El alcalde de El Ejido pide a la Junta que ponga fecha de finalización al nuevo colegio de Almerimar y planifique ya el IES

0

Para Francisco Góngora  “la solución al problema de plazas educativas no puede seguir siendo la instalación de aulas prefabricadas y la reducción de zonas comunes a los alumnos”

El regidor exige “una planificación urgente” a la Consejería  con “obras de ampliación, modernización y mejoras en los centros que pongan fin al grave déficit de infraestructuras educativas que sufre El Ejido”

Reclama “celeridad” a las obras del CEIP Miguel Servet de Balerma para que entre en funcionamiento en el curso 2019-2020 y una reforma integral inmediata en el CEIP Solymar de Matagorda

El Ayuntamiento ha puesto ya a disposición de la Delegación de Educación los terrenos para la construcción de los Institutos de Secundaria y Ejido Sur

Manifestación celebrada en noviembre de 2016

A escasas semanas de que se inicie el curso escolar 2019/2020 y ante la preocupación existente entre los padres y madres del municipio por la falta de respuesta a los problemas de capacidad, mejoras y déficit de infraestructuras que sufren los centros educativos, el alcalde, Francisco Góngora, ha vuelto a reiterar la necesidad de “impulsar un Plan de Choque por la Educación específico para El Ejido que, con partida presupuestaria propia y un calendario de actuaciones programadas, dé respuesta sin más dilación a todas y cada una de las necesidades y reivindicaciones históricas que tiene la comunidad educativa ejidense”.

Es por ello que Góngora ha pedido a la Junta de Andalucía “más seriedad y celeridad” a la hora de abordar su política educativa, ya que “la solución al problema de plazas educativas no puede seguir siendo la instalación de aulas prefabricadas y la reducción de zonas comunes a los alumnos, como es el caso del núcleo de población de Almerimar”.

Para Góngora, “es realmente triste comprobar, un año más, cómo estos escolares son los verdaderos perjudicados por las carencias de organización, la falta de sentido que se debe de tener para priorizar actuaciones y, lo más grave, la poca ejecución presupuestaria que arroja la Consejería en materia de obras e inversiones en toda la comunidad autónoma y que, evidentemente, afecta de forma muy directa a nuestro municipio”. De ahí que “sigan sin definirse aquellos proyectos que eran los más urgentes”. Además, se trataba, a su juicio, de “proyectar medidas a corto, medio y largo plazo para erradicar problemas de ratio, falta de profesorado y déficit de infraestructuras, tal y como le hemos pedido desde el equipo de gobierno y la propias AMPAS del municipio”.

Es por ello que el alcalde de El Ejido haya querido pedir a la Junta de Andalucía que “no siga dilatando los problemas y que ponga  fecha de finalización a las obras del nuevo colegio de Almerimar”. Los vecinos de este núcleo de población “no pueden esperar más, necesitan una respuesta que vaya más allá de inicio de obras, ya que son muchos meses de demora de un proyecto que es fundamental para el futuro de sus hijos”. Por tanto, “lo que queremos es que se diga cuando va a estar en funcionamiento, al cien por cien, este nuevo colegio”.

De otra parte, el alcalde ha vuelto a recordar “la urgencia” de dotar a Almerimar de un Instituto de Enseñanzas Secundarias y que “el Ayuntamiento de El Ejido ha procedido ya a la cesión de una parcela municipal a la Delegación de Educación de Almería, cuyas características y localización son idóneas para la construcción de este centro, tal y como podrán apreciar en la documentación remitida por escrito por parte de las áreas de Educación y Urbanismo”. Asimismo, Góngora, también, ha apuntado a otra bolsa de suelo cedida para ejecutar un nuevo centro en la zona de Ejido Sur”. Una superficie que, con 8.696 metros cuadrados, cuenta con las características idóneas para poder edificar un colegio tipo C2 que venga a descongestionar la masificación de todos los centros”.

Urge la reforma al Solymar

Lo que está claro para el alcalde es que “existe una gran desigualdad en materia educativa, ya que nos encontramos con centros que han sido remodelados que, aunque en minoría, se contraponen con la mayoría de los colegios que precisan de actuaciones considerables y urgentes de ampliación, en materia de accesibilidad, salidas de emergencia, dotación de comedores o reposición de las pistas deportivas. A ello, se suman casos tan fragrantes como el CEIP Solymar que, tras 47 años de antigüedad, requiere sin más demoras de una reforma integral”.

De hecho, según Góngora, este último centro “es un claro ejemplo de lo que no se debe hacer en cuanto a la planificación educativa” y ha culpado a la Junta de Andalucía de “su falta de compromiso con un colegio que no admite más reparaciones ni trabajos de mantenimiento porque muchos de sus estructuras, equipamientos o materiales han agotado ya su vida útil por lo que sólo cabe sustitución”. A este respecto, el regidor ha explicado que “el Ayuntamiento, que invierte una media de casi 18.000 euros al año por colegio en mantenimiento, ha llegado a duplicar en el CEIP Solymar este gasto al superar los 37.000 euros sólo en 2017”.

En esta misma línea resulta “fundamental” la ampliación del IES Francisco Montoya, los trabajos de reforma y modernización en los centros educativos Jesús de Perceval, CEIP Punta Entinas, CEIP Santa María Águila y CEIP San Agustín. Y es que muchos de ellos cuentan con instalaciones y dependencias completamente obsoletas, ya que la mayoría de ellos no han contemplado reformas importantes desde su construcción. Y es que “queda mucho por hacer para atender las necesidades de los más de 17.000 alumnos que tiene el municipio de El Ejido y sus 52 centros que deben de bajar los altos niveles de ratio que soportan con 28 alumnos por aula”, concluye Góngora.

 

Dejar respuesta