El claustro universitario

0
111

Las elecciones a Claustro de la Universidad de Almería se celebrarán en unas semanas. Los candidatos a Rector ya están ultimando los detalles de las personas que quieren que se presenten, junto a ellos, al Claustro. El todavía Rector, el señor Rodríguez, llama a su despacho a aquellos a los que considera pueden acompañarle al Claustro; por su parte, el aspirante Posadas, va de un despacho a otro del Campus intentando convencer a sus compañeros de que es mejor administrador que el actual.

Los pretendientes a Rector, persiguen a sus compañeros a todas horas y todos los días. La pretensión de que se presenten a las elecciones a Claustro bajo el amparo de uno u otro candidato se hace asfixiante. Y lo que es peor, aquellos que se presenten con el que resulte perdedor, van a ser señalados en los próximos cuatro años como perdedores, como los que apoyaron al vencido. La travesía del desierto, creo que le llaman.

En este ambiente, uno de los candidatos ha tenido la valentía de proponer que, tras veinticinco años de Universidad, se deje de pervertir el sentido y las funciones de los señores claustrales; esto es una corriente de aire fresco y esperanzador. Posadas ha prometido que, si sale elegido, terminará con los “rehenes” del Claustro. Y esto me llena de alegría por dos razones: la primera, porque podré votar en libertad y sin coacciones; la segunda, porque cuando salga del despacho al pasillo, no me voy a encontrar a un “casualmente encontradizo” candidato esperándome para contarme lo bien que lo voy a hacer si lo acompaño a él como claustral.

ISABEL MARÍA ROMÁN SÁNCHEZ

Departamento de Economía y Empresa
Área de conocimiento: Economía Aplicada
Categoría: Profesor Titular de Universidad

Dejar respuesta