos días estará adaptado a las características propias del evento, siendo su objetivo el de garantizar la máxima coordinación entre los diferentes Cuerpos, de manera que ante cualquier eventualidad se pueda intervenir con la máxima inmediatez y agilidad.

Dejar respuesta