El Ayuntamiento se suma un año más a ‘La Hora del Planeta’ apagando la antigua Estación, el Estadio de los Juegos, San Cristóbal y Alcaldía

0
29
Mañana sábado, de 20.30 a 21.30 horas, Almería participa en esta iniciativa que supone un compromiso en la lucha contra el cambio climático.

El Ayuntamiento de Almería se suma mañana sábado, 30 de marzo, a la duodécima      edición de la   Hora del Planeta, en la que pueblos, ciudades, empresas, organizaciones y       ciudadanos de todo el mundo apagarán la luz, de las 20.30 a las 21.30 horas, para         mostrar su compromiso en la lucha contra el cambio climático.

Mañana sábado, de 20.30 a 21.30 horas, Almería participa en esta iniciativa que supone un compromiso en la lucha contra el cambio climático.

El Monumento al Sagrado Corazón en el Cerro de San Cristóbal, la antigua Estación de   Renfe, las torretas del Estadio de los Juegos Mediterráneos y el edificio del Preventorio,         actual sede de Alcaldía permanecerán apagados durante una hora como gesto simbólico         para “para demostrar el apoyo global a la acción contra el cambio climático y en favor de      la naturaleza”.

 

La concejala de Fomento, Ana Martínez Labella, invita a los almerienses a sumarse     también a esta iniciativa de la organización internacional World Wide Fund for Nature           (WWF) con la que se pretende volver a movilizar a más de 7.000 ciudades del mundo bajo el lema ‘Apaga por la Naturaleza en la Hora del Planeta’, con el que WWF ha          promovido acciones directas para luchar contra el cambio climático y desarrollar   iniciativas de conservación más allá de la acción climática.

 

Y así, la Hora del Planeta se ha convertido en una oportunidad única en defensa del   Planeta, promoviendo estilos de vida sostenible, fomentando el desarrollo     renovable,conservando nuestros bosques, mares y recursos naturales o luchando contra          la pérdida de biodiversidad.

 

Desde el Ayuntamiento de Almería se participa con gestos simbólicos, pero también con acciones reales y desde hace años “llevamos años trabajando en este tema, lo que nos ha permitido evitar la emisión cada año de más de 4.000 toneladas de CO2 a la atmósfera y ahorrar a las arcas municipales alrededor de un millón de euros anuales”, explica Martínez Labella.

 

Entre las medidas que se han tomado figuran la instalación de reguladores de flujo luminoso, el aprovechamiento de la luz exterior, las colocación de leds, la regulación de horarios en el suministro energético en centros vecinales, escuelas, inmuebles municipales, instalaciones deportivas, riegos, etc…, a fin de no consumir energía en horario de inactividad, y, por supuesto, un buen mantenimiento de las instalaciones municipales.

Dejar respuesta