‘El Cabaret de los Hombres Perdidos’ atrae, conmueve y provoca en el Auditorio de Almería

0

Un musical diferente, trasgresor, que a la vez conmueve y hace reflexionar. Un drama salpicado de humor, con historias dentro del propio hilo conductor. Así es ‘El Cabaret de los Hombres Perdidos’, que anoche se representó en el Auditorio Maestro Padilla, dentro del ‘Otoño Cultural’ del Área de Cultura del Ayuntamiento de Almería. El ‘storytelling’ se centra en un chico que quiere ser cantante, y acaba por casualidad en un bar-salón de tatuajes, donde escenifican su sórdido futuro. En el fondo son gente que se atrevió a soñar, pero que se ha caído por el camino y no han podido levantarse.

La producción, escenografía e iluminación es redonda, con el fin común de expresar el ambiente tétrico del antro en el que suceden los acontecimientos. Pornografía, drogas y depresión castigan al protagonista, que ve pasar el tren de sus sueños, sin que pueda recuperarse ni física ni moralmente.

Un musical que rompe con el romanticismo de las obras de teatro convencionales y muestra un lado más oscuro y provocativo, que ha sido nominado en los Broadway World Spain Awards 2016 a mejor actor de reparto con Armando Pita, mejor adaptación y mejor musical.

El director Víctor Conde viene jalonado de la experiencia y éxito en The Hole 2, mientras que los actores tienen tras de sí una amplia experiencia en los musicales. Unidos interpretaron anoche una coreografía armónica adaptada a la personalidad de los protagonistas. Con música de piano en directo, estuvo especialmente brillante el protagonista, Cayetano Fernández como Dicky, tanto en el canto como en su faceta interpretativa. Le acompañaron para formar un musical redondo Armando Pita como Tatuador, Ferrán González como el transexual Lullaby, e Ignasi Vidal como Destino, el maestro de ceremonias.

La obra de teatro se desarrolló como los restaurantes con cocina a la vista: un vestidor en la parte posterior les permite cambiarse de vestuario en el propio escenario ante la mirada del público, mientras el compañero sigue el hilo conductor en primer plano. Se trata de una propuesta arriesgada, donde se fomenta la interacción con el público, y que en el Auditorio Maestro Padilla, los actores fueron despedidos con grandes aplausos.

De esta manera, el programa del Área de Cultura del Ayuntamiento de Almería sigue con su planteamiento de ofrecer propuestas para todos los gustos y edades, con la calidad como requisito imprescindible. #AlmeríaRespiraCultura.

Dejar respuesta